Cargando...
Don "Cairo" Rodríguez.

Agro > EMPRENDEDORES

“Era peón de otro y hoy soy peón, pero para mí”, la historia de un arrocero del Cebollatí

Hace 25 años “Cairo” aprovechó un empujoncito, pasó de peón a productor, con mucho esfuerzo superó crisis, pudo comprar sus fierros y hoy es uno de los 480 arroceros que hay en el país

Tiempo de lectura: -'

22 de octubre de 2022 a las 05:00

Hay varios, pero si hay que elegir a un productor como ejemplo del espíritu emprendedor que caracteriza a los arroceros, Luis “Cairo” Rodríguez Baubeta es un nombre que sus colegas mencionan de inmediato.

No solo tiene 69 años y sigue trabajando en las chacras, también su historia destaca porque –con base en mil sacrificios– arrancó de peón y hoy es productor, tras aprovechar tres apoyos vitales: el de la familia, un empujoncito que le dio su último patrón y el respaldo de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA). 

Dijo, en la charla que sostuvo con El Observador, que arrancó “como un obrero”. Cuando tenía 12 años falleció su padre. “Tengo solo escuela primaria y siempre trabajé, primero en un tambo en Lascano con la familia de mi padre y después fui a una estancia para ser peón”, agregó.

El contacto con el arroz lo tuvo por primera vez en esa estancia. Allí llegó a capataz, era encargado de lo ganadero y lo pasaron de encargado de las dos cosas, sumando el arroz. Ahí fue que aprendió.

"Cairo", su señora y su hijo en el arrozal.

Las primeras 25 hectáreas

Su primera plantación, unas 25 hectáreas, la hizo en 1996 "con muchas dudas, una emoción tremenda y una enorme esperanza", señaló.

No tiene campo. Todo lo planta en chacras que arrienda. Este año la idea es sembrar 120 hectáreas (le queda completar un 30%). Venía haciendo de 180 a 200, pero debió achicar, de modo que algunos de los campos en los que se hizo arroz en muchos ejercicios descansen.

“Estoy Cebollatí, en la costa de la laguna, en la 91, es una zona que fue muy plantada”, indicó. “Hay que rotar, sino el arroz consume todo lo que es potasio y fósforo y hay que invertir más y se encarece, no podes darle de corrido y corrido a los campos, hay que hacer pasturas y combinar con ganadería”. Por eso tiene vacas de cría y vende los terneros.

La vez que plantó más fue en 2019, llegó a 220 hectáreas.

Blanca, "Cairo" y uno de los tractores que pudieron adquirir con mucho esfuerzo.

Este año la siembra avanza en fecha óptima. Se arrancó con la tierra muy seca, ahora llovió un poco y eso ayudará a que los nacimientos de las plantas sean mejores que los del año pasado y para que la siembra que falta se haga con buena humedad. Algo que no juega a favor es el frío de esta primavera. Lo que quiere Cairo es evitar tener que regar, porque citó que eso “quita bolsas”, aludiendo a un incremento en los costos.

En aquel 1996 arrancó con lo justo, por ejemplo “sin fierros” y debió contratar maquinaria. Pasó el tiempo y cuidando cada peso pudo invertir y tiene dos tractores chicos, una sembradora pequeña y para cosechar tiene una máquina, vieja y pequeña, así que necesita alquilar otra. El resto de las herramientas, como carretas, taiperas y otras, son suyas.

“Sigo siendo lo que se dice un productor de a pie, chico, un productor familiar, tengo un obrero, alcanzo a dos en cosecha y para lo demás somos la patrona –Blanca García– y yo”, mencionó.

Tiene dos hijos. La hija, en un tratamiento médico, no puede trabajar. El varón estudió, se recibió de maestro, este año concursó y es director de una escuela en Lascano.

Los "fierros" del productor, en su campo en la zona de Cebollatí.

El gasoil a US$ 0,35 el litro

“Pasamos años muy difíciles, bravos. En aquella época plantábamos con el gasoil a US$ 0,35 por litro, hoy está golpeando los US$ 1,50, pero antes se usaba mucho más gasoil que hoy, ahora mejoraron las herramientas y está el glifosato para preparar las tierras”, señaló.

Mencionó que antes sacaban 120 o 130 bolsas (de 50 kilos) de rendimiento por hectárea, pero todo evolucionó, la genética vegetal por ejemplo, “hoy se sacan muchas bolsas más, pero también subieron mucho los costos, fijate que hoy precisamos de 180 a 190 bolsas para cubrir los costos”.

Sobre a quiénes le agradece lo que ha logrado, primero mencionó a la familia y luego recordó el empujoncito que le dieron en la estancia donde trabajaba de peón, porque lo vincularon con el molino con el cual sigue trabajando hasta ahora, la firma Coopar.

“En la ganadería trabajo con el Banco República, pero en el arroz siempre fui financiado por el molino y el vínculo para eso me lo dio aquella gente”, reconoció.

Hoy, añadió, “soy un productor medianero por agua, al no tener una toma propia Coopar me da el agua para el cultivo y yo me comprometo a venderle la producción; cuando arranqué en el 96 y hasta el 2000 largo se pagaban 19 bolsas por el agua, hoy pagamos 23 bolsas por el costo del riego”.

Blanca, la señora de "Cairo", trabajando con uno de los tractores.

En el gobierno de Batlle

También agradeció a la ACA. “Para el productor el apoyo de la ACA es tremendo, siempre recuerdo que en el gobierno de Jorge Batlle si no fuese por la ACA y por el ministro de la época que era Jorge Aguirrezabala muchos de nosotros, una pila de productores, hubiéramos quedado por el camino, entre ellos crearon el primer fondo arrocero que nos permitió aguantar, liquidábamos la bolsa a US$ 5,25 y era imposible con esa crisis seguir, pero crearon eso, después cambió el mercado y salimos a flote”.

“Por eso estoy convencido y dijo que ojalá siempre exista la ACA, sin la ACA el productor estaría desprotegido”, afirmó.

No es fácil ser productor en Uruguay y menos arrocero: “Todo productor, chico como pero también el grande, siempre tiene incertidumbre, en esto jugamos a la lotería, porque debe ser la única producción donde ahora estamos plantando y hasta febrero no vamos a saber el precio definitivo por el arroz de la cosecha pasada, el arroz que ya entregamos. Tenemos un precio provisorio de US$ 11,45 por bolsa, pero ya hubo otras veces que llegó el 28 de febrero y cuando se fijó el precio definitivo fue menor, recuerdo que pasó dos veces que el precio reculó, una vez estaba en US$ 17 y lo trajeron a US$ 16 y cuando en 2007/2008 estaba a US$ 7 y algo y terminó en US$ 6,20 y algo”.

“De repente estás ahí al día, o antes de empezar a cosechar la agrandaste a la deuda y entonces una diferencia de 10 o 20 centavos que puede sonar poco para muchos en el arroz es mucha plata, eso es mucha plata para uno”, detalló.

Cairo mostró cierta molestia cuando habló del precio del arroz. Va a la góndola de un supermercado y ve la bolsa de un kilo a $ 50, $ 60 o $ 70, “cuando con el precio provisorio de US$ 10,20 recibíamos $ 8 por el kilo y no es un tema en la industria porque el costo industrial es una cosa que se maneja bastante bien, el tema está después, los impuestos, no sé donde está el desfasaje que hace que los que producimos la materia prima estemos en el horno”.

“El arroz, nunca me lo había imaginado de chico, al final lo fue todo en mi vida, fue una herramienta para mejorar la familia, porque era peón de otro y hoy soy peón, pero para mí”, expresó.

"Cairo" con su hija y su esposa.

El alimento más barato 

En la casa de Cairo, el arroz es un componente importante en las comidas. “Nos gusta mucho”, admitió. Es, además, “muy económico” y un buen complemento en toda comida.

Tras decir eso, mostró su pesar por una realidad: “Es insólito que en estos dos años de pandemia, con todo lo que se valorizaron los alimentos, porque subieron los precios de todos los granos un disparate, el arroz no y eso que es el alimento más barato”.

Añadió que “estamos con un precio US$ 0,50 menor por bolsa al del año pasado, cuando liquidamos US$ 12,30, cuando hoy tenemos costos mucho más altos por el petróleo, por los fertilizantes, porque todo nos subió”.

La producción de arroz de "Cairo" Rodríguez.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...