Nacional > incidentes en el básquetbol

Estaba todo pronto, pero apareció Salle y se dilató la sentencia

Una nueva audiencia será realizada este viernes

Tiempo de lectura: -'

12 de abril de 2018 a las 21:33

Los dos hinchas de Nacional que atacaron la sede de Welcome tras el partido disputado entre los clubes por los playoffs del básquetbol uruguayo seguirán detenidos pero aún sin condena.

Fabricio Gabriel Picardi Guzmán de 31 años y Rodrigo Andrés Britos Peña de 33 años, ambos con un antecedente penal referido al deporte, están acusados como autor y coautor de daño especialmente agravado.

El primero, quien según explicó el fiscal admitió haber cobrado una remuneración por ser seguridad en la barra del club tiene un antecedente por receptación, por tener en su casa banderas robadas de Peñarol.

Britos, por su parte, posee un antecedente por tenencia de arma de fuego en un partido disputado en el Gran Parque Central.

El fiscal Carlos Negro había llegado a un acuerdo con los abogados para presentar el recurso de abreviación del caso –es decir, reducir la pena y realizar la sentencia- en la audiencia de formalización que se desarrolló este jueves en la tarde.

Sin embargo, a minutos de comenzar la audiencia, y ya con ambos abogados dialogando sobre lo que pasaría en el pasillo del cuarto piso del edifico de Juan Carlos Gómez, apareció un tercer abogado.

El doctor Gustavo Salle Lorier se presentó y les explicó que había sido contratado para suplantar a la abogada de Picardi.

Ya en la audiencia, el nuevo abogado explicó que no aceptaba la abreviación para el caso de su indagado y que interponía un recurso de inconstitucionalidad contra el nuevo Código de Proceso Penal.

Este recurso se debe presentar por escrito, pero la jueza María Noel Odriozola aceptó concederle una prórroga de 24 horas para que pudiera presentarlo de forma escrita, teniendo en cuenta que el abogado había tomado el caso hacía minutos.

El fiscal catalogó de "dilatorio" el pedido del abogado y luego lo consideró una "chicana procesal", dado que siempre interpone el mismo recurso.

Esto molestó al abogado que aprovechó, a su vez, para criticar al nuevo Código de Proceso Penal, porque la jueza debe resolver la audiencia de formalización sin ver una sola prueba y basándose en las argumentaciones de las partes.

"En este momento usted podría estar coartando la libertad de mi cliente sin haber visto una sola prueba, como impone la Constitución de la República", dijo Salle.

La jueza resolvió aceptar el recurso de la defensa y el abogado de Britos, Sebastián Puppo, pidió para adherir a su cliente a la prórroga.

La audiencia será este viernes a la hora 17.30 en la misma sede. Mientras tanto, los indagados seguirán detenidos.

En la noche del 5 de abril, Picardi y Britos esperaron afuera del Palacio Peñarol durante el partido entre Welcome y Nacional, dado que pertenecen a la lista negra de fútbol y básquetbol y no pueden ingresar a escenarios deportivos.

Una vez terminado el encuentro, acompañaron a la hinchada tricolor unas cuadras para luego partir hacia una zona cercana a la cancha de Welcome para comer pizzas.

Una vez en la puerta del club, comenzaron a discutir con parciales de Wanderers, luego entraron al hall del club y agredieron a los hinchas, que, según el fiscal, eran unos ocho y no opusieron resistencia.

Un video tomado por las cámaras del club confirma además que antes de partir rompieron los vidrios de la puerta de entrada. Todavís no fueron identificados los parciales de Welcome que fueron víctimas del hecho.

Comentarios