Nacional > ACTO EN LA RAMBLA

FA puso el broche final a su campaña con un ojo en el pasado y otro en la región

El Frente Amplio cerró su campaña con un acto multitudinario en la rambla de Montevideo

Tiempo de lectura: -'

24 de octubre de 2019 a las 05:02

Una pasarela de rostros exultantes, flashes de celulares y aplausos une la carpa de nylon con los andamios del escenario que se eleva desde el pasto. Mira a cada costado y ve caras conocidas. Ve a su esposa Laura Motta, ve a sus hijas y yernos, ve a sus asesores más cercanos, ve al chofer que lo paseó por todo el Uruguay, ve las cámaras que le anuncian que llegó el momento de subir. 

En un repiqueteo corto, Daniel Martínez enfila hacia arriba chocando las manos de todo aquel que se cruza en el camino y una vez arriba del escenario ve el centenar de miles de frenteamplistas que se acercaron a Punta Carretas para la última demostración de fuerzas antes de las elecciones del próximo domingo. 

El “pelado, pelado” del público le arranca unas lágrimas y le empaña los lentes recién estrenados. Cuando se recompone de la emoción se larga a dar su arenga final, a cuatro días de la parada más desafiante para el Frente Amplio (FA) desde que llegó al poder. 

La campaña del oficialismo se cimentó sobre la base de comparaciones. A lo largo de los últimos meses, Martínez insistió en la división entre “conservadores y progresistas”, entre gobiernos con o sin “sensibilidad humana”, entre aquellos que entienden o no “para dónde va al mundo”, entre políticos que piensan “en el pueblo” y quienes se rodean con “los poderosos”, entre los hombres y mujeres que celebraron la victoria de Mauricio Macri en Argentina y los que siempre se opusieron al “neoliberalismo”.

El acto de este miércoles en la rambla de Montevideo las tuvo todas.

Ante una audiencia fervorosa que celebró cada una de sus ironías y burlas, el exintendente de Montevideo machacó con el peligro de una coalición opositora. “El único aliado que hoy tiene seguro el Partido Nacional es Cabildo Abierto”, dijo para silbidos del público y explicitó que durante la campaña se dedicó, por un lado, a “comparar” los logros del FA con los de los gobiernos anteriores y, por otro, a “proponer” medidas para el futuro. 

Pero fue en la comparación y en la apelación a la “memoria” donde Martínez encontró mejores resultados en estos meses que precedieron a la elección. Ya sea cuestionando las políticas de los gobiernos previos al 2005 o nombrando los casos regionales de Argentina, Brasil o –desde la última semana– Chile, el candidato oficialista expresó a lo largo y ancho del país que sólo el FA ofrece las “certezas de un mejor futuro”.

“Hay que ganar porque si no se pierde el futuro”, gritó este miércoles como último pedido a la ciudadanía. 

También cayó en los conocidos golpes a las propuestas y actitudes de la oposición, antes de decir que desde ese lado “sólo se dedican a criticar”. “Nosotros a proponer”, insistió Martínez, que jugó también con el latiguillo “hechos, no palabras”, aquel que apareció por primera vez en el debate del 1º de octubre y que desde entonces ha sido eje de sus discursos. 

Al igual que en la gira por el interior, cada vez que Martínez decía el eslogan, en la pantalla también lo acompañaba la frase, levantando la risa cómplice de los espectadores. 

A partir del debate, Martínez endureció sus cuestionamientos a Lacalle y concentró en él todos los cuestionamientos al eventual gobierno de alternancia. Pero en los últimos días, además, comenzó a tirar guiños a los no frenteamplistas que podrían votarlo en el balotaje. 

Esos mensajes no estuvieron ausentes en la noche del cierre. “Que los ciudadanos honestos puedan acompañar este proyecto de futuro”.

Villar y la reivindicación del FA

La candidata a vicepresidenta, Graciela Villar, antecedió a Martínez en la oratoria. La exedila de Montevideo subió al escenario con un pañuelo del No a la reforma, así como con la bandera de la coalición de izquierdas anudada a la muñeca. Después de arengar varios segundos a los militantes –mientras sonaba el jingle del FA–, Villar se dirigió al público y destacó los logros del gobierno del FA. No faltó la mención y el apoyo al presidente Tabaré Vázquez, a quien la fórmula visitó este lunes en la Torre Ejecutiva.

"Fue de su mano que en este país se alumbró la primavera progresista en 2005. Y porque, sin lugar a dudas, todo lo conseguido a fuerza de trabajo, esfuerzos y debates hoy es patrimonio de todos los uruguayos. Por eso, reivindicamos nuestra historia. No sólo la reciente, sino también la fundacional", señaló la candidata a vicepresidenta. 

Además, se refirió a los índices de pobreza que el gobierno de Vázquez recibió en 2005 y el que deja ahora el FA después de 15 años de mandato. "Ese 8% (de pobreza actual) nos sigue doliendo brutalmente (...) Ahí va a estar para nosotros la bandera que ilumine el combate la pobreza. Nadie decide ser pobre, es el mercado y las condiciones las que lo expulsan", aseguró.

Villar también aludió a la región y afirmó que lo que sucede tiene que ser un "elemento de reflexión". "Ustedes (los militantes) son los que nosotros necesitamos para hablar y dialogar con la sociedad. Por eso, trayendo a (Joan Manuel) Serrat conmigo, todo está listo ya: 'el agua, el sol y el barro. Pero si faltan ustedes, no habrá milagro'. ¡Hasta la victoria, siempre. Hasta la victoria!", concluyó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...