Cargando...
Con Nelson, un amigo que le dejaron sus tiempos de feriante

Fútbol > EL TAPADO DE LA FECHA

Facundo Batista, el goleador curtido por el sacrificio de la feria

Se crió a una cuadra de Jardines, trabajó en la feria de Piedras Blancas, su padre lleva a Danubio tatuado en la piel, pero Facundo se formó en Defensor Sporting y tras llegar a Primera en el extranjero guía con sus goles a Deportivo Maldonado hacia la salvación con la Sudamericana como un sueño

Tiempo de lectura: -'

09 de febrero de 2021 a las 05:03

Sudamericano sub 20 de Chile 2019. El entrenador Fabián Coito apuesta para conformar el ataque con un 9 de área procedente de Chiasso, de la segunda división de Suiza, llamado Facundo Batista. Erra un gol ante Argentina. Tira por encima del travesaño un penal contra Paraguay. En las redes sociales, las críticas son despiadadas. El entrenador ya había sido cuestionado por no convocar a Thiago Vecino, campeón de la Libertadores sub 20 de 2018 con Nacional. 

El botija, de apenas 19 años, mira a su alrededor y ve que a varios de sus compañeros les afectan las críticas. Pero él hace oídos sordos. Intenta mejorar en cada entrenamiento, en cada partido. Pero sus familiares no se aguantan. Padres, hermano, tíos, primos. Todos salen a contestar en su defensa. Hasta que el futbolista los junta y los encara con una orden disfrazada de refrán: A palabras necias, oídos sordos. 

Contra Vitor de Brasil en el Sudamericano sub 20 de 2019

"Les pedí que no contestaran más porque se formaba un círculo vicioso que no terminaba más. Los comentarios negativos que me llegan los elimino y no les presto atención porque no hay que contestarlos", cuenta a Referí

Hoy, a los 22 años, Facundo Batista ocupa el quinto lugar en la tabla de goleadores del Campeonato Uruguayo 2020: suma nueve tantos en Deportivo Maldonado y junto con Maximiliano Cantera conforma una dupla ofensiva peligrosa y potente que combina a la perfección las variables de técnica y fuerza. 

Batista recuerda a la perfección aquel Sudamericano en que se dio a conocer para el público. "Fue un torneo raro para mí. Fabián me pidió darle una mano en los primeros partidos como volante externo por derecha y le dije que por supuesto que sí, pero no estuve a la altura, llevaba mucho tiempo sin jugar en esa posición". Después anotó un gol contra Ecuador en la ronda final para un triunfo por 1-0. Los ecuatorianos terminaron campeones. 

Gol a Ecuador con la sub 20

La vida de Batista siguió fuera del país. En la Serie B de Brasil en Ponte Preta. En el ascenso de Portugal en Academico Viseu. Hasta que no aguantó más de extrañar a sus afectos y decidió volver a Uruguay para recomenzar su carrera. 

"La gente no tiene idea el esfuerzo que hay atrás de un futbolista. Lo que cuesta llegar, lo que cuesta mantenerse. La historia que traemos atrás. Los problemas que nos llevamos a casa cuando salimos de la cancha. ¿Viste esa frase que se escuchó tanto en los últimos días, que no somos robots? Es así, no somos robots". 

De estas cuestiones habla una vez por semana con su psicólogo Juan Lozano a quien conoció en las formativas de Defensor Sporting. 

De Danubio a Defensor Sporting 

La historia de Batista es muy particular. Se crió a una cuadra del estadio Jardines del Hipódromo María Mincheff de Lazaroff. Es hijo de Diego y Natalia, feriantes de toda la vida, y hermano de Luciano quien jugó en la Cuarta de Gimnasia y Esgrima La Plata hasta la pandemia de coronavirus y que recientemente se sumó a la Tercera de Peñarol. 

A Nacional le anotó en el Gran Parque Central

"Hice toda la escuelita en Danubio y también hice baby en el Siete Estrellas. Pero un día discutí con un entrenador de Danubio y decidí irme. El Profe Santos me invitó ir a la escuelita de Defensor Sporting y de ahí no me quise ir más", recuerda. Sus padres lo respaldaron. "Y mirá que mi padre tiene el escudo de Danubio tatuado, la familia es hincha de toda la vida del club". 

Los primeros años fueron cuesta arriba en las formativas violetas. Batista jugaba como enganche y moría con el estilo de juego de Ronaldinho. Hasta que un buen día lo encaró el técnico Román Silva: "Tenés que cambiar, mirá que ya nadie juega con enganche". Lejos de abrumarse el gurí asimiló el consejo y se preparó para el cambio: "Yo no trancaba, no chocaba ni marcaba". Y en la sub 16 hizo un clic. José Chileli lo puso de volante externo y metió 20 goles en 12 partidos. "A vos te gusta el arco, tenés que jugar arriba". Y así surgió el Batista centrodelantero.

Gol a Peñarol en el Campeón del Siglo

El tiempo en las prácticas lo combinó con el trabajo en la feria. Primero ayudando a sus padres y luego montando sus propios puestos en Piedras Blancas y en la feria de Los Piojos. "Vendíamos ropa y calzado. Yo hice de todos para rebuscármelas para juntar unos mangos, hasta vendí celulares. Cuando me fui a jugar a Suiza hice que mi padres dejaran la feria. Fueron años y años de esfuerzo y es como intentar devolverles todo lo que me han dado", dice el delantero. 

Con Nelson, un amigo que le dejaron sus tiempos de feriante

Batista hizo 88 goles en las formativas de Defensor Sporting y 30 con las selecciones sub 18 y sub 20 de Uruguay en torneos y partidos amistosos. 

Eduardo Acevedo lo sumó a hacer pretemporada con el primer equipo violeta pero con el tiempo quedó rehén del conflicto que tuvo Defensor Sporting con su empresario Pablo Bentancur por la salida de Gonzalo Carneiro a principios de 2018. A Batista se le terminaba el contrato con el club también el 30 de junio de ese año y su empresario no quiso renovarlo. El club lo sentó en el banco los últimos seis meses de su vínculo. 

El que lo sostuvo en la selección fue Fabián Coito a pesar de la inactividad en su equipo. Sin embargo, necesitaba jugar los seis meses previos al Sudamericano sub 20 de Chile. "Mi representante me dijo que me iba a llevar a San Pablo, me entrevisté con Diego Lugano y hasta firmé un precontrato. Pasó el tiempo y no supe más nada, no me contestaba más los mensajes. Hasta que mi padre lo llamó para saber qué iba a pasar con mi futuro. Le dijo que lo de San Pablo se había caído y me llevó a Chiasso de Suiza, fue muy raro, me costó adaptarme; otro fútbol, otra cultura". 

La trayectoria
Formativas de Defensor Sporting.
Chiasso de la segunda división de Suiza, segundo semestre de 2018: 2 goles en 11 partidos.
Ponte Preta de la Serie B de Brasil, primer semestre de 2019: 4 partidos.
Académico Viseu de la segunda división de Portugal, segundo semestre de 2019: 6 partidos, un gol.
Deportivo Maldonado: desde comienzo de 2020: 9 goles en 23 partidos.
 

Sin embargo, cumplió el objetivo de llegar con el rodaje necesario para disputar el Sudamericano sub 20. Tras la caída del pase a San Pablo y la inesperada llegada a Chiasso rompió relaciones con Bentancur y se vinculó con el argentino Marcelo Simonian.

"Me equivoqué al irme a Ponte Preta. Hasta el día de hoy me deben plata", confiesa. Estuvo un mes y medio para que le llegara el transfer para poder jugar. Perdió tiempo y rodaje por lo que Gustavo Ferreyra no lo convocó para el Mundial de Polonia: "Era una decisión que esperaba por el tiempo que estuve parado, así que no fue una experiencia dolorosa. Ahora tengo como objetivo poder llegar a la selección mayor".  

En 2019, en Ponte Preta

Sus comienzos en Deportivo Maldonado, antes del parate de marzo de 2020 que generó la pandemia, también fueron complicados. En la segunda fecha, contra Liverpool en Belvedere, el lateral Ernesto Goñi le atajó un penal como golero improvisado. Y para colmo, terminó expulsado. 

Pero con la vuelta al fútbol, el centrodelantero de 1,83 metros se destapó y ya suma nueve goles en la temporada. El primero fue contra Cerro en la 12ª fecha del Apertura. "El partido anterior contra Fénix no había jugado y Francisco (Paladino) me dio la posibilidad de ser titular. Cuando hice el gol me di cuenta que esa posibilidad tenía que aprovecharla al máximo para el futuro".  

Batista lleva 9 goles en la temporada

Ahora sus referentes son Luis Suárez y Edinson Cavani. También el Pipa Benedetto. Batista sabe jugar de espaldas al arco, fija a los centrales rivales impidiéndoles que adelanten la línea, se tira a los costados y tiene capacidad técnica para jugar uno contra uno y asistir. Es buen definidor, sabe usar a su favor su potencia física y se complementa muy bien con Maxi Cantera en el ataque del equipo de Francisco Paladino: "Con Maxi estuvimos viviendo siete meses juntos, nos conocemos de memoria y eso lo llevamos a la cancha". 

"Algo que disfruto hacer es marcar y bajar a ayudar a mis compañeros. Me gusta mucho correr, el profe me dice que soy el delantero con más sacrificio en el fútbol uruguayo". 

Contra Santiago Carrera de Danubio

"El campeonato es irregular, es muy parejo y Deportivo Maldonado tiene como objetivo primordial salvarse del descenso, pero también está latente la posibilidad de clasificar a una copa internacional lo que sería un orgullo por hacer historia en el club", afirma. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...