Cargando...
Su hija de ocho años estaba en la casa cuando el hombre le pegaba a su pareja

Nacional > Judiciales

Femicidio en Sayago: investigan dos llamadas al 911 y una denuncia previa contra el homicida

El homicida y la víctima ya habían declarado antes en la policía, por discusiones en la pareja

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2021 a las 05:04

El feriante de 43 años se fue de su casa ubicada en el barrio Sayago (Montevideo) para consumir cocaína. Regresó cerca de las dos de la mañana y empezó a discutir con su pareja, una abogada de 29. Esto ocurrió el pasado viernes, dos días antes del femicidio de la mujer, según información a la que accedió El Observador.

Esa noche el hombre llamó al 911 para denunciar violencia doméstica contra su pareja, a quién 48 horas después mató a puñaladas. En su versión ante la policía ese día, dijo que su pareja fue agresiva, que gritó y rompió cosas. Ella, en tanto, declaró que se alteró porque el hombre entraba y salía de la casa "a cualquier hora" y no sabía si cerraba bien las puertas, teniendo en cuenta que su hija se asustaba, además, con los gritos que había durante las peleas entre ellos.

En ese momento ninguno de ellos presentaba lesiones, tampoco había daños en la casa. 

Sobre las 13.30 horas del sábado pasado el hombre volvió a llamar al 911. La policía llegó a la casa y vio que se encontraba abierta. La pareja estaba dentro de su vehículo. En ese momento, la mujer declaró que "solo fue una discusión de pareja" y no presentaba lesiones.

El hombre, en tanto, manifestó que discutió con su pareja y por eso subió a la camioneta, para retirarse del lugar, pero que ella subió también y la discusión siguió allí dentro. Según su versión de ese momento, iban a trasladarse a la seccional para denunciar la situación, pero dijo que cuando llegó a la puerta y se arrepintió. Entonces, ambos se volvieron a la casa. Aseguraron que no fue la primera vez que discutían, pero que no hubo agresión física. 

Durante estas denuncias, una de las personas que declaró fue un familiar del ahora imputado, quien manifestó que las discusiones se daban "cuando él consumía estupefacientes", según se desprende de los partes policiales en poder de la Justicia a los que accedió El Observador. 

Ese mismo sábado, la pareja discutió nuevamente en la noche. Esta vez la discusión terminó cuando el hombre apuñaló a su pareja. Fue en la casa en la que ambos vivían con su hija, una niña de ocho años, quien estaba presente en el momento de la agresión. La mujer se encontraba herida, pero caminó hasta un local donde se estaba su cuñado. Ese familiar la subió a su vehículo y la trasladó a un centro médico. El agresor, se fugó en una camioneta. Además, según supo El Observador, un testigo presenció cómo el imputado golpeaba a la víctima. 

La mujer murió sobre las 3 de la madrugada el domingo pasado, mientras que tiempo antes su pareja se había reunido con un amigo y cuando regresó a su casa fue detenido por la policía, después de amenazar con suicidarse con una cuchilla.

La Justicia imputó al hombre con prisión preventiva por 180 días por haber asesinado a su pareja de varias puñaladas.

Denuncia previa de un trabajador

En 2017, un feriante que trabajaba para el ahora imputado realizó una denuncia contra él. Según la versión del denunciante de ese momento, todo surgió a raíz de que el acusado le dijo a su empleado que debía ayudar a su hijo a limpiar un galpón. "Me mandaron a limpiar el galpón con el hijo de mi patrón. Era mi único día libre", le explicó a la policía en 2017.

Sobre el mediodía el hombre le dijo a su jefe que debía irse temprano porque tenía que hacerle arreglos a su casa. "Comenzó a agredirme y me empujó. Él quería que yo me quede todo el día allí. Me dijo que no me haga el loco porque me iba a romper la cabeza", relató a la policía y comentó que se fue a su casa sin dinero porque no le pagó las horas trabajadas. "Mi patrón es igual, siempre amenazándome con dejarme sin trabajo, ya aguanté demasiado", dijo en su momento.

Ante este suceso, el fiscal del caso, Raúl Iglesias expresó en diálogo con El Observador que esa denuncia servirá de insumo para "buscar elementos sobre la personalidad violenta del imputado"

La investigación fiscal

El domingo pasado se celebró una audiencia judicial. Hubo una discusión entre las partes respecto a la prisión preventiva, ya que el informe psiquiátrico recomendó, debido a amenazas de suicidio por parte del homicida, que sea internado en un centro médico. Más allá que la defensa usó ese argumento, la Justicia lo desestimó.

El fiscal del caso dijo a El Observador que “en estos centros no se dan las garantías de seguridad suficientes para evitar la fuga. Él, además, se ponía en esa posición favorable para no asumir las consecuencias primarias de lo realizado. La jueza me dio la razón y lo mandó a prisión. Si iba a prisión en un centro, se podía fugar y no lo vemos nunca más”.

Según la investigación fiscal, “el delito de femicidio se produjo en virtud de odio, desprecio y menosprecio contra la víctima por su condición de mujer”, según se relata en el pedido de imputación. 

Iglesias explicó que en los próximos días investigarán sobre la desaparición de los celulares, ya que llamó la atención que se trata de ambos aparatos móviles, tanto el del homicida como el de la víctima. "El único celular que está es el de la niña y está siendo investigado", dijo. 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...