20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
21 de marzo 2024 - 12:39hs

El fiscal de Flagrancia de 8° Turno, Leonardo Morales, archivó la denuncia penal por violencia privada presentada por Gabriela Fossati contra su excolega, el fiscal Fernando Romano, quien trabajaba en el 9° Turno de Flagrancia, informó este jueves el semanario Búsqueda.

La denuncia había sido presentada antes de que Fossati renunciara a su cargo como fiscal del 12° Turno de Flagrancia para dedicarse a la política partidaria en Sumar, la facción del Partido Nacional liderada por Laura Raffo.

El incidente que llevó a Fossati a demandar a Romano ocurrió mientras investigaba el caso Astesiano, el cual le otorgó gran exposición pública después de asegurar la condena del exjefe de la custodia presidencial, Alejandro Astesiano, en febrero de 2023.

Más noticias

Continuó investigando varios aspectos del caso, como la falsificación de pasaportes y el espionaje a los senadores del Frente Amplio, Charles Carrera y Mario Bergara.

Antes de ser trasladada a otro turno de Flagrancia por el entonces fiscal de Corte, Juan Gómez, para reducir la atención mediática, Fossati pidió licencia médica y fue reemplazada por Romano.

Durante este período Romano visitó a Astesiano en la cárcel como parte de una investigación por encubrimiento relacionada con Gustavo Leal, exdirector de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior, según recuerda el semanario.

Esta visita generó un conflicto entre los fiscales que comenzó con intercambio de mensajes por celular y culminó en una confrontación en persona en el despacho de la fiscal.

Fossati primero denunció el incidente en el ámbito administrativo y luego lo trasladó a la órbita penal alegando haber sufrido agresión y violencia por parte de Romano. Sin embargo, ambas denuncias fueron archivadas.

Morales, en su último dictamen, concluyó que no hubo violencia privada por parte de Romano y que no hubo conducta delictiva. Basó su decisión en una investigación administrativa previa realizada en el Ministerio Público, la cual también llevó al archivo de las actuaciones en mayo de 2023.

Según el Departamento Jurídico Notarial de la Fiscalía, el incidente fue simplemente una discusión laboral entre dos fiscales de igual jerarquía y experiencia, sin implicaciones de género o intención de menoscabar la dignidad de Fossati.

Antes de esto, Morales también había archivado denuncias similares de Fossati contra Fernando Pereira, presidente del Frente Amplio, y contra los periodistas de Caras y Caretas, Alberto Grille y Carlos Peláez. Estas decisiones influyeron en el traslado de Fossati al 16° Turno de Flagrancia, una medida criticada por el oficialismo.

Consultada por el semanario sobre el archivo de la denuncia contra Romano, Fossati expresó que no esperaba otra cosa, ya que "es lo que está sucediendo en la Fiscalía", donde "miles de denuncias están siendo archivadas y no llegan a los juzgados".

"La Fiscalía General de la Nación subió un paso más en el ridículo. Ahora archiva sin siquiera escuchar a la víctima. Un año llevó el archivo de la agresión del fiscal Romano y ni siquiera me citaron. Compañeros de la coalición multicolor si siguen sin resolver el problema cada día será peor", tuiteó este jueves la fiscal denunciante.

Por esta razón, desde Sumar propondrán establecer la querella privada para permitir a terceros impulsar investigaciones. Fossati descartó solicitar la revisión del caso, ya que no confía en el sistema y cree que otro fiscal simplemente lo archivaría.

Temas:

Fossati Romano Gabriela Fossati fiscalía

Seguí leyendo

Te Puede Interesar