Economía y Empresas > CONFLICTIVIDAD LABORAL

Fracasó negociación por convenio y gremio lácteo trabaja a reglamento desde este jueves

Luego de negociar por casi seis horas en la Dinatra, no hubo acuerdo entres las partes por cláusula de paz

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2018 a las 19:36

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) decidió trabajar a reglamento desde este jueves 9 ante el fracaso para la renovación del convenio salarial del sector. El principal escollo que trabó la renovación del convenio colectivo fue una cláusula de paz que propuso el Ministerio de Trabajo (MTSS) en un intento por acercar a las partes, que estuvieron negociando este miércoles casi seis horas en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra) para intentar llegar a buen puerto, pero terminó con la firma de un acta de desacuerdo.

La Cámara de la Industria Láctea (CILU) pretendía que se incluyeran "aditivos" a la cláusula de paz que propuso el Ministerio de Trabajo, pero la FTIL no acompañó esa iniciativa, informó a El Observador el dirigente sindical Luis Goichea. La FTIL entendía que si accedía a ello, el gremio quedaba atado de manos para plantear cualquier reivindicación salarial durante los próximos tres años.


Goichea explicó que el trabajo a reglamento sin horas extras "será flexible" en función de la realidad que enfrenta cada industria. Aquellas empresas que están comprometidas en su viabilidad serán "contempladas". Asimismo, indicó que la FTIL será "sensible" en no afectar tareas como el recibimiento de leche de los productores en las plantas industriales, así como el abastecimiento de leche a la población.

Las gremiales lecheras estaban presionando para que la industria no accediera a llevar la cláusula de paz que ofrecía como solución la cartera de Trabajo. Justino Zabala, directivo de la Agremiación Tamberos de Canelones, declaró el martes en rueda de prensa que la alternativa del Ejecutivo era una "cláusula de rendición". Advirtió que si Conaprole accedía a firmar la cláusula de paz que le propone el gobierno, "está firmando el conflicto del mes que viene y no estamos dispuestos a aceptarlo".


La FTIL tiene previsto realizar un plenario el próximo lunes 13 para analizar la situación y ver qué otras medidas puede aplicar a futuro. Goichea reconoció que hoy la coyuntura es "compleja" porque a nivel de negociación no quedó ningún ámbito formal abierto porque la CILU ya adelantó que con medidas gremiales no está dispuesta a negociar con su sindicato.

Comentarios