Básquetbol > BÁSQUETBOL

Fuego cruzado entre Aguada y Nacional tras el fallo por violación del protocolo

Mirá las razones por las que la FUBB castigó a Nacional, la molestia del presidente tricolor porque Aguada le quiso ganar el punto "en los escritorios" y la reflexión desde tiendas aguateras: "Utilizaron el mismo modus operandi que en el fútbol ocultando un positivo"

Morrison y Davis

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2021 a las 05:00

La Federación Uruguaya de Basketball (FUBB) resolvió el martes multar a Nacional por violar los protocolos sanitarios de la Liga Uruguaya y dar ganador a Aguada del segundo partido de las semifinales del torneo que quedó trunco el martes 1º de diciembre cuando ambos equipos ya estaban en cancha aprontándose para jugar en el Antel Arena y el vicepresidente tricolor irrumpió en la cancha para anunciar el retiro de su club. 

La decisión fue adoptada por el cuerpo de neutrales del Consejo Superior de la FUBB que encabeza Ricardo Vairo luego de realizar una investigación administrativa que demandó un mes de trabajo. 

El salto inicial

¿Por qué fue sancionado Nacional? 

Referí tuvo acceso al expediente por el cual los tricolores fueron responsabilizados de la violación del protocolo sanitario que permitió que se retomara la disputa de la Liga. Denominado como Manual de Procedimientos, el mismo fue aprobado por los clubes el 1º de octubre siendo instruidos al respecto cinco días más tarde los oficiales de cumplimiento para la ejecución del mismo. 

El 24 de noviembre ambos equipos disputaron el primer partido de la semifinal, pactada al mejor de cinco encuentros. Ganó Nacional 97-91. 

El día siguiente, el jugador de Nacional Santiago Álvarez, presentó síntomas de “cansancio desmedido”, según manifestó en su informe el médico de Nacional Rodrigo Fratelli. "No es un hecho controvertido, que en esa fecha Nacional se encontraba en pleno conocimiento de la reseñada situación. Tampoco es un hecho controvertido, que en la mañana del 27 de noviembre, el plantel de Nacional concurrió a entrenar al Antel Arena. Por su parte, Nacional comunicó a las 12:15 del día 27 de noviembre, a través del mail enviado por Valentina Pertusatti a la FUBB, que el '26/11/2020 el jugador Santiago Álvarez manifestó síntoma de alguna enfermedad (que podría ser covid)', y da cuenta que 'en el día de hoy, 27/11/2020, manifestaron síntomas similares Carlos Cabezas y Marcel Souberbielle' estando a la espera del resultado de los hisopados", expresa el expediente. Pertusatti era una de las oficiales de cumplimiento de Nacional. 

"En virtud de lo expuesto, y sin lugar a dos interpretaciones, surgen claramente dos conclusiones", se agrega en los resultados del fallo. "La primera de ellas es la clara contradicción entre lo manifestado por el médico de la institución respecto a la fecha en que se tuvo conocimiento de los síntomas de Álvarez y la que manifiesta la Oficial de Cumplimiento de la misma institución. La segunda, es que la comunicación fue realizada a la FUBB el 27 de noviembre, es decir, 48 horas después de estar en conocimiento de la misma. En conclusión, Nacional, en pleno conocimiento del estado de salud de un jugador de su plantel, concurrió a entrenar, 48 horas después, sin informar a esta Federación, hasta después de concluida la práctica; lo que trasuntó en el riesgo cierto y efectivo que otros integrantes del plantel fueran potenciales exponentes de la enfermedad, lo que conllevó el evidente riesgo del contagio a terceros, como ser personal del Antel Arena, funcionarios de la Federación, y jugadores de Aguada, que también fueron a entrenar en esa mañana. Riesgo que a la postre fue confirmado, ya que nuevamente Pertusatti comunicó a las 18:07 del mismo 27 de noviembre, que Leonardo Zylberzstein, Alejandro Muro, Mauricio Márquez y Ariel Martínez dieron positivo de covid 19 (fs. 40); llegando a más de 19 integrantes del plantel, y dirigentes contagiados en los días sucesivos".

Así, el partido fijado para el viernes 27 de noviembre se corrió primero para el sábado 28 y luego para el martes 1º de diciembre. Esa tarde, Nacional comunicó que no se presentaba a jugar. Dos horas más tarde dio marcha atrás y decidió jugar con un equipo plagado de juveniles ya que solo el estadounidense Dominique Morrison no había contraído el virus. Los juveniles salieron a la cancha con remeras en las que Nacional manifestaba su disconformidad porque el partido no había sido aplazado. Balbi llegó para retirar al equipo y luego Sebastián Bauzá, secetario nacional del Deporte, llamó a Vairo para informarle que los deportes bajo techo se suspendían ante el aumento de casos positivos de covid-19 en el país. 

En el fallo también se contempló la situación de que en la práctica del 27 de noviembre no hubo oficial de cumplimiento y que este desatendió un pedido de informe detallado sobre la situación de los integrantes del plantel. 

Por entender que Nacional "infringió gravemente las normas sanitarias tendientes al desarrollo de la Liga Uruguaya" se decidió a aplicarle a Nacional una multa de $ 400 mil, suspender al oficial de cumplimiento Wilson Pírez por dos años de cualquier actividad de representación ante la FUBB y darle por ganado el partido a Aguada. Esta decisión deberá ser ratificada por el Consejo Superior el próximo 18 de enero y se "sugiere comunicar la resolución final que adopte, a las autoridades sanitarias y deportivas nacionales, ante la eventualidad de ulteriores consecuencias".

"Quieren sacarle un punto a Nacional que no pueden ganarlo en la cancha"

El presidente del básquetbol de Nacional criticó el fallo por sus formas: "El fallo tiene un montón de defectos técnico-jurídicos ya que viola un montón de principios esenciales". Y también por su contenido: "Nacional actuó bien", dijo. 

Consultado por Referí Martínez tras sostener una reunión de tres horas con cinco abogados y un escribano, con los que han trabajado en este tema, dijo: "Había una intención de generar un punto en los escritorios desesperadamente, y así lo hicieron. Para mí habla muy mal de todas las partes que han intervenido. Estoy muy molesto con esta decisión". 

Hatila Passos en acción

"El Manual de Procedimiento es un power point que no establece sanciones. Lo que se hizo con Nacional es un atropello jurídico", indicó. 

"El fallo es además injusto porque se basa en la situación de Santiago Álvarez que ese jueves no fue a entrenar al Antel Arena porque el miércoles, cuando estaba con síntomas, fue revisado por el médico del club que lo mandó a hisopar y lo dejó aislado. La FUBB tiene muchas formas de probar esto: ir al personal del Antel Arena y corroborar que si bien estaba en la lista ese día no fue, chequearlo con las cámaras o preguntarle al jugador o al entrenador. Pero no lo hicieron nunca. Se lo dijimos, pero no quisieron. Y cuando confirmamos el positivo, la Federación fijó el partido igual. Cuando dijimos que había otros jugadores con síntomas y que convenía suspender el partido porque era un riesgo, fijaron el partido igual y lo volvieron a correr 24 horas. Es más, al árbitro de nuestro primer partido, Richard Pereira, lo fijaron para Urunday-Trouville. La verdad que es lamentable, y ahora quieren sacarle un punto a Nacional que no pueden ganarlo en la cancha. Es vergonzoso lo de todas las partes involucradas", agregó. 

"Acá no se trabajó para obtener la verdad sino para obtener un fallo que le dé a Aguada un punto en el escritorio. Y da pena. Si quieren ganar el punto tendrían que ganarlo picando la naranja, así de fácil, no es inventando sanciones en la federación", concluyó.

Martìnez informó que Nacional va a intentar rebatir este fallo hasta "las últimas consecuencias". "Primero volveremos a ir a la FUBB y si no tenemos éxito iremos a la justicia penal o a la civil. Tal vez nos den la razón cuando el torneo ya haya terminado, pero a la larga se va a hacer justicia con Nacional". 

"Utilizaron el mismo modus operandi" 

Daniel Olivera, vicepresidente de Aguada, dijo por su parte a Referí: "Este fallo viene de un expediente en el que Aguada no es protagonista; lo inició la FUBB y Aguada fue notificado del mismo y fue un actor de reparto. En paralelo hubo otro expediente, en el que nosotros pedimos que se nos otorgara el punto y que si bien no fuimos notificados con la resolución con este fallo es una situación que ya quedó laudada". 

Morrison y Davis

¿Por qué pidió el punto Aguada? "Reclamos por la misma razón que por ejemplo nos reclamó el punto Defensor Sporting por un jugador que tenía la ficha médica vigente pero por el que nos olvidamos de hacer una inscripción en la web. En este caso hubo una serie de circunstancias especiales. Nacional debió haber perdido el punto porque en el plazo y por el medio que corresponde comunicó que no se iba a presentar. Ahí la FUBB debió laudar el asunto porque el plazo estipulado era la hora 15 y fuera de esa y por teléfono Nacional cambió su postura y dijo que se presentaba cosa que no debió ser aceptada por la FUBB. Después se dio la llegada de Balbi que no estaba habilitado a ingresar al Antel Arena según la lista oficial y más allá de la subjetividad de si lo realizado fue o no un circo Balbi le comunicó a los jueces que Nacional no se iba a presentar. Es decir que en dos ocasiones, erróneamente, la FUBB permitió que se suspendiera el partido", manifestó Olivera. 

"Sobre la sanción nos llama la atención que Nacional reciba una sanción económica. Cuando a nosotros se nos sancionó por violación de un protocolo de seguridad nos castigaron con quita de puntos. Esperemos que ese dinero sirva para atemperar gastos. Cuando empezamos a hacernos hisopados tuvimos un gasto de $ 260 mil y además la postergación del torneo nos hizo tener que afrontar un mes más del salario del plantel", agregó.

"Es más, ahora Nacional tiene ventaja sobre el resto de los equipos que sigue en disputa de la Liga porque todos sus jugadores ya están inmunizados, porque ya fueron todos contagiados. Es decir que por sus propias negligencias corren con ventaja", dijo Olivera. 

"Aguada no quiere ganar nada afuera de la cancha, esta es una sanción administrativa que corre por parte de la FUBB. No es nuestra forma de ser y nos avalan 100 años de historia, no necesitamos sacarle ventaja a Nacional fuera de la cancha. Dentro de la cancha les ganamos las últimas dos semifinales", recordó.

"Los que violaron una y otra vez los protocolos poniendo en riesgo la salud de todos fue Nacional, esto fue generada por ellos y sus incumplimientos. Utilizaron el mismo modus operandi que en el fútbol ocultando un positivo para que se postergara la final con Wanderers", expresó Olivera. 

El vicepresidente aguatero adelantó que Aguada acompañará en el Consejo Superior lo determinado por los neutrales: "Si los clubes no apoyan lo decidido por los neutrales estos tendrían que entregar la llave de la FUBB e irse; no podrían seguir más en sus cargos".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...