Fútbol > FÚTBOL

Gastón Ramírez: "Hubiera jugado toda la vida en Peñarol"

El volante uruguayo expresó su sentimiento y dijo que espera cerrar su carrera con la camiseta aurinegra

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2017 a las 09:21

El volante uruguayo Gastón Ramírez aseguró que, si fuera por él, hubiera "jugado toda la vida en Peñarol", el club al que llegó con 15 años y con el que conquistó el campeonato Uruguayo en la temporada 2009/2010.

El actual futbolista de Sampdoria de Italia explicó que mantiene un fuerte vínculo con los aurinegros.

"Yo soy hincha de Peñarol y si fuera por mí hubiera jugado toda la vida en Peñarol, pero también mi sueño era jugar en Europa, en una liga importante, ser competitivo. Estando acá tengo más posibilidades de ir a la selección, de ir a un Mundial", afirmó en una entrevista con la agencia EFE.

"Las mejores ligas están en Europa, se compite más. Aquí te enfrentas con todos los mejores jugadores, tienes más experiencia. Hay etapas de la vida en que tomar decisiones. Yo me fui a los 19 años, muy joven. Ya son muchos años de experiencia que voy sumando", agregó.

El volante, nacido en Fray Bentos hace 26 años, aseguró que Peñarol le enseñó a darlo todo y a ser ambicioso, algo que le enorgullece y que le sirvió a lo largo de su trayectoria en Europa, donde jugó con el Bolonia, Southampton, Hull City y Middlesbrough.

"Para mí, como hincha, es un sueño cumplido haber jugado en el Peñarol, haber ganado el campeonato. Ser campeón es algo que por ahí es el primer sueño de un futbolista y para mí se cumplió rápido. Adquirí la identidad del jugador uruguayo", explicó.

"La garra de dar cada vez más, de ser importante. Jugar allí fue algo muy importante en mi carrera, porque al ser hincha me sentía identificado. Cuando viví ese momento (el título) más aún. Me ha terminado de llenar como hincha y como futbolista", añadió.

Todo eso hace que Ramírez guarde el sueño de volver a vestir en un futuro la camiseta del Peñarol. "Sería un sueño, aunque en el fútbol nunca se sabe. Espero que sí".


El uruguayo nunca se rinde

En la nota, Ramírez aseguró que la ideología con la que crecen los futbolistas urugayos es "nunca rendirse" y trabajar duro, porque eso es la base para "llegar a ser los mejores".

"La ideología del uruguayo es nunca rendirse, dar lo mejor y trabajar, porque nadie te regala nada. Queremos ser los mejores, somos competitivos y eso hace que desde pequeño seas una persona que quiere ganar, que sabe unirse bien al grupo", expresó el volante.

Y concluyó: "El uruguayo es fuerte individualmente y a nivel de grupo. Todo equipo que tenga un buen grupo será difícil para enfrentar a cualquiera. Nosotros no somos los mejores, pero tampoco somos los peores. Esta mentalidad se transmite desde muy pequeños y el grupo hace el resto".

Comentarios