Nacional > IMM

IMM ajusta tributo a quioscos en la vía pública

El decreto disminuye el costo para los comercios con excepción de algunos rubros de venta callejera cuyo aporte será mayor

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2018 a las 18:55

La Intendencia de Montevideo decretó un ajuste en el tributo al uso comercial de la vía pública para los quioscos rodantes y fijos de la capital. La resolución aprobada este lunes fija cambios en la contribución que estarán vigentes desde setiembre y que implica en muchos casos un descenso del costo.

El decreto promovido por el departamento de Desarrollo Económico estableció que el uso comercial de la vía pública se medirá en pesos en lugar de en unidades reajustables (UR), como sucedía hasta ahora y lo que hacía que la tasa se ajustara mes a mes. 

“Este cambio permite una previsión más estable del gasto y elimina la necesidad de fijarse todos los meses cuál fue el ajuste de la UR”, dijo el director de la división de Promoción Económica, Ricardo Posada. El jerarca explicó que si algún quiosquero recibe en octubre la factura con el costo anterior podrá hacer el reclamo en la intendencia para que sea modificado.

Con el objetivo de otorgar más viabilidad a los negocios rodantes y fijos, otro de los cambios que se estableció en el decreto fue que la contribución por el uso de la vía pública se pagará de forma mensual pero se ajustará cuatrimestralmente por IPC en lugar de mes a mes por el valor de la UR.

Otra novedad es que no tendrán que pagar un partida anual que existía aparte del cobro mensual. Desde la comuna aseguraron que no había argumentos para que siguiera en funcionamiento y con la eliminación de la partida, el aporte de los quioscos a la intendencia será un 8% menor. El cobro del costo del uso comercial de la vía pública varía según la zona en la que está ubicado el comercio (si está ubicado en una avenida o en una calle secundaria).

Suba del tributo

El precio por hacer uso de la vía pública con fines comerciales no se ajustaba desde hace más de nueve años. La modificación estableció un descenso en el costo para los quioscos fijos y rodantes pero también estableció un aumento a partir del 1 de enero del año que viene para quienes cuenten con un permiso para comercializar en la vía pública como puestos de venta callejera, cerrajerías, floristas, unidades alimentarias y ferias permanentes.

Acerca de la modificación, Posada dijo que la comuna entendió que el precio anterior estaba por debajo de su valor y que no afectará la rentabilidad de los comercios. Los puestos afectados por el aumento del tributo también abonarán en pesos en lugar de hacerlo en unidades reajustables para, al igual que los quioscos rodantes y fijos, aportar mes a mes con un ajuste cuatrimestral por IPC.

Mayor apertura

Según pudo saber El Observador, la Junta Departamental aprobó un decreto para que la categoría de comercios rodantes cuente con mayor amplitud de rubros alimenticios. Hoy en día, los carros de chorizos son los únicos dentro del rubro alimentario habilitados por la intendencia. El decreto se encuentra en las manos de la comuna y, según Posada, se espera que se apruebe en un corto plazo. En caso de aprobarse, los rubros que se incorporarán a los carros de chorizos serán los comercios de tortas fritas, panchos y foodtracks.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...