Nacional > ADEOM

IMM cede ante Adeom para no tensar la cuerda y posterga licitación de limpieza

Di Candia dejó ir a Puntigliano para evitar que se agudice el conflicto con el sindicato municipal y postergó la licitación para que privados vacíen contenedores

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2019 a las 05:01

"Hay momentos que se necesita un diez que mueva la pelota y hay momentos en los que se necesita otro tipo de jugador". Con esa analogía futbolística el intendente de Montevideo, Christian Di Candia, explicó este miércoles la salida del director de Desarrollo Ambiental, Fernando Puntigliano, del gabinete municipal. 

El ingeniero había sido designado en mayo de 2017 por el entonces intendente Daniel Martínez. Junto a su equipo de confianza llevó adelante una reestructura en el área de Limpieza, que creía imprescindible para mejorar los índices de recolección. Parte de esos cambios, además, incluían la contratación de privados para que pudieran hacerse cargo de una parte de la cadena de recolección, que hasta el momento está pura y exclusivamente en manos de los municipales, salvo en el Municipio B (Aguada, Centro, Cordón, Ciudad Vieja, Palermo, Barrio Sur, Parque Rodó, parte de La Comercial y Tres Cruces), donde el sistema funciona de forma diferente y ya intervienen empresas. 

Puntigliano entendía que con la flota de camiones actual la frecuencia de vaciado de contenedores en la ciudad no era suficiente. Por eso, impulsó una licitación que se publicó el 10 de junio en el portal de compras del Estado para alcanzar a las 3,5 toneladas de basura recogidas por mes. Por el momento, esa frecuencia está en 2,7. En esa licitación se estableció que hasta dos empresas podían resultar adjudicadas y que cualquiera de las seleccionadas también se comprometía a comprarle a la intendencia un lote de varios camiones recolectores. 

Esta medida estaba sobre la mesa del departamento de Desarrollo Ambiental desde hacía un tiempo, cuando el 10 de enero de este año el intendente —que por entonces seguía siendo Martínez— decidió hacerla pública. Lo hizo poniendo a la licitación como un plan B si la negociación en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social con la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom), así como con el PIT-CNT, no prosperaba. La intención de la intendencia era que el propio gremio estableciera una suerte de esquema de guardias gremiales para garantizar la recolección en épocas de picos en la acumulación de basura. La negociación en el ministerio no prosperó y eso dejó la vía libre a la intendencia para continuar con la licitación. 

Puntigliano afirmó semanas después en una conferencia de prensa que esa licitación nunca fue planteada por su departamento en un escenario de una cosa u otra, sino que, en todo caso, Martínez se había explicado mal en la conferencia del 10 de enero. 

De esta manera, la licitación se publicó y en los últimos días ocho oferentes se presentaron. Pero Adeom no estaba ni está dispuesta a perder ese eslabón de la cadena de recolección, por lo que intensificó la pelea y consiguió algunas concesiones por parte de la administración. Por un lado, que las empresas que resultaran adjudicadas en la licitación no serían utilizadas en casos de paro sindical y que, en caso de acordar con Adeom, el proceso sería anulado

Con las ocho ofertas de los privados, Puntigliano pidió a la administración seguir adelante y echar a andar todo el andamiaje burocrático para adjudicar, lo antes posible, la licitación. Hace algunas semanas, según supo El Observador, Puntigliano planteó su renuncia por las diferencias que ya se avecinaban en cuanto a los plazos. En ese momento, según contaron fuentes municipales, Di Candia retuvo al director de Desarrollo Ambiental al afirmarle que el proceso licitatorio no sufriría dilaciones. 

aprovechando la coyuntura electoral, que deja menor margen de acción al gobierno departamental, Adeom se declaró en conflicto con la administración de Di Candia. Después de celebrar una asamblea, la secretaria general, Valeria Ripoll, anunció paros de hasta 48 horas y ocupaciones sorpresivas.

La primera medida se concretó el lunes, cuando Adeom irrumpió en el hall del Teatro Solís antes de que comenzara una función exclusiva para la masonería de la obra La flauta mágica. La función se debió suspender y los trabajadores allí agrupados entonaron el cántico de "arriba los que luchan". 

Ante un conflicto en puerta, el intendente resolvió postergar la licitación de la discordia y tomarse un tiempo para analizar de forma minuciosa las ofertas que se presentaron. Así se lo comunicó a Puntigliano, quien decidió hacer su renuncia efectiva, que estaba en el aire desde que Martínez dejó la intendencia para dedicarse a la campaña electoral.

"Los tiempos políticos los define el intendente y el gabinete. Nosotros entendemos que en los procesos colectivos esas definiciones tienen que estar atadas a algunas condiciones y no explícitamente a cuestiones técnicas", señaló Di Candia en conferencia de prensa, posterior al gabinete en el que despidieron a Puntigliano y reconocieron su gestión al frente del departamento de Desarrollo Ambiental, un sector que suele ser escabroso dado que de él depende la limpieza de la ciudad. 

El departamento de Desarrollo Ambiental quedará a cargo del secretario general de la comuna, Fernando Nopitsch, de forma interina. Nopitsch mantendrá los dos cargos y, en función de cómo se desenvuelva la situación, se determinará si es necesario convocar a otra persona para que tome las riendas. Eduardo "Lalo" Fernández se hará cargo del área de Limpieza. 

La intendencia también definió que intervendrá el área de Mantenimiento de Flota, ya que hay sospechas de que los camiones de recolección están siendo boicoteados. 

Aunque el intendente no lo puso en esas palabras, para no hacer un "juicio de valor", sí aseguró que "es evidente" y "llama la atención" que en las últimas semanas, pese a que la intendencia tiene una flota de 53 camiones —aunque doce están separados porque están incluidos en el pliego licitatorio—, las rondas de recolección se están haciendo con menos de quince vehículos. "Estamos preocupados y, por eso, tomamos esta definición", afirmó Di Candia, al tiempo que agregó que con "26 o 27 camiones Montevideo se mantiene perfectamente limpia".  

Durante los próximos días, Puntigliano seguirá asistiendo a su despacho en el departamento de Desarrollo Ambiental, para ayudar en la transición a las nuevas autoridades. Desde la intendencia resaltaron que Nopitsch, como secretario general, está en conocimiento de muchas cuestiones del área de Desarrollo Ambiental y recordaron que también fue director de Limpieza durante la administración del arquitecto Mariano Arana. 

Consultado por El Observador, Puntigliano prefirió no hacer declaraciones sobre su salida del gabinete municipal.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...