Nacional > Escape

Interior presume corrupción en fuga de Morabito: "Alguien tiene que haber contado"

Las autoridades de la cartera de seguridad discutieron este mediodía sobre la responsabilidad del director de cárceles, Alberto Gadea, que renunció horas después

Tiempo de lectura: -'

25 de junio de 2019 a las 14:46

Para las autoridades del Ministerio del Interior no hay dudas de que la fuga del mafioso Rocco Morabito de la Cárcel Central el domingo de noche, junto con otros tres reclusos extranjeros, fue posible gracias a la complicidad de algunos guardias o funcionarios policiales, ya que se burlaron en forma descarada de todas las medidas de seguridad.

“Los tipos que se escapan no son adivinos. Alguien tiene que haber contado por dónde ir... Eso no se arregla de un día para el otro", dijo el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, en una reunión que mantuvo este martes de mañana con el ministro Eduardo Bonomi y otros jerarcas de la Policía, según supo El Observador.

"El núcleo de quien arregló estas cosas está ahí adentro", agregó el viceministro.

Morabito, junto con Matías Sebastián Acosta González, que esperaba su extradición a Brasil, y Bruno Ezequiel Díaz, detenido a pedido de Argentina por un delito de homicidio, se escaparon por la azotea del centro penitenciario luego de hacer un boquete y entrar por una ventana a un apartamento del quinto piso del edificio que se encuentra al lado de la cárcel. Leandro Abel Sinopoli Azcoaga –preso por un delito de falsificación de documento y hurto a pedido de la Justicia de Brasil–, mientras tanto, salió caminando por una puerta lateral del edificio central de la Jefatura de Policía de Montevideo, que está al lado de la cárcel, sin que nadie lo detuviera.

Hasta el momento, las autoridades de la cartera de seguridad no han brindado ninguna explicación sobre lo sucedido, y en la reunión del mediodía discutían las formas de cesar a los mandos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

El titular del INR era Alberto Gadea, hasta que comunicó su renuncia esta tarde. El exjerarca no respondió en ningún momento a las llamadas ni a los mensajes de El Observador. Quien seguía a Gadea en la cadena de mando es la subdirectora Ana Juanche, que esta mañana aseguró que no estaba trabajando en el problema.

"No es mi tema, no estoy enterada, no soy vocera, no estuve en las reuniones, así que no puedo informar, porque no tengo información", dijo a El Observador.

De cajón

Gadea, según se debatió en la reunión, ocupaba un cargo de confianza por lo que podía ser cesado, pero no así otros funcionarios que están implicados en la fuga, como cómplices o negligentes, a quienes se les debe, en cambio, iniciarles un sumario que los aparte del cargo mientras transcurre la administración administrativa, tal como ya se decidió con algunos que se desempeñaban en la Cárcel Central.

"Es más fácil darle salida a un cargo de confianza...", admitió Vázquez ante la explicación técnica que aportó otro jerarca policial participante de la reunión, quien explicó que Gadea, al no ser "un funcionario institucional (...) la única consecuencia es que deje el cargo".

Lo primero que los jerarcas iban a hacer, según habían acordado, era solicitarle a Gadea que elaborara una lista o un "organigrama" que jerarquizara el nivel de "implicancia" de los funcionarios, para comenzar con los sumarios cuanto antes.

Pero ya este mediodía había un concepto que para Vázquez era "de cajón". "El director del INR tiene una responsabilidad en la parte de seguridad", dijo el subsecretario.

Las responsabilidades en la huida se hicieron más criticas tras conocerse un informe de Inteligencia carcelario que daba cuenta del plan de fuga de Morabito y que había sido entregado al INR hace un año.

Según informó VTV Noticias, el documento fue entregado en junio de 2018 y contaba que, por ejemplo, el mafioso italiano tenía planes de fugarse por el sexto piso de la Cárcel Central, desde donde pasaría al techo de un supermercado y desde allí entraría a un apartamento. Si bien el plan no se cumplió al pie de la letra, el documento que partió desde el departamento de Investigación y Análisis Penitenciario tiene puntos de contacto con lo que sucedió. 

El ministro del Interior italiano Matteo Salvini, pidió este lunes explicaciones a Tabaré Vázquez tras la fuga del mafioso, que era uno de los 10 criminales más buscados del mundo en 2017, cuando fue capturado en Punta del Este, tras 13 años de residencia en Uruguay en absoluto anonimato.

"Es desconcertante y grave que un criminal como Rocco Morabito, capo de la 'Ndrangheta –mafia calabresa– haya logrado escapar de una cárcel de Uruguay mientras esperaba ser extraditado a Italia", lamentó Salvini en un comunicado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...