Cargando...
Biden y el primer ministro irakí, Mustafá al Kazemi

Mundo > Casa Blanca

Joe Biden anunció una "nueva fase" y el retiro de las "tropas de combate" de EEUU en Irak

La nueva misión de EEUU será "entrenar y ayudar" a las tropas irakíes a combatir al Estado Islámico

Tiempo de lectura: -'

26 de julio de 2021 a las 22:26

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció este lunes el cese de la "misión de combate" de su país en Irak para fines de año, cuando comenzará una "nueva fase" de cooperación militar. 

"No estaremos a fin de año en una misión de combate" en Irak, pero "nuestra cooperación contra el terrorismo continuará incluso en esta nueva fase, que estamos discutiendo", dijo Biden tras recibir al primer ministro iraquí, Mustafá al Kazimi, en la Casa Blanca.

Explicó que el "papel" del ejército estadounidense en Irak sería "entrenar" y "ayudar" a las fuerzas iraquíes contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), sin dar un cronograma o elementos concretos sobre el número de efectivos.

"La relación evolucionará completamente hacia un papel de entrenamiento, asesoría, asistencia e intercambio de inteligencia" de las fuerzas iraquíes comprometidas contra el EI, y "no habrá más fuerzas con una misión de combate para el 31 de diciembre" en Irak, dijo por su parte el Departamento de Estado en un comunicado.

Según el mismo texto, "Estados Unidos reafirma su respeto por la soberanía y las leyes iraquíes y se compromete a proporcionar los recursos que Irak necesita para preservar su integridad territorial".

 "Más sólida que nunca" 

"Nuestra relación es más sólida que nunca", dijo Kazimi, quien llegó a Washington para buscar una señal política que le permita consolidar un poco su muy precaria posición, tres meses antes de las elecciones legislativas.

A la cabeza de un país devastado por la corrupción, la pobreza y la pandemia de coronavirus con más de 12.000 casos en las últimas 24 horas, Kazimi se debate entre el aliado estadounidense y las poderosas facciones pro Irán.

La mayoría de las tropas estadounidenses enviadas en 2014 como parte de una coalición internacional para ayudar a Bagdad a derrotar al EI fueron retiradas bajo el mandato del presidente Donald Trump.

Los cerca de 2.500 soldados estadounidenses que siguen desplegados en el país, oficialmente, no combaten sino que tienen tareas de "asesoramiento" y "formación".

Con este anunciado fin de la "misión de combate", el primer ministro iraquí espera recuperar un poco el dominio sobre las poderosas facciones pro-Teherán reunidas dentro de Hachd al Chaabi, una coalición paramilitar pero que está integrada al Estado.

Estos últimos, que exigen la salida total de los estadounidenses, han multiplicado los atentados contra los soldados norteamericanos destacados en Irak. Pero los expertos no prevén una retirada total, mientras las células residuales del EI sigan activas. 

 Evitar el regreso del EI 

La semana pasada, el EI reivindicó un ataque suicida en un mercado de Bagdad que dejó 30 muertos, según datos oficiales.

"Lo último que quiere Estados Unidos es salir de Irak y encontrarse en unos años en la misma situación, con el regreso del EI", dijo una fuente diplomática occidental.

A tres meses de las elecciones legislativas, Kazimi espera recuperar territorios de su país que están en manos de facciones pro-Irán hostiles a la presencia estadounidense. 

Irak es un vínculo estratégico para Washington, que lidera una coalición internacional que combate al EI en Siria.

Dejar a Irak a merced de la influencia de Irán está fuera de discusión para Estados Unidos debido a sus renovadas tensiones con Teherán.

Ramzy Mardini, especialista en Irak del Instituto Pearson de la Universidad de Chicago, cree que la reunión entre Biden y Kazimi fue diseñada para ayudar al líder iraquí a aliviar las presiones domésticas "pero la realidad en el terreno reflejará el status quo y una permanente presencia de Estados Unidos".

Lo que más temen los especialistas regionales es, sin embargo, una continuación, o incluso intensificación, de los ataques de los proiraníes.

Un dron atacó el viernes una base militar en el Kurdistán iraquí que alberga tropas estadounidenses pero no se reportaron víctimas.

El denominado Comité de Coordinación de la Resistencia Iraquí amenazó el viernes con continuar con los ataques hasta que se retiren todas las tropas estadounidenses y termine la "ocupación".

AFP

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...