Nacional > Medios de comunicación

Justicia obliga a accionista de Monte Carlo a devolver su parte a familia Romay

Un tribunal de apelaciones condenó a Zelmira del Castillo a restituir una donación de su suegra a su esposo, Daniel Romay

Tiempo de lectura: -'

08 de septiembre de 2017 a las 05:00

Zelmira del Castillo es dueña de la mitad de las acciones de radio Monte Carlo, 31% de Monte Carlo Televisión y porciones de otras sociedades anónimas que le pertenecieron en realidad a su esposo Daniel Romay Salvo, quien murió en 2003. Del Castillo es accionista de varios medios de comunicación por ser viuda de uno de los cuatro hermanos Romay pero, según una sentencia judicial, esa situación cambiará radicalmente. Un fallo del Tribunal de Apelaciones de Familia de 2º Turno dispuso que la mujer, que actualmente es una de las directoras del grupo, devuelva a la familia Romay Salvo las acciones que posee desde 2003 y todas las ganancias que eso le generó a lo largo de estos años.

El fallo es considerado inédito por juristas consultados por El Observador y tiene por detrás una disputa en la Justicia que lleva más 10 años. Y para comprenderla es preciso ir varias décadas atrás. Todo comenzó en 1962, cuando María Elvira Salvo firmó en documento en el cual donaba parte de sus bienes a sus hijos. Lo mismo hizo en 1990 en otro escrito idéntico por el que entregaba en vida a Daniel, Lorenzo, Walter y Hugo Romay Salvo los porcentajes de las acciones que poseía en, por ejemplo, Monte Carlo Televisión.

Daniel, el esposo de Zelmira del Castillo, murió seis años antes que su madre. Y con su muerte vinieron las idas y venidas en los juzgados por una donación que Del Castillo afirmaba había heredado de su cónyuge, pero que María Elvira Salvo creía debía volver a su familia. El Código Civil uruguayo establece que los hijos son "herederos forzosos" de los bienes de sus padres. Eso significa que al morir, los sucesores heredan automáticamente lo que poseían. ¿Qué pasa si el hijo muere antes que su padre o madre? Lo heredan los nietos. Eso sucede también con las donaciones hechas en vida, como la que hizo Salvo.

Pero el caso de Daniel Romay era diferente porque no tuvo hijos con su esposa. Por ese motivo, Salvo demandó a Del Castillo, quien no devolvió los porcentajes de las acciones porque consideraba que no correspondía hacerlo. El juicio se inició en 2006 y María Elvira Salvo murió en 2009, a los 104 años y cuando todavía no había una sentencia ni siquiera en primera instancia. Algunos de sus familiares directos siguieron adelante con la demanda en curso y el 17 de marzo de 2016 el Juzgado Letrado de Familia de 27º Turno le dio la razón a Del Castillo.

Es decir que en primera instancia, la Justicia resolvió que la viuda de Daniel Romay no tenía que devolver los bienes que habían sido donados a su marido. Pero la familia Romay Salvo no dio el brazo a torcer y apeló el fallo. Fue así que este 6 de setiembre, un tribunal de apelaciones condenó a Del Castillo a devolver lo obtenido por su esposo a su familia.

50% del capital accionario de Radio Monte Carlo fue donado a Daniel Romay por su madre, Elvira Salvo, y es lo que deberá restituir Zelmira Castillo a la familia de su esposo.

Para los demandantes, la sentencia de primera instancia no aplicó bien el artículo 1101 del Código Civil que establece que toda donación hecha a un heredero forzoso (hijos, por ejemplo) se le imputa a quien le corresponde, excepto que haya una escritura donde se exprese que se hizo "a favor de extraños". Del Castillo afirmaba poseer un documento que acreditaba ese punto, pero María Elvira Salvo desconoció haberlo firmado.

En el escrito en el que apelan el fallo también indica que no se interpretó de forma correcta el artículo 1103 del Código Civil, por el que si el heredero al que se le hizo la donación "llegara a faltar" por distintos motivos entre los que se encuentra la muerte, pasará a sus descendientes. Como Daniel Romay no tuvo hijos y murió antes que su madre, los demandantes entendieron que todo debía volver a la familia.

1/3 del 94% de las acciones de Monte Carlo Televisión están en manos de Zelmira del Castillo, viuda de Daniel Romay, y deberán volver a la familia de su marido.

Para el Tribunal de Apelaciones, "sería una falacia asumir que la celebración del contrato que tiene a Salvo como cedente implicaba que considerara a su nuera como titular de parte de los bienes objeto de los contratos de donación".

"La sentencia impugnada asume que los bienes ingresaron al patrimonio de la demandada con el fallecimiento de Daniel Romay Salvo y que, en un acto posterior, (María Elvira Salvo) reclama la resolución de contratos que ella misma otorgó, en uso de sus plenas capacidades mentales, debidamente asesorada", agregan los ministros del tribunal que fallaron por unanimidad.

Medios y disputas

Los apellidos Romay y Salvo se repiten en diversos medios de comunicación. El punto de partida fue el año 1924, cuando Carlos Romay fundó Radio Monte Carlo y le siguieron varias radios más y canales de televisión tanto de Montevideo (canal 4) como del interior del país.

El mundo mediático de esa familia también estuvo plagado de peleas y encuentros en la Justicia. Según un artículo del semanario Brecha de julio de este año, llegó a haber 23 juicios entre integrantes de la familia. El caso de Del Castillo es uno de esos 23 y puede dirimirse en la Suprema Corte de Justicia si la viuda de Romay así lo considera.

La muerte de otro hermano Romay

El 2 de mayo de 2016 murió a los 78 años Hugo Romay Salvo, fundador de Monte Carlo Televisión (canal 4), creado en 1961. Hugo era hermano de Daniel e hijo de María Elvira Salvo y Carlos Romay, precursor de la dinastía de la familia mediática. Hugo le había prohibido la entrada a Zelmira del Castillo (su cuñada) a canal 4, quien finalmente lo terminó desplazando de la dirección de ese medio.

Comentarios