17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 49,65
27 de noviembre 2022 - 20:25hs

El 6 de agosto de 1995, cuando la Operación Tormenta (u Oluja) hizo caer la defensa de la ciudad de Knin, ante el avance de las fuerzas bosniocroatas, Milan Borjan tenía apenas siete años. Una larga fila en un campo de refugiados logró hacerlo llegar, junto con sus padres, a Belgrado. Cinco años después la familia emigró a Canadá y actualmente el hombre defiende el arco de la selección de ese país, segundo equipo eliminado del Mundial de Qatar 2022 luego de caer goleado este domingo 4-1 ante Croacia. 

En ese partido, una bandera colgada por hinchas de Croacia le hizo recordar a Borjan los horrores de la guerra. La muerte, las bombas, la destrucción. 

Patrick T. Fallon / AFP El dolor de la derrota ante Croacia

Colgada en el estadio Khalifa de Al Rayyan, la bandera pudo pasar desapercibida para muchos, menos para Borjan. 

Un grupo de hinchas croatas utilizó una bandera de la empresa de máquinas agropecuarias John Deere sobre la que escribieron arriba en negro "Knin 95" y por debajo el nombre de Borjan. 

La bandera de la empresa estadounidense John Deere tiene una frase que dice: "Nothing runs like deere" (nada corre como un venado). Los hinchas croatas tacharon el "deere" para poner el nombre de Borjan: "Nada corre como Borjan". Sí, en alusión a un niño de siete años que pudo escapar con vida de la guerra. 

La alusión a Knin tiene la siguiente explicación histórica. 

La guerra que terminó en la separación de Yugoslavia (guerras yugoslavas) se inició en 1991 en Eslovenia y prosiguió en junio de ese año cuando los croatas proclamaron su independencia. Esta no fue aceptada por las minorías serbias que habitaban en Croacia por lo que se unieron y formaron la República Serbia de Krajina, cuya capital fue Knin, ciudad donde vivía Borjan Milan con sus padres. 

Adrian Dennis / AFP Milan Borjan en acción en la goleada ante Croacia

Apoyada por el líder de los serbios, Slobodan Milosevic, la República Serbia de Krajina se mantuvo en pie hasta que los croatas junto con los bosnios lanzaron la Operación Tormenta en agosto de 1995 sobre Knin donde lograron tomar con escasa resistencia la ciudad, provocando más de 600 muertos y alrededor de 200 mil desplazados hacia Serbia. 

Milan Borjan y su familia la pudo contar. En Belgrado siguió jugando al fútbol, lo mismo que en Canadá, donde vivió en Winnipeg y luego en Hamilton. 

El desembarco en Nacional

El excampeón de América y el Mundo con Nacional, Alberto Bica, lo reclutó junto a otros adolescentes que jugaban en Canadá para probarse en las formativas de Nacional. 

Llegó en 2006 para jugar en Cuarta donde el entrenador de los goleros era Tabaré Alonso, quien lo apadrinó en su pasaje por los tricolores.

"Era generación 1987, fue fichado y si bien era bueno solo llegó a jugar algunos partidos. Le costó la adaptación y el idioma aunque aprendió español bastante rápido", contó Alonso. 

"Era muy aplicado y recuerdo que tenía una destreza deportiva increíble. Una vez por semana yo llevaba a los goleros a jugar al básquetbol y al vóleibol. Y ahí la rompía. En el básquetbol la hundía, en el volley picaba y los mataba", recordó el actual entrenador de la Cuarta de Nacional. 

Compartió equipo con Rodrigo Odriozola, Damián Bermúdez y Nicola Pérez. Pero al final del año pidió para irse. Su carrera prosiguió en las formativas de Quilmes. El salto al profesionalismo lo dio en el Rad de Serbia. 

En 2014, cuando jugaba en Sivasspor de Turquía y el entrenador era Roberto Carlos, llamó a Alonso para ofrecerle ser el entrenador de arqueros del club. 

"Me acuerdo que cuando faltaba a alguna práctica o no entrenaba bien o cuando estaba bajoneado, el padre lograba encauzarlo y hacerlo reaccionar rápidamente. Le tenía mucho respeto", comentó Alonso. 

Jugó en Vaslui de Rumania, Ludogorets de Bulgaria, Radnicki Nis de Serbia, Korona Kielce de Polonia y desde 2017 es el dueño de Estrella Roja de Belgrado, único equipo yugoslavo en ganar la Copa de Europa (temporada 1990-1991). 

Desde 2011 ocupa el arco de Canadá y suma 70 partidos con la selección. Este es entonces su primer Mundial donde su equipo se despedirá jugando ya eliminado contra Marruecos. 

El Mundial también le dejará esta mancha provocada por hinchas evocado los horrores de la guerra y burlándose de un niño que logró escapar a través de un campo de refugiados. 

Temas:

Mundial Qatar 2002 Canada Milan Borjan

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar