Nacional > Financiamiento de campañas

La explicación que dio el pastor Mázquez para no ir a la comisión que investiga su vínculo con campaña de Alonso

El religioso se refirió a que no quiere obstruir la investigación judicial que inició contra el programa Santo y seña por dar información falsa, dijo

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2018 a las 09:06

Jorge Márquez, pastor de la Iglesia Misión Vida, estaba citado para declarar este lunes ante la comisión parlamentaria que investiga el financiamiento de campañas políticas, para explicar su presunta vinculación económica con la estrategia electoral de la senadora del Partido Nacional Verónica Alonso. Pero el religioso no fue.

En una carta dirigida al diputado Alejo Umpiérrez, presidente de la comisión, el pastor explicó los motivos que lo llevaron a rechazar la cita. En primer lugar negó la veracidad de la acusación que se le realiza y justificó su inasistencia argumentando que no desea obstruir un proceso judicial que está en curso hace más de un año, contra el programa televisivo Santo y seña, medio en el que se emitió por primera vez la "falaz desinformación", dijo.


Márquez dijo que el conductor de dicho programa, Ignacio Álvarez, lo injurió a él y a su Iglesia, razón por la cual, posteriormente, el pastor realizó una denuncia penal que hoy se encuentra en etapa de presumario. "Considero que mi comparecencia podría obstruir la causa judicializada. Escapa al ordenamiento jurídico, declarar ante esa comisión elementos que están siendo investigados por un juez penal", escribió el religioso.

De todos modos, en el documento Márquez aseguró que no existió vínculo económico alguno con la senadora. "Digo enfáticamente que nuestra Iglesia y ONG no ha financiado campaña política alguna, se trata de una mentira hecha pública sin investigación seria y pertinente que compruebe tal falacia", afirmó.

En diciembre de 2017, la Justicia condenó a Alonso a pagar US$ 31 mil a la imprenta Vistozul por facturas impagas correspondientes a las elecciones internas de 2014. La senadora, junto a su esposo Marcel Gerwer, apelaron el fallo; señalaron que las listas fueron encomendadas por la Iglesia Misión Vida que, según argumentaron, manejó su campaña de forma independiente.

Sin embargo, el fallo de segunda instancia confirmó la sentencia del juez civil Federico Tobía, para quien había quedado demostrado que la senadora había encargado esos trabajos y por lo tanto debía pagar.

A pesar de lo establecido en ese fallo judicial, Alonso se mantuvo en su postura de negar cualquier vínculo con esa organización. "En ninguna oportunidad recibí aportes de ningún tipo para el financiamiento de mi campaña por parte de ninguna empresa, ni ninguna institución social o religiosa", dice un comunicado difundido por el equipo de Alonso tras su comparecencia.

Alonso puntualizó que la financiación de su campaña en 2014, tanto para las elecciones internas como para las nacionales, la realizó mediante el dinero recibido del Banco República en concepto de adelanto de votos.

Comentarios