Mundo > TERRORISMO

La explosión accidental que evitó un peor atentado en Barcelona

Preparaban ataque con explosivos; se estima que el fracaso de esta estrategia los llevó a "improvisar"

Tiempo de lectura: -'

18 de agosto de 2017 a las 15:26

El grupo terrorista que el jueves causó 14 muertos en los ataques de Barcelona y Cambrils (cometidos con escasas horas de diferencia) preparaba, desde hacía meses, un gran atentado con artefactos explosivos en Barcelona. Sus planes, sin embargo, se vieron frustrados por una explosión accidental de unas bombonas de butano en una vivienda de Alcanar (Tarragona), que supuestamente sirvió como base de operaciones para idear los atentados, según informó El Pais de Madrid.

"La explosión de Alcanar hizo que ya no contaran con el material necesario para preparar atentados de mayor alcance en Barcelona", explicó el jefe de los Mozos de Escuadra (policía de Cataluña), Josep Lluís Trapero.

"Probablemente estaban buscando otro tipo de atentado", agregó Trapero, quien subrayó que la célula está compuesta por "gente joven" y que preparaba los ataques desde hacía "un cierto tiempo".

El traspiés con las bombonas de butano les llevó a improvisar y a actuar "de manera más rudimentaria". Los terroristas decidieron llevar a cabo entonces atropellos masivos, primero en La Rambla (en el corazón de Barcelona) y, más tarde, en el paseo marítimo de Cambrils, una localidad turística de Tarragona. En el primer caso, una furgoneta atropelló a decenas de personas (con el resultado de 13 muertos y 88 heridos) y, en el segundo, resultaron heridas seis personas. Una mujer murió a causa de este ataque.

Cuando no pasaron ni 24 horas de los ataques, los Mozos disponen ya de una línea de investigación clara, aunque aún quedan numerosas incógnitas sobre lo ocurrido.

Lea también: "Claves sobre el atentado en Barcelona que dejó 13 muertos"

Trapero confirmó que, por ahora, los Mozos detuvieron a cuatro personas por su vinculo con los hechos. El primero de ellos fue arrestado el jueves por la tarde en Ripoll, responde al nombre de Driss Oukabir y está vinculado al alquiler de la furgoneta con la que se cometió el atropello masivo en Barcelona. El segundo fue arrestado en Alcanar por la noche, y también forma parte, presuntamente, del grupo que preparó desde allí los atentados.

Dos personas pertenecientes supuestamente a la misma célula fueron detenidas junto a otras personas que son investigadas, este viernes, también en Ripoll. Los detenidos son tres marroquíes y un español, este último nació en Melilla. "Ninguno de ellos tiene antecedentes por delitos de terrorismo", aseguró Trapero. Tienen 22, 28, 34 y 27 años.

Lea también: "Escuchamos unos gritos y empezó a entrar gente llorando"

Además de los cuatro detenidos, hay otros cinco terroristas muertos. Todos ellos fueron abatidos en el segundo ataque perpetrado por los terroristas en Cambrils. Un mismo agente de los Mozos de Escuadra mató a cuatro de los terroristas que, a bordo de un Audi, intentaron arrollar a las personas que en ese momento se encontraban cenando o paseando junto al paseo marítimo. El quinto atacante fue alcanzado después de herir con un cuchillo a la mujer que acabó falleciendo. Todos ellos llevaban cinturones explosivos falsos.

Las tres furgonetas encontradas

Una de las pistas clave de la investigación son las furgonetas alquiladas por el grupo terrorista para cometer los ataques. Uno de los vehículos fue utilizado para cometer el atropello masivo. El conductor homicida lo abandonó en plena Rambla y se dio a la fuga.

Trapero afirmó que, por ahora, no tienen identificado de forma oficial al conductor y autor material del atentado de Barcelona. Fuentes policiales, sin embargo, subrayan que podría tratarse de Moussa Oukabir, hermano menor de uno de los detenidos. Los Mozos no descartan que el conductor esté entre los terroristas abatidos en Cambrils.

Lea también: "El horror llegó a Barcelona"

Las otras dos furgonetas aparecieron en Vic (Barcelona) y en Cambrils (Tarragona), aunque los Mozos no puderion aclarar para qué las querían los terroristas. Una hipótesis es que pudieran servir para trasladar los artefactos explosivos en el atentado que tenían previsto cometer en Barcelona. En la furgoneta de Cambrils la policía halló armas blancas. "Estos vehículos alquilados conectan los incidentes y los escenarios".

Los Mozos, de hecho, vinculan los sucesos de Barcelona, Cambrils y Alcanar en un único propósito terrorista. "Son distintos escenarios con las mismas personas. A algunos de ellos los vamos ubicando en diferentes sitios", explicó Trapero.

La investigación se centra en completar la identificación de las personas que se movían en torno al domicilio de Cambrils. De los cinco terroristas abatidos en Cambrils, tres ya fueron identificados. Los vehículos alquilados están siendo analizados por la policía científica.

Comentarios