La alegría de los niños por sus manos de héroes.

Economía y Empresas > Manos de Héroes

La historia de cómo surgió Manos de Héroes, la ONG que crea manos y brazos biónicos en 3D

La iniciativa, que nació en plena pandemia, ya ha entregado más de cien manos
Tiempo de lectura: -'
06 de abril de 2023 a las 13:37

Ya van más de cien manos entregadas, en su mayoría a niños, que vieron su vida cambiar. Que, gracias a una mano biónica confeccionada en base a impresión 3D –con formas divertidas–, han logrado utilizar esa extremidad de la que carecen por distintas razones. Un mundo nuevo para ellos.

La fundación Manos de Héroes nació en marzo de 2020 por iniciativa de Andrea Cukerman (33), una ingeniera eléctrica que durante el embarazo de su segundo hijo quiso de “alguna forma volver” a su vocación. “Lo que yo sentía que era mi vocación”, dijo. Es decir, “cómo usar la ingeniería para realmente poder impactar en la vida de otra persona”.

“Había escuchado de la impresión 3D que estaba funcionando en otros países, en el armado de manos y de brazos. En Uruguay nadie lo estaba haciendo, y empecé a ver si lo podíamos hacer acá”, continuó Cukerman. Y así, en el primer año hicieron 30 y en estos tres años que lleva la propuesta van más de cien. Todas gratis y en todo el país.

Un cambio de vida para ellos.

Una mano de estas puede costar entre US$ 20 a US$ 50 mil en el exterior, dependiendo del tamaño y del nivel de tecnología. Para entregarlas sin costo en Uruguay, se apoyan en colaboradores y padrinos, y en distintas empresas. “Tenemos 30 manos pendientes y necesitamos de la colaboración de las personas. Nos apoyamos solamente en colaboración de privados”, aseguró.

Manos de Héroes presenta dos tipos de manos: unas que son mecánicas y que se acoplan con la mano y el brazo, con la articulación de la muñeca y del codo; y las electrónicas, las que utiliza un músculo que se contrae o a través de un botón que se presiona con su otra mano, y la mano puede abrir y cerrar. Hay varios modelos de manos dependiendo donde sea la amputación: hay algunos niños que nacieron sin sus dedos, otros sin toda su mano, otros sin un brazo; o los que tuvieron que ser amputados porque sufrieron una enfermedad.

“Son cosas que hemos aprendido y ganado experiencia y confianza a medida que las personas se contactan con nosotros y nos piden diferentes tipos de ayudas”, retomó Cukerman. “Al principio, hacíamos solamente manos, y después empezamos a hacer brazos enteros. Cada persona que nos contacta es un desafío nuevo que implica horas de diseño, de impresión y que lo hacemos porque queremos ayudarlas y porque sabemos lo que impacta realmente una mano de héroe”, añadió.

Se trata de un “shock emocional” que va más allá de regalarles “confianza” y seguridad, más allá de lo funcional de usar una parte del cuerpo que antes no estaba. “El propósito de la fundación corre por el lado emocional que es ayudar a que ese niño que lo estaban molestando en la escuela, que sentía vergüenza porque había nacido diferente, ahora se siente orgulloso de su diferencia. Ese es el propósito de la fundación, que el niño vuelva a la escuela y que todos los demás amigos que ven la mano del hombre araña o la mano de Peñarol o la de Nacional digan, esto es impresionante, yo quiero una también”, enfatizó la fundadora de Manos de Héroes.

La fundación Manos de Héroes nació hace tres años.

Se trata, por tanto, de “cambiar la mirada” de la discapacidad: lo que antes daba vergüenza, ahora genera orgullo. ¿Las manos más pedidas por los chicos? Las de fútbol: de Peñarol, Nacional o Uruguay.

Cada pieza se imprime con una impresora 3D, que funciona con un filamento que se llama PLA. Todo parte desde el dibujo de una computadora, desde un diseño original donde se puede modificar y adaptar a la persona. “Ahí lo que hacemos es mandarla a imprimir así como uno puede enviar a imprimir un documento Word a una impresora convencional”, explicó Cukerman.

Y se explayó al respecto: “Estas máquinas funcionan de una manera similar. Trabajás en la computadora, hacés un dibujo, un diseño y después lo materializás mandándolo a imprimir. Lo que hace es que se mueve en tres dimensiones, como si estuvieses dibujando en el aire. Empieza a generar lo que vos le dijiste que genere en la computadora”.

Manos de Héroes.

Otra de las funciones principales de la fundación apunta a explicar esta tecnología en las escuelas e instituciones educativas. Llevan la impresora 3D, se las enseñan a los niños y les hablan de lo importante que es estudiar para poder ayudar al otro, y lo clave de la ciencia en la vida cotidiana. “Motivamos a los chicos para que sigan estudiando y para que empaticen con otro que quizás antes le podían hacer burlas y no se daban cuenta de cómo realmente se sentía. La importancia de la fundación no es hacer ‘solamente’ las manos sino también brindar encuentros con escuelas para explicar esta tecnología 3D, y cómo estudiando se puede cambiar la vida de una persona”, según Cukerman.

“Esto tiene varias finalidades, no solo la científico motriz sino también esa parte social de concientizar”, argumentó. “Porque uno puede hacer el mayor experimento del mundo pero si después el niño o la persona no lo puede usar porque se siente mal, no funciona. Todo pasa por lo emocional. Tan es así que un papá me contactó porque quería que su hijo volviera al liceo porque le hacían bullying y no quería estudiar más. Me dijo que por favor a ver si le podíamos hacer una mano. Se la hicimos y volvió a estudiar. Sentimos que el chico pudo ahora terminar el liceo porque tiene una mano de héroe”.

A su vez, Cukerman quiso agradecer el “apoyo” de Sinergia, cuyo espacio utiliza para llevar adelante la fundación: “Cuando arranqué este proyecto mi esposo me dijo: ‘vos hacés las cosas bien y las puertas se te van a abrir’. Y Sinergia nos abrió una enorme puerta que nos permitió tener un lugar de trabajo para poder entregar las manos a los niños. Tenemos en una pared las fotos de las cien personas que han recibido manos. También es un lugar en el que podemos tener las impresoras 3D funcionando. Se trata de ir un poco más allá de los límites, de no quedarse con lo que uno conoce y apostar, y así lo hacemos nosotros y los que nos colaboran”.

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...