22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
1 de febrero 2024 - 10:08hs

La inflación en la zona del euro se desaceleró levemente en enero al 2,8% anual, una décima por debajo del dato de diciembre gracias a la tendencia en el sector de los alimentos, según lo informado por la agencia de estadística Eurostat.

El freno, aunque más modesto de lo esperado, mantiene vivas las especulaciones sobre rápidos recortes de las tasas de interés, que reducirían los costos de endeudamiento para las empresas y los consumidores, lo que ayudarían a impulsar la economía.

De esta forma, la inflación se mantuvo por encima de la meta del 2% anual trazada por el Banco Central Europeo (BCE), pero muy por debajo del máximo de 10,6% de octubre de 2022, meses después del inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Más noticias

Los analistas, no obstante, consideran prematuro que el BCE inicie en lo inmediato un recorte de sus tasas debido a que la medición de Eurostat señala que la inflación subyacente, que elimina los volátiles precios de los alimentos y la energía, se desaceleró en enero al 3,3%, apenas por debajo del registro del 3,4% de diciembre.

“La inflación subyacente es el principal indicador que tiene en cuenta el Banco Central Europeo, y los datos anunciados confirman que es prematuro cantar victoria en la batalla contra la inflación”, estimó el economista jefe del banco ING, Peter Vanden Houte.

Los analistas, además, señalan que la trayectoria descendente podría verse afectada por las interrupciones en el transporte marítimo a través del Mar Rojo, una ruta clave para los bienes y combustibles que tienen como destino a Europa.

Los ataques a barcos por parte de rebeldes hutíes respaldados por Irán en Yemen han llevado a que los barcos sean desviados hacia el extremo sur de África en lugar de tomar la ruta más corta a través del Canal de Suez, lo que ha encarecido los costos y podría frenar la caída de la inflación.

"Un aumento en los precios del transporte, a raíz de las tensiones geopolíticas en el Medio Oriente, se mantiene como un riesgo para la inflación", dijo Vanden Houte.

Según Eurostat, el aumento de los precios de los alimentos, que se miden junto con el tabaco y las bebidas alcohólicas, alcanzó el 5,7% en enero, frente al 6,1% en diciembre, y entre las principales economías de la zona del euro, Alemania, Francia e Italia exhibieron niveles del 3,1%, 3,4% y 3,5%, respectivamente.

En la misma jornada, Eurostat anunció que la tasa de desempleo en la eurozona en el mes de diciembre fue del 6,4%, su mínimo de toda la serie histórica, que comentó en abril de 1998, disminución que comenzó a mediados de 2021, gracias a la fuerte recuperación económica posterior a la pandemia.

Eurostat mostró esta semana que la eurozona evitó por muy poco una recesión técnica en 2023, y básicamente sigue sin salir del estancamiento. Según la agencia, la economía de la eurozona registró un crecimiento nulo en el cuarto trimestre de 2023, después de un retroceso de un 0,1% en tercer trimestre del año.

De esta forma, la eurozona logró un tímido crecimiento de 0,5% en 2023, levemente por debajo del 0,6% que había proyectado la Comisión Europea.

El economista Jack Allen-Reynolds, de la consultora Capital Economics, señaló que la economía de la eurozona se mantendrá estancada en el primer semestre. "El panorama general es que el PIB se ha mantenido estable desde el tercer trimestre de 2022, cuando los precios del gas se dispararon y el BCE comenzó a subir las tasas de interés", apuntó.

Frente a este panorama, algunos analistas evalúan que es más probable que el recorte de las tasas desde actual el nivel récord del 4% llegue con la reunión de política monetaria del BCE pautada para junio, aproximadamente al mismo tiempo que se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos inicie también una paulatina reducción de sus tipos de interés.

(Con información de AFP)

Temas:

euro

Seguí leyendo

Te Puede Interesar