The Sótano > OPINIÓN

La obra de arte de Edinson Cavani

Por la técnica en la jugada colectiva, la definición, y por la resonancia estética que dejó a su paso, el único gol contra Chile quedara en la historia de los grandes goles

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2019 a las 05:00

Hay un cuento de Saul Bellow, maestro americano del relato con alma y poesía, en el cual un hombre ya viejo va por un camino, y de pronto, al hacer un movimiento, se da cuenta de que ha equivocado, que ha vivido errado, pues debería haber sido bailarín y no lo que era. Una epifanía en medio de la nada le dijo, tarde en la vida, aunque más vale tarde que nunca, que no debería haber sido dueño de un banco, sino bailarín, tal vez integrante del mejor ballet del mundo.

En los grandes pequeños detalles, que pueden ser cotidianos o pueden aparecer cada muerte de obispo, una vez en la vida, está precisamente, la vida, se revela tal como es: reconociéndose como minucia cuyo carácter sublime está en ser solo eso; una minucia: un gran todo que solo pocos pueden descubrir y disfrutar en profundidad.

Cuando vemos un partido de fútbol, exigimos vértigo, rapidez, desplazamiento veloz, del balón y de los jugadores, queremos que todo fluya a la velocidad de un Fórmula 1 atravesando las regiones de lo visual, aquellas por donde el balón se desplaza. Luego le preguntamos al hincha, al final del partido, ¿qué momento, jugada, o detalle del partido le pareció más fenomenal? Queda pensativo. 

En caso de que el partido hubiera terminado empatado en cero, no podrá decirlo. Por lo tanto (piénsenlo y me dicen cuanto antes), los momentos sublimes de un partido de fútbol son aquellos en que la magia se cumple entre líneas, en minucias fuera del espacio y la temporalidad, las cuales, de venir acompañadas de gol, pueden resultar deslumbrantes.

El lunes pasado, Edinson Cavani hizo uno de los goles mas extraordinariamente bellos que se han marcado con la selección uruguaya. La manufactura es notable, desde el momento en que se inicia la jugada, hasta la conclusión de esta. Pero ahí no reside lo de veras importante; no ahí, sino en la fracción de tiempo lento, al menos en apariencia, en que el milagro visual se cumple.

La jugada mencionada es bella a más no poder, porque transcurre a una velocidad de cámara lenta y a ritmo de cumplimiento, sin que las cámaras de televisión, mejor dicho, toda la tecnología a disposición interviniera. Todo sucedió en tiempo real. Suárez a Rodríguez, este que cambia el ritmo con amague acompañado de centro, y el golpe de cabeza de Cavani, uno suave, hecho de pana o seda, como quien toca una superficie que a partir de ese momento comienza a ser suya, enviando la pelota al fondo de la red.

La escena, por cierto, vino acompañada por salto espectacular del portero chileno Arias hacia su derecha, quien casi llega a la pelota, casi, pero no. El balón entró lento, con la engañosa lentitud de las cosas sublimes, que parecen no moverse, pero si lo hacen, guiadas por la ley de su propio ritmo. Fue uno de los goles más hermosos que he visto, el cual vino acompañado de algo nada menor: fue el único del partido, de uno muy cerrado que bien podría haber terminado sin goles.

Durante los previos 83 minutos, no había pasado nada fuera de la rutina. Hasta ese momento en que la rutina se transformó en magia con posteridad incluida. La técnica del gran goleador celeste, uno de los inmortales que ha dado este país grande en glorias futbolísticas fue, además, una lección que no deberíamos olvidar. Hay que pasarse la vida entera practicando, para estar pronto justo en el momento en que lo cotidiano se convierte en magia, sin la cual, ni la vida ni un partido de fútbol se justifican.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...