Nacional > LOS RESPONSABLES DE LA SEGURIDAD

La opción militar

Larrañaga asegura que con militares colaborando se ataca "directamente el meollo de la inseguridad" y es parte de lo que quiere incluir en un plebiscito

Tiempo de lectura: -'

05 de mayo de 2018 a las 05:00

"La gente está harta, repodrida de que no haya respuestas del gobierno, harta de que ganen los delincuentes", dijo el senador nacionalista y líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, durante la interpelación al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, que el 18 de abril realizó el colorado Pedro Bordaberry. Esas palabras no eran nuevas. Las viene repitiendo desde hace varios años. Y junto con su condena a las políticas del gobierno en seguridad pública, Larrañaga agregó algunos proyectos de ley que, según entiende, traerán soluciones para el problema de la inseguridad.

Uno de ellos cumplirá 10 años de haber sido presentado por primera vez en 2019 y es parte de lo que motivó al senador a salir a la calle, lapicera en mano, a juntar firmas para un plebiscito de reforma constitucional: la creación de una Guardia Nacional integrada por militares para que colaboren con la Policía.

El proyecto original fue presentado en 2009 por Larrañaga y cinco senadores más de su sector. Cinco años después reflotaron ese proyecto y lo mismo sucedió en 2016. Pero en todos los casos no tuvo éxito. El senador está convencido de que uno de los caminos para mejorar la seguridad es que las Fuerzas Armadas colaboren con las fuerzas policiales a través de un cuerpo especial que dependa del Ministerio de Defensa pero que en lo operativo sea dependiente del Ministerio del Interior.


Su propuesta ha generado la negativa del oficialismo y también de algunos sectores de la oposición a los que, a grandes rasgos, les hace ruido que militares cooperen en la prevención, disuasión y represión del delito. ¿Por quéinsistir con una propuesta que parece no tener el apoyo suficiente? Para Larrañaga, la respuesta es clara: "Los militares están calificados, tienen preparación, sin duda alguna conocen la disciplina, tienen estructura orgánica, conocimiento y utilización de las armas".

Larrañaga reafirmó la necesidad de salir a buscar la firma de los uruguayos para proponer un cambio que considera "fija un nuevo orden en materia de seguridad" y fue firme con quienes lo critican: "Está bien, convengamos que lo de la Larrañaga no sirve para nada y lo tiramos. ¿Qué proponen los otros que critican esto? Pueden criticarlo pero es un nuevo orden, que va a atacar directamente al meollo de la inseguridad".

El senador señaló a El Observador que no se trata de "sacar a los militares a la calle" –como suele decirse de forma despectiva– sino que su idea es formar a integrantes de las Fuerzas Armadas en tareas policiales, en lugar de "formar de cero a civiles". "Proponemos que se preparen también para esas nuevas tareas, sin dudas. Que cumplan con una instrucción. ¿Puede cualquiera pero no un militar? Es un modelo de una doble fuerza: estamos hablando de crear una segunda fuerza que ayude a la Policía", explicó y mencionó un listado de países, entre los que incluyó Chile, Portugal, Francia y Holanda, en los que se aplica ese modelo que propone.

Entre esos ejemplos también mencionó a España, al que le prestó especial interés, y donde existe la denominada Guardia Civil que es "de naturaleza militar" e integra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En ese caso, depende del Ministerio del Interior en servicios, destinos, medios y retribuciones y del de Defensa en ascensos y misiones que son netamente militares. También se dedica al llamado Resguardo Fiscal del Estado, por lo que cumple funciones para el Ministerio de Hacienda.
El uso de una Policía Militar en Brasil para combatir el narcotráfico ha sido objeto de polémica por el uso abusivo de la fuerza, denunciaron organizaciones civiles en diferentes oportunidades.


En Canadá, Estados Unidos, Colombia, Israel, Japón y la mayoría de los países europeos hay militares cumpliendo tareas policiales.

El líder de Alianza Nacional nombró también ejemplos locales, como la Prefectura Nacional Naval, que trabaja en las costas y cumple tareas de seguridad, la guardia perimetral que vigila las cárceles y la policía aeroportuaria, que también es militar.

Esos ejemplos vinieron acompañados de uno bastante actual: tareas de vigilancia en los puntos fronterizos para prevenir "amenazas que afecten la integridad del territorio y sus recursos estratégicos", según indica un decreto del Poder Ejecutivo del 8 de enero de este año. Precisamente, este miércoles la Cámara de Diputados votó un proyecto de ley que brinda un marco jurídico a las Fuerzas Armadas para realizar esos trabajos. Ese proyecto había sido presentado por los diputados nacionalistas Jaime Trobo y Gustavo Penadés y también por el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres.

¿Qué es una Guardia Nacional?

Si Larrañaga logra juntar las firmas necesarias, en octubre de 2019 además de elegir a los integrantes del Parlamento y una fórmula presidencial, los uruguayos deberán votar un plebiscito con el tema de la seguridad como protagonista. La propuesta del senador tiene tres puntos principales: la prisión perpetua revisable para delitos gravísimos, el cumplimiento efectivo de penas en delitos graves y la creación de la Guardia Nacional.

La idea de los militares colaborando se inspirará básicamente en el proyecto de ley presentado en marzo de 2016, que planteaba la creación de ese nuevo organismo y sus competencias. De lograrse una reforma constitucional a través de un plebiscito y que se cree la Guardia Nacional, deberá realizar todas las acciones necesarias para combatir el narcotráfico, en coordinación con el Ministerio del Interior.
A su vez, tendrá que actuar junto con la Policía en la lucha contra todas las manifestaciones del crimen organizado y participar en la prevención, disuasión y eventual represión del delito en las zonas con índices delictivos altos. Para eso, deberá coordinar acciones con la Policía en operativos especiales.
El proyecto de 2016 agregaba que la Guardia Nacional "será comandada por un oficial general de las Fuerzas Armadas secundado por un cuerpo de oficiales y un Estado Mayor" que serán rotados parcial o totalmente cada dos años, y el personal subalterno, que será seleccionado por militares y no podrá superar los 2000 efectivos.

(Producción: Natalia Gold)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...