Cargando...

Nacional > A UNA SEMANA DE LAS INTERNAS

Lacalle Pou comenzó su última semana previo a las internas moderando su ansiedad y rogando no hacer “terrorismo político”

Aseguró que si es electo candidato se dedicará a buscar “coincidencias con los otros partidos”

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2019 a las 09:17

Los ocho días que separaban a este sábado de las elecciones internas hicieron que la militancia salteña y sanducera ondearan sus banderas con más fuerza. Bocinas, perros corriendo al lado de autos, motos y camionetas, luces que se prendían y apagaban y los brazos del precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou que no paraban de moverse por fuera de la ventanilla de la camioneta en la que viajaba en una caravana organizada en Paysandú. El líder del sector Todos viajó al norte del país para sus actos de despedida previo a las internas, en los que pidió tranquilidad y aseguró que mantiene su optimismo intacto.

“Quedan ocho días, puede ser nada o puede ser mucho. Estamos convencidos de que acertamos más de lo que nos equivocamos”, dijo en el club social de Paysandu y centró su discurso en que se eviten los agravios.

“No creo en esa falsa división entre la vieja y la nueva política. Mi división es la buena o la mala política. Tomemos estos ocho días como un examen. No solo hacemos una campaña para ganar sino preparándonos para gobernar. Si no somos capaces en estos ocho días de mantener el rumbo no estamos preparados para gobernar”, afirmó y pidió que, si gana, el festejo sea junto a los demás precandidatos en la casa del Partido Nacional.

Sus mensajes finales en Salto y Paysandu apostaron básicamente a la unidad tanto dentro como fuera del partido. “Yo usé solo una herramienta en toda la campaña, que es la verdad. Nunca tuve que agredir ni descalificar a nadie. No hacemos terrorismo político. Cometemos la imprudencia de hablar bien de los demás”, afirmó en Salto.

Luego de ese acto, Lacalle Pou viajó hasta Paysandu ya entrada la noche hasta el comienzo de la caravana organizada por dirigentes locales y nacionales.

Los semáforos en rojo eran la excusa perfecta para que se bajara de la camioneta a sacarse fotos con posibles votantes. Lo fueron también para un militante que viajaba en bicicleta y aprovechó para acercarse y abrazarlo a través de la ventanilla baja.

Detrás del líder del sector Todos viajaban los senadores Álvaro Delgado, Javier García y Luis Alberto Heber y el intendente de Florida, Carlos Enciso.La caravana terminó a una cuadra del club social donde cientos de militantes lo esperaban con tamboriles y redoblantes.

A esa altura, a la voz de Lacalle Pou los meses de campaña ya le estaban pasando factura. “Siento el peso arriba de los hombros de que tengo que hacerme cargo de los uruguayos”, dijo carraspeando.

Esa oración fue el enganche para criticar al presidente de la República, Tabaré Vázquez, a quien desde hace mucho tiempo considera “ausente”.

“El Uruguay está en necesitando sacudir la modorra. No que faltando ocho meses uno se pregunte dónde está el presidente de la República. Un presidente de la República que se borra.  Si soy presidente de la República, las 24 horas del día, los siete días a la semana, los cinco años van a poder contar conmigo”, aseguró y dijo que no sería solo para las cosas “grandes” sino más que nada “para las chicas”.

Lacalle Pou no solamente pidió pensar en el 30 de junio de noche, cuando los resultados sean prácticamente definitivos, sino más que nada en el 1 de julio. La fórmula, aseguró, se tendrá que ir definiendo a partir de que las internas terminen y lo más rápido posible. Pero su foco no ese, sino el panorama que entiende que se instalará desde el 1 de marzo de 2020.

El precandidato afirmó que si es quien gana las internas se dedicará “a buscar coincidencias con otros partidos”. “En la campaña hacia octubre si me toca ser el elegido voy a hablar bien de los partidos de gobierno que compiten con nosotros. Cada coincidencia que encuentre me voy a parar arriba de ella”,dijo con la idea en mente de que el próximo gobierno será multicolor.

Lacalle Pou se despidió del norte del país con la promesa de volver en poco tiempo con “el peso en los hombros” de ser quien represente a todos los nacionalistas en las elecciones de octubre. Porque entiende que el 30 de junio el Partido Nacional no elige candidato, elige presidente.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...