Cargando...
Argentina asumió la presidencia del Mercosur

Nacional > CUMBRE DEL MERCOSUR

Lacalle Pou y Fernández se “sinceraron” en cumbre del Mercosur y cruzaron críticas por flexibilización

Con comentarios futboleros y el reconocimiento de Lacalle Pou de que "debatir" le gusta "más que el dulce de leche", ambos expusieron sus diferencias

Tiempo de lectura: -'

07 de diciembre de 2022 a las 05:02

Las reuniones en las que participan altas autoridades suelen estar cargadas de cuestiones protocolares y formalismos que las hacen previsibles, con una dinámica lenta, algo tediosa y por momentos –por qué no– aburridas.

Pero estas solemnidades pueden romperse si el moderador tiene ganas de hacerlo, tal como ocurrió este martes en la cumbre del Mercosur, en la que el presidente Luis Lacalle Pou buscó –y consiguió– un debate “sincero” que hizo a Alberto Fernández y Mario Abdo Benítez dejar a un lado los discursos que traían escritos para reflexionar en voz alta sobre el tema que genera las mayores discrepancias en la interna del bloque.

Se trata –como se sabe– de la flexibilización del Mercosur, o dicho de otra forma, de la posibilidad de que los países puedan negociar y suscribir acuerdos comerciales de forma individual por fuera del bloque.

El punto interesa particularmente a Uruguay porque es un país pequeño que “necesita y tiene vocación” de abrirse al mundo, al decir de Lacalle Pou, cuyo gobierno está negociando acuerdos de libre comercio con China y Turquía, y recientemente pidió adherirse al Acuerdo Transpacífico (CPTPP).

Esta última solicitud fue la que agitó las aguas en la previa de la cumbre y provocó una declaración de las cancillerías de Argentina, Brasil y Paraguay en la que advirtieron a Uruguay de que si continúa con este camino puede ser sancionado, aunque el comunicado debe leerse de forma más política que jurídica, ya que hasta que no haya rubricado ningún acuerdo no pueden hacerle ningún reclamo.

La cumbre del Mercosur terminó sin declaración final

En su calidad de anfitrión –y con gran parte del gabinete en sus espaldas como forma simbólica de mostrar la importancia que le otorga al bloque– el presidente uruguayo pidió decir “claramente” qué espera cada uno del Mercosur luego de transmitirlo “desde los zapatos de Uruguay”. Desde esta ubicación habló de “aranceles altos” que generan “ansiedad”, de su disposición a “avanzar” sin esperar porque “el que se queda quieto se atrasa”, y del interés que tiene por “ir en barra” para tener “más poder negociador”. 

El guante fue recogido por Fernández, que bajo el argumento de la sinceridad, le espetó que su visión estaba equivocada porque “el mundo se plantea hoy cosas bien diferentes a la libertad de comercio”.

El análisis partió de los cambios por la pandemia del coronavirus y la guerra entre Rusia y Ucrania para llegar al gran problema del Mercosur: las “asimetrías” entre los países. “Nunca las resolvimos y es hora de sentarnos a hablar de eso”, planteó y anunció que Argentina abordaría el tema en su presidencia semestral. 

Fernández le apuntó directamente a la estrategia uruguaya, y mirando a la cara a Lacalle Pou, dijo que si cada uno hace “lo que quiere” el Mercosur no tiene camino para transitar.

Lacalle y Fernández se cruzaron por la flexibilización del bloque

De esta forma entró a contestar sobre otro punto que había mencionado el presidente uruguayo, y que era una respuesta a un comentario del canciller argentino Santiago Cafiero en la reunión del lunes.

En ese encuentro, Cafiero habló de que el Mercosur iba camino a una “ruptura” si Uruguay continuaba recorriendo negociando solo. “Acá no se trata de una ruptura, se trata de resolver tensiones hacia afuera”, mencionó Lacalle Pou, algo que terminó con una intervención de Fernández: “me gusta oírte decir que el objetivo no es romper nada”.

La cumbre había comenzado con un chiste futbolero de Lacalle Pou, que pidió sacar buenas fotos porque ahí estaba el próximo campeón del mundo, aunque las referencias se extendieron durante toda la jornada. 

El presidente argentino habló de “respetar las reglas”, las cuales son conocidas y comprendidas por todos, y puso como ejemplo que un zaguero no podía agarrar la pelota adentro del área y decir que no era penal. "Vos decís que nadie quiere romper... cuando en una sociedad las reglas se incumplen, alguien está rompiendo. Tenemos que respetarlas", sostuvo Fernández. 

Al término de la intervención del argentino, Lacalle Pou volvió a tomar la palabra, y continuó su exposición en términos futbolísticos. Fue entonces cuando volvió a salirse del protocolo y pidió “ver el VAR de quién no ha cumplido las reglas en el Mercosur". 

Es que la flexibilización no fue el único tema en el que cruzaron críticas. El año pasado Brasil bajó unilateralmente el Arancel Externo Común del Mercosur, lo que le valió críticas de los otros socios. Este aspecto fue mencionado por Lacalle Pou como uno de los “incumplimientos” de los países, lo que fue justificado por Fernández argumentando “razones de excepción” algo previsto en la normativa interna.

Si bien Fernández y Lacalle Pou se robaron las miradas, Mario Abdo Benítez y Hamilton Mourao también fueron críticos con la postura uruguaya.

El vicepresidente brasileño señaló que estaban dispuestos a discutir las diferentes velocidades en las “instancias pertinentes” pero “respetando los tratados y las reglas del consenso”, mientras que el paraguayo le dejó una pregunta en el aire a Lacalle Pou: “¿antes de terminar las negociaciones vas a compartir la información con el resto del bloque? Si eso entendí es un camino aceptable”, le dijo.

La vicecanciller Carolina Ache suplantó a Francisco Bustillo

La dinámica de toda la jornada conformó a Lacalle Pou, que lo reconoció al final en un comentario hacia Fernández: “me gusta porque en esta instancia entraste en el debate, y a mí me gusta más que el dulce de leche debatir", le dijo antes de invitarlos a todos a “seguirla” en un asado en Suárez y Reyes.

Otra polémica: el Banco Central del Mercosur

El retorno de Lula Da Silva al poder en Brasil es esperado con optimismo por Argentina, y ha provocado que algunas ideas vuelvan a ser reflotadas, como es el caso del Banco Central del Mercosur.

Esta idea, mencionada en algún momento por el líder del Partido de los Trabajadores, fue señalada por el ministro de Economía argentino Sergio Massa al otro día de la victoria ante Jair Bolsonaro como algo que podría “fortalecer” al bloque.

Sin embargo, la propuesta es rechazada por Lacalle Pou, que la considera inaplicable dada la situación en que está el Mercosur. “Ni siquiera estamos caminando, hablar de que estamos corriendo es avanzar más de lo que debemos”, dijo.

El punto fue defendido por Fernández, que dijo que no era una “locura” pensarlo y que “claro” que lo estaban hablando.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...