Nacional > PARTIDO NACIONAL

Larrañaga vuelve para dar la batalla por Lacalle Pou

El líder de Alianza Nacional reapareció luego de la derrota y encabezará al Senado

Tiempo de lectura: -'

14 de julio de 2019 a las 05:00

Después de pasar varios días fuera del radar y sumido en un silencio público, Jorge Larrañaga reapareció para anunciar que trabajará con intensidad para el triunfo electoral de su partido y que buscará la reelección en la Cámara de Senadores. El exprecandidato blanco, que terminó en tercer lugar en las internas con 17% de los votos, por debajo de Luis Lacalle Pou (53%) y Juan Sartori (20%), eligió el interior del país para reflexionar sobre su futuro. Después de dirigirse a sus militantes en la noche del domingo 30 y de saludar al vencedor en el Directorio del Partido Nacional, Larrañaga partió junto a su familia rumbo a Salto. Pese a que no dio entrevistas ni emitió declaraciones en los días siguientes, estuvo en contacto permanente con los dirigentes de su sector a través de WhatsApp.

En 2014, cuando cayó por primera vez frente al bisnieto de Herrera, el senador hizo lo mismo y se refugió en su chacra de Flores para definir si integraría la fórmula como candidato a vicepresidente de Luis Lacalle Pou. Después de consultar a sus más íntimos, Larrañaga aceptó y volvió al ruedo electoral. 

En febrero, durante una entrevista con El Observador, el líder y senador de Alianza Nacional contó que heredó de sus padres la “enorme voluntad” de sobreponerse a las dificultades. “La voluntad es lo que hace al ser humano. Eso me parece central y es una característica que siempre me ha adornado”, señaló.

De esta manera, recordó la derrota de 2014, cuando dijo -ni bien conoció los resultados- que no volvería a subir las escaleras del Directorio del Partido Nacional. “Tenía una situación especial cuando perdimos la última instancia electoral y a los diez días me saqué el polvo del porrazo, me eché un poco de agua en la lastimadura, y me puse en el frente de la lucha y de la batalla para defender a mi partido y a los principios por los que lucho”, agregó. 

Fuentes consultadas por El Observador afirmaron que, pese a su imagen de hombre hosco y confrontativo, Larrañaga es un protector nato de los suyos y alguien que aprendió a superar las amarguras para salir adelante. Después de las internas no fue necesario discutir sobre su futuro porque todos entendieron que su lugar natural era el Senado.

Así lo reafirmó el senador Carlos Camy, quien aseguró a El Observador que Larrañaga es un “líder insustituible” para el Parlamento y el propio partido. En el mensaje que divulgó este viernes, el senador explicó que es “necesario priorizar el futuro”, por lo que dejará todo su “esfuerzo” y “compromiso” para “asegurar el cambio”. “Vamos a salir con nuestra lista al Senado y trabajaremos intensamente para lograr el triunfo del Partido Nacional. Para que Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón sean la fórmula elegida por los uruguayos”, apuntó. 

Minutos después, el candidato blanco respondió y escribió en un tuit: “Hombro con hombro”. 

En la noche del 30 de junio el entonces precandidato esperó los resultados de la elección en una habitación del primer piso del hotel NH junto a los dirigentes más cercanos. Así estuvo por poco más de dos horas, mientras militantes y periodistas lo esperaban en el piso de abajo.

Camy estaba puertas adentro de la habitación y contó que Larrañaga tomó los resultados con el “sentimiento propio” de quien no consigue el objetivo. Sin embargo, recordó la satisfacción que sintió cuando supo que el Partido Nacional había votado mejor que el Frente Amplio en una instancia no obligatoria. En las internas los blancos convocaron a más de 448 mil personas a votar, más de 190 mil votos por encima del Frente Amplio. 

Pero ese día Larrañaga también sabía que la fórmula presidencial estaba sellada y que la persona elegida iba a atemperar cualquier tipo de resquemores. Es que la conducción de Beatriz Argimón al frente del directorio es vista con buenos ojos por parte de Alianza Nacional, sector que la candidata a vicepresidenta integró años antes de apoyar a Luis Lacalle Pou. Ahora, el sector wilsonista tiene el desafío de delinear la compleja ingeniería electoral de cara a octubre. 

Cadena nacional

El próximo martes Larrañaga se dirigirá a la población en una cadena nacional de radio y televisión para defender su propuesta de reformar la Constitución en materia de seguridad. Después de un duro cruce con el Poder Ejecutivo, que en un principio pretendía que la cadena fuera el 1 de julio, negoció una nueva fecha que se fijó para el 16 de julio. 

La intención de Alianza Nacional era hacerla más cerca de las elecciones de octubre, cuando se celebrará el plebiscito nacional.  Dos semanas después del mensaje de Larrañaga será el turno de que los detractores de la campaña se dirijan a la población. 
El accionar del Ejecutivo de Vázquez difirió de lo que fue el del expresidente José Mujica, quien fijó para fines de octubre, días antes de las elecciones, dos cadenas nacionales por la propuesta de bajar la edad de imputabilidad.

Según supo El Observador, la cadena de Larrañaga será de carácter informativo, aunque incluirá la opinión del senador sobre el tema.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...