Nacional > REFORMA CONSTITUCIONAL

Larrañaga y la reforma constitucional: deberá ensobrar sin el apoyo de los líderes blancos

El precandidato tendrá el desafío de pelear el primer lugar en la interna y buscar la victoria de la reforma constitucional 

Tiempo de lectura: -'

04 de enero de 2019 a las 05:03

El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, se movió prácticamente solo para impulsar la campaña de recolección de firmas Vivir sin miedo, por la que someterá a plebiscito cuatro modificaciones constitucionales en materia de seguridad. Larrañaga necesitaba, por lo menos, que 270 mil ciudadanos firmaran antes de abril de este año y no solo lo logró antes de tiempo sino que superó la cifra.

Ahora, con las más de 300 mil firmas estampadas, será momento de que piense en la campaña para lograr que el último domingo de octubre, junto con las elecciones nacionales, los ciudadanos le digan que sí a la reforma. Esa es otra batalla que también deberá dar solo ya que por un lado el Frente Amplio anunció que le hará oposición, y desde su propio partido seguirán en la línea mantenida hasta ahora de no apoyarlo.

Si bien los integrantes de varios sectores nacionalistas tendrán libertad de acción para ensobrar, como la tuvieron aquellos que decidieron firmar, sus líderes no apoyarán el plebiscito, según consultas realizadas por El Observador.

En el caso del grupo de intendentes Mejor País, que tiene al jefe comunal de Maldonado Enrique Antía como precandidato, no está planteado que apoyen la iniciativa pese a que quienes quieran participar de la campaña a favor del plebiscito podrán hacerlo.

Durante la campaña de recolección de firmas tanto Antía como el intendente de Cerro Largo, Sergio Botana, fueron muy críticos con las propuestas de Larrañaga, especialmente con la vinculada a la colaboración de militares en tareas de seguridad. “Me parece que es una señal de 'aprovechemos la calentura de la gente', como que Larrañaga se reposiciona con la juntada de firmas y me parece que lo importante no es ese mensaje", afirmó Antía en julio en una entrevista con el programa En Perspectiva y agregó: “En el tema de seguridad, ¿cómo voy a decir 'firmen esto, síganme que esta es la solución', cuando es un tema tan grave para el país lo que está pasando, tan de Estado, y yo al hacer eso estoy dejando por fuera a mucha otra gente que puede aportar en eso para agarrar de una vez por todas al toro por las guampas?". En tanto, para Botana Ejército y Policía deben ocuparse cada uno de sus funciones, que son diferentes.

Una actitud similar tendrá la agrupación de Verónica Alonso, que si bien no definió formalmente si apoyará o no el plebiscito, sí tiene definido que dará libertad de acción a sus integrantes. Aunque no lo conversaron entre ellos, la postura más probable que tomará el sector será la de no ensobrar.

Por su parte, el senador y precandidato, Luis Lacalle Pou, afirmó que “con las herramientas que se tienen hoy no hay excusas para no asegurarle la paz a los uruguayos”. El líder del sector Todos dijo que llevar adelante un plebiscito por seguridad implica “un esfuerzo grande que hay que reconocerle a Jorge Larrañaga y esto genera una posibilidad de que el gobierno que viene tenga más herramientas".

“Quien quiera ejercer legítimamente la autoridad hoy, quien se haga cargo, quien le mande a la delincuencia el mensaje de que se terminó el recreo, con las herramientas que se tiene hoy, no hay excusa para no asegurarle la paz a los uruguayos. Si en octubre la ciudadanía opta por más herramientas, se pueden tener para utilizar o no”, aseguró durante una rueda de prensa en Paysandú este miércoles.

Campaña en contra

Mientras tanto, algunos dirigentes frenteamplistas preparan una campaña en contra del plebiscito que deberá votarse en octubre. Según informó El País, en Casa Grande –sector liderado por la senadora Constanza Moreira- ya tienen la postura tomada de que deben, en este caso, ser oposición.

“Necesariamente vamos a ser un foco opositor. Eso ya lo tenemos decidido, vamos a hacer una movilización importante por todo lo regresiva que es esta propuesta”, dijo a El País el senador Rafael Paternain, suplente de Moreira.

A su vez, la senadora del Partido Socialista Mónica Xavier, afirmó que “es un tema que estará indiscutiblemente en la campaña, porque el tema de la seguridad y las políticas para cuidarla son parte de la discusión junto con otros temas electorales”.

“Se promete algo respecto a lo que sobran ejemplos para demostrar que no es así. Nunca los militares sirvieron para mejorar la seguridad, sino para empeorarla y eso está demostrado”, dijo.

La reforma plantea el cumplimiento efectivo de las penas para que en casos de delitos graves los delincuentes no puedan obtener beneficios que les permitan salir antes de tiempo de prisión. También crea la figura de la reclusión permanente revisable a los 30 años en delitos gravísimos y permitir que la legislación regule los allanamientos nocturnos en lugares donde se sospecha “fundadadamente” que se están cometiendo delitos.

Por último, dispone la creación de una Guardia Nacional con 2.000 efectivos militares especialmente entrenados para que colabore en determinadas tareas con la Policía. 

Este 1° de enero, Larrañaga cuestionó en una editorial las políticas públicas de los gobiernos del Frente Amplio. “(Son) los que creen que la sociedad es responsable -culpable- por los delincuentes, y por tanto hay que ser indulgentes con el delito, que consideran que ha sido la sociedad la que ha fallado, y ahora poco menos que debe soportar que los delincuentes hagan una especie de ¨expropiación¨ violenta, una suerte de revancha”, escribió como inicio de un año en el que tendrá que pelear por el plebiscito y por  quedarse con el podio en la interna blanca para poder pelear la Presidencia de la República.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...