Nacional > CURSOS DE CAPACITACIÓN

Las 10 recomendaciones del Ministerio del Interior para actuar frente a los delincuente

El ciclo de talleres da pautas cómo prevenir situaciones de violencia

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2018 a las 17:00

"Nuestros tips no son para hacerlos sumisos. A mí lo que me importa es que cada uno de ustedes, si les pasa un hecho de estos, tengan las herramientas para salir con vida", respondió el capitán Washington Pereira a una mujer que interrumpió su taller sobre seguridad. Ella, al igual que varios otros presentes en el auditorio, cuestionó que el Ministerio del Interior pretenda "adiestrar" a los ciudadanos para que no ofrezcan resistencia en los asaltos, en lugar de enfocarse el enfrentamiento y rehabilitación de los delincuentes.

Desde el año pasado, la cartera lleva adelante un ciclo de talleres en diferentes ámbitos sociales y ciudadanos, con el objetivo de instruir a la población sobre los pasos adecuados que debe dar toda víctima de un asalto. Ya pasaron por esta experiencia los trabajadores del Correo Uruguayo, los de la empresa Redpagos y los empleados de la cadena de supermercados Ta-ta. La empresa Farmashop y la sede de Naciones Unidas en Uruguay también han demostrado interés en recibir estos talleres

La difusión sobre el taller en Ta-Ta tuvo especial repercusión, porque fue la respuesta que dio el ministro Eduardo Bonomi a mediados de marzo a la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU), que reclamaban una solución a la serie de asaltos a sus locales comerciales, que se había extendido en los últimos tres meses.

Los talleres en la cadena de supermercados aún no terminan y han sido exitosos hasta el momento. Los empleados ya tuvieron oportunidad de aplicar las herramientas aprendidas: han sufrido asaltos en los que siguieron los pasos recetados, y nadie salió lesionado, contó Pereira este martes, invitado como disertante en el seminario "Cómo prevenir situaciones de violencia. Tecnologías y mejoras prácticas disponibles", organizado por la empresa de seguridad Securitas. Pereira es coordinador académico de la Guardia Republicana e integrante del Centro de Comando de Crisis de la Policía.

Lea también: Se reveló la cifra que tanto preocupa a Bonomi: 4.800 rapiñas más en lo que va de 2018

"Es fácilmente apreciable que esto se hizo vox populi a pesar que mediáticamente se intentó denostar el esfuerzo y sentido de estos talleres", dijo el jerarca, y continuó con su taller, pese a las múltiples interrupciones de los participantes.

Un hombre de lentes sentado en primera fila intentó deslegitimar el propósito de la instancia. "Estos talleres –dijo– son para buscar que los ciudadanos de alguna manera acepten a los gánster que tenemos en la ciudad, y yo no lo veo correcto. Quizás tendríamos que hacer a la inversa: tomar cursos de tiros y que enseñen a la gente a defenderse", intervino. Pereira no solo no lo interrumpió, sino que pidió silencio al auditorio para que el hombre pudiera redondear su idea. "Todos tenemos algo para decir, para ser escuchados", dijo más tarde a El Observador.

Y el hombre terminó su idea: "¿Qué conviene más, una sociedad que se sepa defender o una sociedad que acepte que los gánster nos impongan las reglas de jugo? Porque en la medida en que sigamos pacificándonos y aceitándonos a ellos, ellos, de su lado, van a ser más violentos y van a ir contra nosotros".

Pereira insistió durante la hora de su conferencia en el concepto de la "construcción de ciudanía", que implica el combate a la inseguridad desde varias aristas –no solo la policial–, lo que involucra también respuestas responsables de los ciudadanos, distintas a aquellas reacciones "inconscientes, disparadas por el miedo, que son contraproducentes".

Es por eso que la cartera recomienda 10 tips básicos a asumir cuando sobreviene un asalto. Todos apuntan a que la víctima trate de mantener la calma y que en ningún momento manifieste una actitud que el delincuente pueda interpretar como peligrosa o amenazante.

La necesidad de detenerse en ese punto se debe al riesgo latente que implica dar una respuesta violenta. Y ese peligro existe dados los mayores niveles de agresividad que hay en todas las dimensiones de la sociedad, según explicaba el experto a su auditorio.

Sin embargo, otra mujer volvió a interpelarlo y propuso una posible causa para la polarización social. "Uno se va volviendo agresivo -no lo éramos antes- porque siente que no se respetan los derechos, los de sus hijos, amigos y los de la gente que hace por este país que no tiene guardaespaldas". De nuevo, Pereira escuchó en silencio. Y la mujer agregó: "Nos están matando, y eso nos convierte en más agresivos. Porque nos molesta".

Miedo

"El delincuente también tiene miedo", dijo más de una vez el instructor de la Policía Nacional. Mostró un cuadro comparativo entre el perfil psicológico del ladrón y el de la persona sorprendida y asustada por el delito. El delincuente está bajo los efectos de la excitación, la ansiedad, la frustración, la depresión, y somete a la víctima con una autoridad repentina en un estado de pánico, sumisión y una exaltación similar.

El mensaje a retener se repitió en varias diapositivas, e incluso se instó al auditorio a repetirlo en voz alta, que lo hizo a coro, sin mayor voluntad, pese al entusiasmo de Pereira. "Todo lo que uno diga o haga va a generar una reacción". Una reacción a lamentar.

Por eso es clave no mirar a los ojos del atacante ni intentar reconocerlo, no hacer movimientos bruscos ni intentar capturado en su huida o llevar a cabo un arresto ciudadano, entre otros consejos de la secretaría de Estado.

"A veces, la conducta individual atenta contra la colectiva, porque si yo corro, mi madre tendrá un hijo vivo, pero capaz que el que tengo al lado puede resultar herido", puso de ejemplo el instructor.

Una última interpelante cuestionó también que la intención del gobierno sea "restringir" la libertad de los ciudadanos, al exhortarlos a que asuman determinadas conductas, obligados por la presencia de un problema social –la delincuencia– que el gobierno no logra combatir con éxito. De hecho, el Ministerio del Interior se apresta a presentar datos que revelarán que las rapiñas aumentaron un 56,9 % en el primer semestre de 2018, respecto a igual periodo el año pasado.

"No estamos hablando de adiestrar a la persona a la docilidad. De lo único que estamos hablando es que si mañana les toca, puedan abrazar a su familia al otro día". Ese fue el mensaje final de Pereira.

Las recomendaciones del Ministerio del Interior a los ciudadanos:

1. Trate de mantener la calma

2. Evite mirar a los ojos al delincuente

3. No se resista

4. No se enfrente

5. En caso de reconocerlo no decirlo

6. No intente huir porque podría ser herido por la espalda

7. No haga movimientos bruscos

8. No pierda de vista las manos del agresor

9. Si el delincuente está bajo los efectos de alguna droga o alcohol se vuelve más peligroso y agresivo

10. Cuando el delincuente escape no intente detenerlo


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...