Espectáculos y Cultura > ESPECTÁCULOS

Las acrobacias de Flavio Mendoza que salpican en Punta del Este

Entre la espectacularidad y las lentejuelas, así es Stravaganza: water in art, el show que se presenta en Enjoy

Tiempo de lectura: -'

03 de enero de 2018 a las 05:00

Claudia Fernández aparece sobre el escenario sobre un unicornio, mientras dos bailarinas (con cabezas del mismo animal mitológico) bailan a sus costados y Maxi de la Cruz, con un esmoquin blanco, recita con seriedad un fragmento de Cuando pase el temblor. Es Stravaganza, el espectáculo que se estrenó el 16 de diciembre en el salón Montecarlo del Enjoy Punta del Este (Conrad) y que estará hasta marzo.

El show, concebido y dirigido por Flavio Mendoza, es impactante, con proezas físicas en acrobacias, danza y natación, fusionada con música, monólogos de humor y la figura de la vedette. El Cirque du Soleil y la calle Corrientes de la mano.

El show que se presenta en el este es Water in art, uno de los múltiples espectáculos que bajo la firma Stravaganza se han presentado en Carlos Paz (donde también se está presentando este verano), Buenos Aires y Mar del Plata. Durante una hora y media se suceden cuadros de baile, musicales y de acrobacias, intercaladas con fragmentos humorísticos a cargo de Maxi de la Cruz.
Dentro de esos cuadros hay todo tipo de referencias e influencias, más allá de que el agua es una suerte de hilo conductor. Pero el hip hop, la cultura árabe, el flamenco, la danza africana, la cultura circense (Mendoza viene de una familia vinculada al circo durante generaciones) y hasta la música de Soda Stereo tienen presencia en el show.

Aparte de la inclusión de integrantes uruguayos al elenco –además de Fernández y De la Cruz también está Abigail Pereira– este espectáculo tiene como seña de identidad la utilización de una piscina en la que se realizan algunos de los mejores cuadros del espectáculo, incluido uno en el que otra de las figuras de Stravaganza, Gisela Bernal, nada y vuela sobre unas cuerdas acompañada por el mismísimo Flavio Mendoza, que participó como invitado en la función del pasado lunes.

Ese es un punto alto del show, al igual que otro en el que un grupo de acróbatas se balancean y hacen piruetas sobre una estructura metálica que se asemeja a un barco y que está suspendida sobre la piscina.

Es que Stravaganza, por momentos, funciona en dos niveles. La piscina está cubierta, pero su "tapa" se levanta y queda como una plataforma superior en la que también los actores y bailarines ejecutan sus acciones.

Detrás de ellos, una inmensa pantalla gigante, en la que además de proyectar fondos para cada segmento, se aplica la técnica de video mapping para los segmentos de humor, en los que De la Cruz interactúa con la pantalla, logrando efectos divertidos que sorprendieron a un público integrado por uruguayos, argentinos y brasileños como segmentos mayoritarios.

El humor del comediante es eficaz y logra hacer reír continuamente al público (algunos niños incluso sueltan extensas carcajadas) con sus personajes y sus sketches, en los que pasa por distintos registros humorísticos, desde el más burdo hasta algún comentario que requiere un par de segundos para procesarlo y ahí sí, soltar la risa.

Es que Stravaganza, por momentos, funciona en dos niveles. La piscina está cubierta, pero su "tapa" se levanta y queda como una plataforma superior en la que también los actores y bailarines ejecutan sus acciones.

Las estrellas locales también cumplen con corrección sus papeles, bailando y girando sobre el escenario y la superficie acuática con habilidad.

Stravaganza, que permanecerá en Punta del Este hasta marzo, es un show que va de menos a más en cuanto a su espectacularidad e impacto entre el público, pero concluye con escenas sorprendentes, acompañadas por una estética circense, con brillantina y mucha piel al descubierto, y unas cuantas salpicaduras para los que estén en las primeras filas.

US$ 3 millones

fue la inversión del espectáculo de Stravaganza: water in art. Son más de 30 artistas en escena.

106 funciones

tendrá Stravaganza al finalizar la temporada. Los bailarines repasan la función alrededor de 12 horas por día. Comienzan a las seis de la tarde y terminan a las cuatro de la mañana.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...