Nacional > Natural

Las aguas saborizadas Chi Drinks pelean su lugar en el mercado

El emprendimiento cuenta hoy con 130 puntos de venta y pretende alcanzar los 300; el plan es incursionar en cadenas de supermercados

Tiempo de lectura: -'

15 de agosto de 2018 a las 05:00

Por Karen Parentelli
Especial para El Observador

Mate-Mandarina fue el primer sabor que salió al mercado hace un año de las aguas saborizadas Chi Drinks, que se presenta como una alternativa a los clásicos refrescos, al agua y a las bebidas alcohólicas.

Se trata de aguas saborizadas que tienen un proceso de pasteurizado, por lo que no utilizan conservantes. Vienen en botella de vidrio con un sistema de tapa que permite abrir y cerrar con facilidad.

Llevó un tiempo de prueba, según contó uno de los emprendeodres, el ingeniero en alimentos Carlos Valmaggia. El proyecto ganó el año pasado un capital semilla de Agencia Nacional para el Desarrollo, y ese fue un puntapié inicial que les permitió comenzar a producir. "Cada vez estamos en más lugares de venta. Pero nosotros no ganamos con esto, estamos empatando. Por suerte en este momento podemos decir que no le debemos a nadie", dice Valmaggia.

El de Mate-Mandarina, que es un energizante natural, por las propias cualidades de la yerba mate, es el sabor mejor logrado según los emprendedores detrás de Chi, que aclaran que la combinación no tiene ningún tipo de efecto laxante. El otro sabor es más clásico: limón-jengibre-menta. Valmaggia explicó que el problema con este gusto es que se asemeja mucho a las aguas saborizadas que hacen distintos locales gastronómicos, y por eso no se vende tanto: "las empresas prefieren el agua casera que hacen ellos".

El tercer sabor que manejan, mango y jengibre, surgió cuando notaron que el gusto de limonada no tenía tanta llegada. Buscaron por eso algo más exótico. "Fue el que más nos costó, hicimos muchas pruebas para dar con la receta, y sentimos que aún le falta un retoque final", explica Valmaggia.

En busca del distribuidor

Los emprendedores están ahora trabajando en llegar a más clientes. Actualmente son 130 los puntos de ventas -entre los que hay bares, restaurantes, autoservicios, fábricas de pastas y locales de venta de productos naturales, y establecimientos como Iberpark-, pero se quiere llegar a unos 300 lugares.

"Tenemos distribuidores, pero a muchos puntos voy yo mismo a repartir. En los meses de verano no daba abasto, estaba de un lado para el otro en auto", explica Roger Gutiérrez, gerente comercial de Chi. Gutiérrez es mexicano, pero está radicado desde hace años en Uruguay y ha trabajado en el rubro.

Lo que buscan es un distribuidor que se encargue de Montevideo. Los emprendedores contaron que aún no han dado con quien trabajar a gusto, y han tenido hasta malas experiencias. "Nos pasó que hasta conseguir clientes nosotros y que después no se les llevara el producto y se quedaban sin stock", ejemplificó Valmaggia.

La situación es dferente en otros puntos del país: en Colonia, Rocha y Maldonado, Chi cuenta con distribuidores.

Para toda familia

Ahora Chi apunta a un nuevo tamaño, una botella más grande que sea para poder tomar en grupo.
Actualmente las botellas son de 375 mil y el tamaño en el que se está trabajando es el de 750 mil. "Va a ser una solución para tomar en grupo, porque si son cuatro personas tienen que llevar varias botellas, no es algo tan cómodo", dice Valmaggia. Entienden que el tamaño más grande será más adecuado para la venta en las góndolas de supermercados, básicamente porque el precio será más económico.
Para la primavera tienen planeado salir con una propuesta que refuerce la marca.


Comentarios