Nacional > Investigación

Las casas usurpadas por la banda del Kaká y los Negros Congo que investiga fiscalía

La fiscal tenía planificado realizar un operativo para detener a los integrantes del grupo criminal pero suspendió el procedimiento ante la divulgación de información

Tiempo de lectura: -'

23 de octubre de 2020 a las 05:00

Los dos delincuentes pesados que fueron detenidos este jueves en un operativo en 19 de Abril, conocidos como el Kaká y el Negro Congo, lideran una banda criminal indagada por desalojar al menos tres viviendas del complejo habitacional del Plan Juntos de ese barrio.

El caso es investigado por la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero, quien tenía planificado realizar un operativo para detener a los imputados esta semana, pero decidió cancelarlo ante la divulgación de detalles sobre el caso. Según contaron a El Observador fuentes judiciales, Ferrero pensó que los delincuentes –dos adolescentes de varios antecedentes penales de entre 15 y 16 años– huirían.

Sin embargo, El Kaká –que estuvo internado en el Inisa–, también es investigado por dos asesinatos cometidos en las últimas semanas, razón por la cual se realizó el operativo de este jueves, en el que se incautaron armas y se detuvieron además a otras seis personas, y quedaron a disposición de la fiscal de Homicidios, Mirta Morales.

Otros adolescentes que forman parte de la banda narco observaron el procedimiento policial –motivado por la investigación de los homicidios– desde algunas de las casas usurpadas, sin ser detenidos, agregaron las fuentes. Uno de ellos también es apodado el Negro Congo.

La primera denuncia

Una mujer, madre de siete hijos, presentó la primera denuncia el 4 de setiembre, en la sede de la Zona Operacional IV de Montevideo. Luego, en la Fiscalía, dijo que los dos menores la habían amenazado de muerte y obligado a que abandonara su casa. 

Lo mismo ocurrió con otras familias, que también dieron testimonio de la misma amenaza. Los delincuentes los echaron, pero no para vivir en las casas, sino para usarlas como lugar para "esconderse en la noche" o guardar los objetos que roban en los asaltos por la zona.

De todos modos, las autoridades del Ministerio del Interior entienden que se trata de un caso puntual, y que la práctica de desalojos –que fue habitual en Casavalle durante 2017, cuando dominaba la zona la banda de Los Chingas– no es un fenómeno que se haya extendido a otros puntos de Montevideo. "No tenemos datos para decir que esté pasando esto", indicaron.

De hecho, el jefe de Policía Erode Ruiz aseguró en distintos ámbitos que no hay denuncias policiales sobre otras situaciones y, por orden del ministro Jorge Larrañaga, envió este miércoles una carta al fiscal de Corte, Jorge Díaz, luego de que Informativo Sarandí informara de la existencia de denuncias. En el escrito, le solicitó al jerarca que el Ministerio Público llevara adelante "las investigaciones que entienda convenientes sobre hechos que se pueden dar en distintos barrios", como expresó el ministro en conferencia de prensa, y agregó que puso al tanto del tema al presidente Luis Lacalle Pou.

La carta señalaba que la policía "se ponía a la orden" para realizar "los procedimientos que corresponden" en caso de corroborarse que existan "barrios asolados por ocupaciones de viviendas", según supo El Observador.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...