Agro > AGRICULTURA

Las inundaciones complican cada vez más la siembra del arroz en el este

Los plazos para la resiembra se achican y puede afectar tanto al área de cultivo como a la productividad del sector

Tiempo de lectura: -'

30 de octubre de 2019 a las 17:32

Las intensas lluvias de los últimos días están complicando particularmente la siembra de arroz en la zona este, con poco avance en algunas áreas y con otras ya sembradas que pueden tener posibles pérdidas del cultivo debido a las inundaciones que se están dando por estas horas en los campos de la principal región arrocera del país.

El presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz, Alfredo Lago, dijo a El Observador que se está en estos momentos en el final del período de siembra, por lo que el margen para resembrar es escaso y no es lo ideal. Los plazos para resembrar tiene como límite aproximadamente hasta mediados de noviembre. 

“Quizás la decisión de los productores siga no seguir avanzando más allá del 10 o 15 de noviembre y eso puede determinar e incidir en una menor área de cultivo”, consideró Lago. El sector partió con una intención de siembra de 135 mil hectáreas, pero difícilmente ante estas dificultades se pueda llegar en tiempo y forma a ese objetivo.

El productor sostuvo que aunque la siembra es uno de los factores que más puede comprometer la productividad, tras no poder acceder de forma óptima a las áreas o por malos nacimientos, sin embargo, un buen verano puede llegar a mitigar el mal arranque.

 A esto, se suma que la necesidad de resiembra en algunos casos aumenta los costos para los productores arroceros, un sector que a pesar de sus altos índices de productividad no logra salir de los números rojos desde hace 6 ejercicios económicos. Al 15 de octubre, el sector arrocero había colocado el 51% de lo producido la zafra pasada.

Por su parte, el socio de la consultora Apeo, Ignacio Buffa, dijo que lo más complicado es la zona este de Rocha y el resembrar fuera de fecha ya va a afectar en los rendimientos. Otro aspecto que está siendo afectado, explicó el profesional, son las pasturas que se pueden llegar a morir y “perderse las inversiones en praderas”.

“Se viene complicado en toda la primavera con un octubre que realmente ha sido muy frío, con poco pasto y con el ganado un poco sentido en ese aspecto. Como que la primavera no ha estallado, que es cuando hay más pasto y los animales están chochos”, argumentó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...