Fútbol > FÚTBOL

Las respuestas al caso de amaño de partidos y los riesgos que corre Stuani con la selección

¿De qué se acusa los uruguayos? ¿Cómo se gestó el acuerdo? ¿Qué sanción pueden recibir el delantero celeste, Gustavo Munúa y Carlos Diogo?

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2019 a las 11:35

Cuando los uruguayos Cristhian Stuani, Gustavo Munúa y Carlos Diogo se sentaron ante el magistrado de lo penal Manuel Aleis en Valencia, pudieron comprobar que no se trataba de un simple trámite.

El juicio por el arreglo del partido que jugaron Levante y Zaragoza en 2011, para evitar el descenso a Segunda de este último equipo, se transformó en el primer gran proceso en España sobre el amaño de partidos. De hecho, se estima que el caso durará hasta el 30 de setiembre según informó la agencia AFP.

Stuani ya empezó a padecer las consecuencias. El miércoles la Asociación Uruguaya de Fútbol informó que el jugador se vio imposibilitado de viajar a Costa Rica para defender a la selección en el amistoso del viernes y tampoco estará presente el martes de la próxima semana ante Estados Unidos, ambos partidos en el marco de la fecha FIFA.

De los tres uruguayos acusados por formar parte de aquel encuentro, el único que está en actividad como futbolista es Stuani, ya que Diogo se retiró y Munúa es entrenador.

Referí responde las interrogantes que se plantean con relación a los hechos, las sanciones que pueden recibir y cuánto perjudicaría esta situación a Stuani con la selección uruguaya.

¿Cuándo se jugó el partido?

El partido en cuestión se remonta a la última jornada de la Liga 2010-2011 y se jugó el 21 de mayo de 2011. Zaragoza peleaba por evitar escapar al descenso y lo logró al vencer 2-1 a Levante en carácter de visitante con dos goles de Gabi Fernández.

¿Los uruguayos jugaron?

Los tres jugadores en cuestión: Stuani, Munúa y Diogo fueron titulares aquella tarde en el estadio Clutat de Valencia en partido que fue presenciado por 20 mil espectadores y arbitrado por Fernández Borbalán. Munúa ocupó el arco de Levante al tiempo que Stuani marcó el gol del descuento a los 80 minutos y fue amonestado. Mientras que Diogo fue titular en el lateral derecho de Zaragoza.

¿De qué se los acusa a los protagonistas del partido?

Que el plantel de Levante recibió una suma de dinero a los efectos de asegurarse la victoria. Levante ya se había salvado del descenso en la fecha anterior y no se jugaba nada. La victoria le permitió a Zaragoza mantener la categoría y mandar a la B a Deportivo La Coruña.

¿Cómo se gestó el arreglo?

Según las acusaciones, el presidente de Zaragoza y sus dos consejeros, Francisco Porquera y Francisco José Checa, planearon con el director deportivo, Antonio Prieto, el entrenador, Javier “Vasco” Aguirre, y los capitanes del equipo, Gabriel Fernández, Leonardo Daniel Ponzio y Jorge López, comprar a sus rivales. Un propósito para el que contaron con “el consentimiento y la aceptación” del plantel, según informó el diario El País de Madrid.

El referido medio, informó: “El club transfirió a las cuentas de nueve de los jugadores (Maurizio Lanzaro, Ander Herrera, Toni Doblas, Paulo César Da Silva, Braulio, Leonardo Ponzio, Gabi, Jorge López Montaña y Carlos Diogo), el entrenador y el director deportivo 965.000 euros en concepto de supuestas primas. Los miembros del equipo sacaron el dinero en efectivo entre el 18 y el 20 de mayo —menos Prieto, que según el fiscal "disponía de metálico en su domicilio"—y se lo entregaron personalmente a los de Levante, que se dejaron ganar”.

¿Qué pasó en el partido?

La Justicia pidió el reporte del encuentro a LaLiga. Según se desprende del mismo, el partido es considerado “anómalo” desde el punto de vista estadístico. Fue de los juegos donde Levante menos remate al arco (tres) y menos tiros de esquina tuvo a favor, apenas uno. Como contrapartida, Zaragoza atacó como nunca. Fue el partido que más veces remató al arco (20, 10 entre los tres palos) en la temporada y marcó cuatro goles, aunque dos fueron anulados por fuera de juego.

¿Qué pruebas existen?

La Agencia Tributaria demostró los extraños movimientos en las cuentas de los jugadores de Zaragoza coincidiendo con una época en la que el club jamás había brindado dinero a los profesionales del plantel por concepto de prima. Asimismo, también se toma como prueba que los jugadores de Levante casi no hicieron pagos con tarjeta y apenas sacaron dinero de sus cuentas, lo que certificaría que contaban con dinero en efectivo.

Según El País de Madrid, en relación a los uruguayos, Munúa no retiró cantidad alguna de efectivo entre el 21 de mayo y el 7 de noviembre de 2011, en tanto que en igual periodo anterior al partido, efectuó 21 retiradas. Stuani dispuso de 4.950 euros los 141 días posteriores al partido – realizando la primera extracción en fecha 10 de agosto-, en los 141 días anteriores retiró 33.090.

Otros jugadores investigados: Javi Venta en los 141 días posteriores al partido hizo una retirada de 700 euros, cuando en los 141 días anteriores había retirado 10.200 en efectivo. Rodas retiró 290 euros durante los 141 días posteriores al partido, los 141 días anteriores había retirado 20.030.

¿Qué sanciones se piden?

En el caso de Stuani, por ser jugador de la selección nacional, podría verse inhabilitado de jugar las próximas Eliminatorias para Catar 2022.

El fiscal de la Fiscalía Anticorrupción de Valencia, Pablo Ponce, pide para los acusados dos años de cárcel por un delito de corrupción deportiva –LaLiga reclama cuatro-, seis años de inhabilitación para la práctica del fútbol, así como para ser entrenador o gestor deportivo, y una multa para cada uno de ellos de 1,9 millones de euros. La Fiscalía también solicita dos años de prisión adicionales, solo para los directivos, por un delito de falsedad en documento mercantil, según informó El País de Madrid.

¿Qué declaró Diogo?

El juicio sigue adelante y este jueves de mañana declaró el uruguayo Carlos Diogo. El diario AS reveló lo que expresó el futbolista uruguayo ante la justicia.

El lateral uruguayo confesó que ese año fue “duro a nivel deportivo y económico”. El jugador, al que le adeudaban más de un millón de euros, pensó que “si ingresan un dinero será el que me debían”. La cantidad era de 50.000 y 30.000 euros. Así lo justificó: “Me iba a mi país y tenía mi cumpleaños. Llevaba 10.000 euros cada uno, con su mujer, lo que permite la ley. Le di un dinero a un amigo, era un restaurante que tenía yo y que estoy en pleitos con ellos, aunque eso no viene a cuento. Ese hombre era cocinero del restaurante. Todavía lo estoy buscando”, expresó ante la justicia española.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...