Cargando...
Hombre fue detenido cuando iba a recibir el dinero de la víctima, a quien le dijo que tenía a su hijo secuestrado; era falso

Nacional > mirá el video

Les dijeron que tenían a su hijo secuestrado y armaron complot con la policía: así frustraron una estafa en Pocitos

Un hombre de 65 años recibió un llamado en el que le dijeron que para liberar a su hijo debía entregar dinero; preparó una bolsa con diarios para engañar al delincuente, tras un complot con la policía del que también participó su esposa

Tiempo de lectura: -'

24 de octubre de 2022 a las 16:50

A una pareja le quisieron hacer el cuento del tío y ellos mismos “aprovecharon para jugar a ser agentes del FBI por un día, complotarse con la policía y terminar deteniendo al ladrón”; ocurrió a principios de octubre en Pocitos y así lo contó la hija del matrimonio, Sofía Maruri, a través de Twitter.

Un hombre de 65 años recibió en la noche del 5 de octubre un llamado donde le dijeron que tenían a su hijo secuestrado y para liberarlo tenía que entregarles dinero. La víctima acordó con los supuestos secuestradores dejar dinero en una bolsa frente a una farmacia de las calles Benito Blanco y Guayaqui, para que pasaran la misma noche.

Fue con una comunicación paralela con la policía: mientras el hombre hablaba con los delincuentes en una línea, su esposa llamaba al 911 en una habitación contigua:

—¡Papá, nos acaban de copar la casa! Nos tienen atados. ¡Me piden plata! —dijo una voz del otro lado del teléfono. El hombre supo enseguida que era el cuento del tío.

—¿Juan? ¿Qué pasó? ¿Las bebas? ¿Qué pasa? — contestó.

Era sobre la hora 23:45 cuando la mujer llamó a la policía informando de que le querían hacer el cuento del tío.

—Tranquila, señora, si nos ayudan, podemos agarrarlo —dijo un policía del otro lado—. Por favor siga todas las indicaciones que le voy a dar —prosiguió.

El policía siguió: “Mantengan al ladrón en el teléfono por 10 minutos, dígale a su marido que quede para encontrarse con el ladrón en equis lugar y que lleve una bolsa con diario adentro simulando ser plata, nosotros enviaremos a dos policías vestidos de particular”, según el relato de Maruri.

Siguieron las indicaciones al pie de la letra.

 “A ver, Juan, contame cómo fue, cuánta plata te piden, a ver cómo te puedo ayudar, decile a los tipos que los veo en 10 minutos en equis esquina, bajo con una campera negra y una bolsa de basura con la plata”, dijo el hombre.

La policía recibió la misma información, y quedó en detener al hombre in fraganti.

La víctima bajó por el ascensor, le dijo al portero del edificio lo que pasaba, y el portero quedó en custodiar el lugar.

“Mamá, viendo el espectáculo desde la ventana, con el policía al teléfono. Papá parado en la esquina, con la bolsa en la mano. Ve que se acerca una moto. Cuando va a entregarle la bolsa, aparecen los dos policías vestidos de particular. Agarran al ladrón al instante”, contó Maruri.

El secuestro nunca existió.

El momento de la detención

Policías de investigaciones llegaron vestidos de particular y se ubicaron en puntos estratégicos para observar la situación, informó el Ministerio del Interior. A los pocos minutos vieron llegar una moto de delivery. El conductor no bajó a realizar la entrega del producto.

Cuando la víctima apareció con una bolsa en la mano, el motociclista subió la vereda y ahí fue detenido.

¡Al suelo! —gritaron, según el relato de Maruri. Lo arrestaron y lo trasladaron.

Maruri contó: “Le agradecen a mi viejo y le piden si puede acompañarlos a la comisaría a declarar todo lo que pasó. Papá les dice que ya se tomó la pastilla para dormir y que prefiere no manejar. ‘Tranquilo, lo llevamos y lo traemos de vuelta’. Se sube al auto”.

El Ministerio del Interior difundió el momento del hecho, que quedó filmado en las cámaras de videovigilancia.

Sobre el ladrón

Quien fue a retirar el supuesto dinero es un argentino de 48 años, que no tiene antecedentes en Uruguay. Fue detenido y los efectivos le incautaron dos celulares.

La Justicia lo condenó como autor de un delito de asociación para delinquir con un delito de estafa agravado, a 10 meses de prisión.

Según le informaron a Maruri, el hombre “venía haciendo esto hace tiempo en la vecina orilla. Después de pasar por lo de mis padres iba a ir a lo de una señora de 80 años que había caído en la trampa y esperaba en la puerta de su casa con una bolsa con US$ 15 mil”.

En Twitter, cerró: “Lo cuento para que la gente esté al tanto y se cuide. También para aplaudir a la policía, que actuó espectacularmente rápido y de forma tan eficaz. ¡Y a mis viejos que, con 35 años de casados, siguen trabajando en equipo como el primer día!”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...