Economía y Empresas > CORTA RACHA DE MEJORA

Fitch revisó a negativa perspectiva de deuda por persistente déficit fiscal

La agencia considera que el contexto regional podría representar un "inconveniente adicional"

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2018 a las 14:39

La agencia Fitch Ratings  ratificó este viernes la calificación de grado inversor de Uruguay  en BBB-, pero revisó la perspectiva de estable a negativa. El informe destacó que la revisión a perspectiva negativa refleja déficit fiscales persistentes, y una alta y creciente deuda pública que está “erosionando” el espacio de políticas para enfrentar los shocks. Ello en un contexto de condiciones financieras globales más estrictas y un entorno macroeconómico desafiante en la región.

La deuda uruguaya cuenta con nota de grado inversor por parte de cinco calificadoras de riesgo. Standard & Poors (BBB), Moodys (Baa2) y R&I (BBB) la colocan un escalón por encima del mínimo y con perspectiva estable.

En tanto, DBRS (BBB low) y Fitch Rating (BBB-) lo ubican en el mínimo con el agregado que ahora está última corrigió la perspectiva.

En diálogo con El Observador el director del centro de Economía del IEEM-UM y consultor de negocios de Grant Thornton, Ignacio Munyo dijo que la revisión a la baja de la perspectiva “está en línea con la realidad económica del país. Los fundamentos expresados por Fitch en su informe son totalmente compartibles. No debería sorprender y nos tiene que hacer reaccionar ya mismo”.

Por otro lado, explicó que cada calificadora tiene un equipo de técnicos independientes que siguen al país. Sin embargo, eso no implica que no miren las evaluaciones que hacen las otras calificadoras, de la misma forma que los economistas miran las proyecciones del PIB que hacen el resto de los jugadores del mercado.

La agencia considera que es baja la probabilidad de que el gobierno implemente reformas  importantes antes de 2020 dado que habrá elecciones en 2019. Fitch espera que la economía uruguaya siga siendo “ampliamente resistente” a las turbulencias económicas en la región. Sin embargo, advierte que el crecimiento ha sido débil en relación con los pares ‘BBB’ en los últimos años.  “Los vientos en contra regionales podrían representar un inconveniente adicional”, señaló.

La agencia puntualiza entre los principales factores de riesgo que individual o colectivamente podrían llevar a una baja de calificación “el fracaso” para reducir los déficit fiscales y/o mejorar la trayectoria de los indicadores de deuda del gobierno y más bajo rendimiento económico en relación con sus pares.

Sobre la marcha de la economía, el informe da cuenta que la ralentización del salario real tras un rebote de la inflación y la “débil” confianza de los consumidores están pesando sobre el consumo. Por otro lado, da cuenta que las exportaciones enfrentan “vientos en contra” por la sequía que afectó la producción agrícola y la pérdida de competitividad del tipo de cambio en relación con los países vecinos. Además, señala que todavía no se percibe una recuperación firme de la inversión y destaca la pérdida de empleos desde 2014. En ese contexto la agencia espera que la economía crezca 2% este año y 1,5% en 2019.

Reformas en 2020

Esta semana los economistas Pablo Rosselli, Gabriel Oddone e Ignacio Munyo coincidieron en  que son bajas las probabilidades de que la nota de deuda pueda ser revisada por las calificadoras en el corto plazo y en la necesidad de introducir medidas de ajuste fiscal  en 2020 para defender el grado inversor. “De cara a 2020 en un escenario regional más frágil y de bajo crecimiento de Uruguay con una no mejora de la situación fiscal es muy probable que se ponga en revisión”, apuntó Oddone en una conferencia organizada por BBVA.

“Si yo estuviera en una calificadora estaría muy pendiente de evaluar qué probabilidad tiene ese ajuste fiscal. (…) Un ajuste eficaz y a tiempo debería involucrar incrementos de impuestos y dedicar tiempo a pensar cómo mejora la calidad del gasto público”, afirmó el economista Pablo Rosselli.

Para Munyo, además de los ajustes necesarios la variable clave para asegurar la calidad crediticia pasa por recuperar la inversión y el crecimiento.

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...