19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
1 de octubre 2015 - 5:00hs

Marcelo Hospitale, el integrante de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU), que fue procesado sin prisión el lunes por la jueza Ana De Salterain por los incidentes del Codicen, es estudiante de la Facultad de Veterinaria, pero su pasaje por allí ha tenido varios mojones complejos.

Con casi 30 años, está en segundo año de facultad, informaron a El Observador fuentes de la institución. Hospitale ingresó a Veterinaria en 2011 y desde el principio aparecieron los problemas. Durante el primer semestre de su carrera "armó lío" porque la facultad había resuelto otorgar un tercer período para rendir parciales. Para el estudiante de la FEUU esto suponía rebajar el nivel. Sin embargo, al año siguiente cuando él perdió una materia, reclamó contar con ese tercer período.

El punto más álgido de su trayectoria por la facultad se registró en setiembre de 2012, cuando agredió física, verbalmente y por Facebook a dos compañeros. En aquel momento, el consejo de la facultad resolvió iniciarle una investigación administrativa, además de suspenderlo por un año e impedirle el ingresar al predio de la institución, según consta en la resolución del consejo a la que tuvo acceso El Observador.

Más noticias
No obstante, Hospitale no se dio por vencido y denunciando haber sido víctima de acoso por parte de los dos estudiantes agraviados elevó un recurso al Consejo Directivo Central (CDC) de la Universidad de la República (Udelar) para que este levantara la sanción. El órgano máximo de la Udelar ratificó la decisión del consejo de Veterinaria, argumentando que no había sido "posible advertir la preexistencia de provocaciones (individuales, grupales y/o gremiales) causalmente idóneas para justificar las inconductas mencionadas", señala la resolución del CDC.

A su regreso a la facultad en 2014, Hospitale reincidió esta vez agrediendo a una estudiante, razón por la cual se le inició una nueva investigación administrativa, señalaron las fuentes consultadas.

"Tupita con iPhone"

Por otra parte, el dirigente blanco Sebastian Da Silva calificó a Hospitale como "tupita con iPhone", que posa levantando el puño para que se lo celebren en Instagram". Da Silva manifestó que el estudiante "se hizo apalear por el gobierno que él mismo votó y ahora quiere desacatar a la Justicia para cumplir su sueño de ser Mahatma Gandhi".

El lunes la jueza le impuso cumplir tareas sustitutivas, pero Hospitale adelantó a El País que no cumplirá con esa orden. "No voy a cumplir las 200 horas de trabajo (...) Si tengo que pagar con cárcel por lo que hice, así será y me resistiré, me tendrán que llevar a la fuerza", afirmó. Agregó que en ese caso, comenzaría una huelga de hambre y se definió como "un luchador".

Temas:

hospitale Udelar Recomendadas

Seguí leyendo

Te Puede Interesar