Nacional > TRANSPORTE

Los argumentos a favor y en contra de la apertura del registro de conductores de apps

La Comisión de Movilidad del órgano legislativo de Montevideo tiene hasta el 31 de mayo para modificar la reglamentación y decidir si reabre el registro

Tiempo de lectura: -'

02 de mayo de 2019 a las 05:03

El registro de conductores de aplicaciones cumplirá un año cerrado luego de que en mayo de 2018 la Intendencia de Montevideo (IMM) pidiera a la Junta Departamental de Montevideo (JDM) suspender el ingreso de nuevos permisarios mientras hacía un estudio de mercado sobre el transporte oneroso de pasajeros en la ciudad.

Diciembre de 2018 era el mes previsto para la reapertura, pero el estudio que llevó a cabo el departamento de Movilidad se extendió más de lo previsto dada la dificultad para acceder a datos de los taxímetros. De esta manera, las autoridades pidieron a la junta prorrogar la reapertura del registro hasta el 31 de marzo de 2019.

A mediados de marzo, con el estudio de mercado listo, la IMM presentó en la Comisión de Movilidad de la junta las conclusiones de la investigación que, entre otras cosas, tenía como objetivo conocer de qué manera la irrupción de Uber y otras aplicaciones afectó a los medios más tradicionales de transporte. Según los datos de la comuna, hay 4.807 autos de aplicaciones, 2.979 taxímetros y 310 remises en Montevideo. Sin embargo, de ese total de 4.807 permisarios habilitados, no todos trabajan efectivamente y la comuna estima que la cifra de quienes sí lo hacen es de 3.667.

La llegada de Uber, Easy Taxi y otras aplicaciones como Uruguay Presente no pusieron en riesgo al servicio del taxi, aunque sí redujeron la recaudación de los taxistas entre 20% y 25% por mes, según las conclusiones del estudio. Con la investigación sobre la mesa, los ediles resolvieron prorrogar, una vez más, la reapertura del registro hasta el 1 de mayo.

En las semanas siguientes a la presentación en la junta, los ediles recibieron a doce delegaciones –entre grupos de conductores, la Cámara del Transporte, los gremios del taxi y los propios empresarios- para conocer la postura de cada uno de ellos respecto a la reapertura del registro.

Los encuentros dejaron a la vista el tironeo que existe sobre las aplicaciones de transporte. Por un lado están aquellos que se oponen a que el registro se vuelva a abrir, como el caso de las asociaciones de conductores y la Cámara de Transporte del Uruguay -encabezada por el asesor honorario de la Presidencia y presidente de Cutcsa, Juan Salgado-. Por otro lado, están quienes pujan porque el registro vuelva a abrir. Sobre esa vereda está la IMM y los representantes de las empresas.

Según los datos aportados por Uber, empresa que por lejos cuenta con la mayor participación en el mercado, los usuarios se han visto perjudicados por el cierre del registro. Según explicó recientemente a El Observador el director de Comunicaciones de Uber, Juan Labaqui, la cantidad de viajes no concretados en Montevideo aumentó 400% a causa del cierre y el tiempo de espera aumentó considerablemente. Además, según la empresa hubo que recurrir con más frecuencia y por mayor tiempo a la tarifa dinámica. También dijo que hay unas 8 mil personas que manifestaron su interés en registrarse como conductores, desde mayo de 2018.

La IMM reguló el funcionamiento de las aplicaciones en diciembre de 2016 y pocos meses después debió actualizarla. Ahora se apresta a hacer nuevos cambios, que deberán ser votados primero en la Comisión de Movilidad y luego en el pleno de la junta. En ambas instancias es necesaria una mayoría simple y en cualquier caso el Frente Amplio (FA) cuenta con los votos necesarios. En la Comisión de Movilidad, por ejemplo, hay seis ediles oficialistas y cinco opositores. Y los oficialistas se pondrán de acuerdo con su bancada antes de votar, por lo que se espera que la decisión que se toma en la comisión no cambie después en el pleno.

El edil de Asamblea Uruguay, Claudio Visillac, explicó a El Observador que en este mes que resta la Comisión de Movilidad evaluará todas las versiones taquigráficas con las posturas de las diferentes delegaciones, el informe elaborado por la IMM, la postura de los usuarios y de los futuros conductores para tomar una decisión que contemple a todos, o al menos a la mayoría, de los involucrados.

A título personal, Visillac consideró que el registro debe volver a abrir y que este mes debe ser el definitivo, ya que la decisión no se puede seguir prolongando. Sin embargo, señaló que esta reapertura debe venir de la mano con una serie de condiciones, vinculadas a la cantidad de horas que trabajan los conductores y las condiciones en las que lo hacen.

“No existen elementos que pongan en riesgo la existencia del servicio del taxi. Lo que sí hay que ayudar y trabajar entre todos para que el taxi y el remise incorporen los elementos que permitan competir en igualdad de condiciones con las aplicaciones. Generar una nueva burbuja, un nuevo registro paralelo, me parece un error”, agregó.

Por su parte, Pablo Aldaya, edil de la Lista 711, aseguró a El Observador que las aplicaciones de transporte están arriba de la mesa y “funcionando”. “No podemos tapar el sol con un dedo”, afirmó y agregó que, salvo que pase algo “muy grande”, la junta tomará una decisión este mes. Asimismo, señaló que es “muy entendible” la postura de la Cámara del Transporte del Uruguay y los reparos que plantea ante la reapertura del registro.

Diego Rodríguez, edil del Partido Nacional (PN), evitó tomar una postura a favor o en contra de la reapertura del registro, aunque aseguró que el usuario debe ser el beneficiado "en última instancia". "Lo que tenemos que hacer ahora es ver el proyecto que venga desde la IMM y, en base a eso, tomar una decisión. Quizás tengamos que modificar algún artículo, quizás tengamos que tomar otra decisión... Cuanto antes mande el proyecto la intendencia, más rápido vamos a salir de este tema", sostuvo. 

Uber

La empresa está convencida de que el registro de conductores de aplicaciones debe volver a abrir. En su presentación ante los ediles, los representantes de Uber mostraron todo tipo de datos y estadísticas para explicar el impacto que ha tenido en la actividad el cierre del registro de conductores. En este sentido, afirman que la plataforma quedó desequilibrada con un aumento sistemático de la cantidad de usuarios que no fue acompasado con la cantidad de conductores disponibles.

La Intendencia de Montevideo

Después de presentar el informe, la IMM concluyó que existen “varios elementos como para concluir que el registro debería abrirse”. Respecto al servicio del taxi, agregó que “no hay razones de peso para pensar en su extinción en el mediano plazo”. Sin embargo, luego de las diferentes reuniones que permitieron escuchar las posturas discordantes, la comuna evitará hacer declaraciones para no “enturbiar” el proceso, que ahora está en manos del legislativo, afirmaron a El Observador fuentes de la IMM.

Los transportistas

La Cámara del Transporte del Uruguay (CTU) -que nuclea a empresas de ómnibus y la Patronal del Taxi- pidió a los ediles que no vuelvan a abrir el registro y, si lo hacen, que sea con condiciones. El presidente de esa cámara, Juan Salgado, acusó a Uber de querer presionar con más conductores al gobierno para desplazar los servicios “legales” de transporte y así marcar las “reglas de juego”. Además, amenazó al edil nacionalista Diego Rodríguez, quien había dicho a El País que sería “buena cosa” reabrir el registro. Salgado -en un video difundido en los canales oficiales de Cutcsa, que luego fue borrado- pidió a los transportistas recordar la cara de Rodríguez en caso de que los ediles decidan que nuevos conductores puedan registrarse. El sindicato del taxi también se opone a la reapertura.

Las asociaciones de conductores

Los gremios que agrupan a los conductores de las aplicaciones, como la Asociación de Conductores Uruguayos de Aplicaciones (Acua) se opone a la reapertura del registro sin condiciones y acusa a la IMM de haberse alineado a los intereses de Uber. En una entrevista con el programa En Perspectiva de Radiomundo, el vocero de la asociación, Richard César, afirmó que los conductores agremiados consideran que el mercado tiene “cubiertas sus necesidades básicas” y que no hay necesidad de agregar más choferes, con el riesgo de “precarizar” el trabajo. De esta manera, lo que propuso Acua es que el registro se pueda abrir para cubrir las vacantes de aquellos que están registrados ante la IMM pero que ya no están trabajando como conductores.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...