Nacional > LEY DE BOLSAS

Los problemas de las nuevas bolsas: entre el calor y un hongo que afecta su producción

El hongo ocasionó que bajara la producción de este material en Europa, desde donde se importa

Tiempo de lectura: -'

15 de julio de 2019 a las 19:55

La Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU) había advertido en abril que las nuevas bolsas compostables se deshacen si se apilan o son guardadas en depósitos con temperaturas elevadas. Según confirmó a El Observador Eduardo González, dueño de la empresa Noreste Bolsas, que produce y vende bolsas para comercios medianos y pequeños, las bolsas deben permanecer a una temperatura ambiente normal, es decir, que no deben estar expuestas al calor, al sol o a la humedad para no deshacerse.

Pero además afirmó que el material compostable o biodegradable que es importado a países europeos, puede ser afectado por un hongo, que se produce en la fabricación. Ese hongo ocasionó que bajara la producción de este material, aunque se sigue haciendo. El material es importado desde Alemania, Holanda o Italia a US$ 4,60 el kilo, un costo bastante superior a los US$ 1,40 que vale el kilo de plástico convencional. 

Ese material se elabora con maíz o almidón (proveniente de la papa). Además indicó que para que estas bolsas cumplan la función de compostar, deben mezclarse con hojas, podas o cáscaras de fruta. Esta mezcla pasa por un proceso de humedad y calor, por el cual se consigue un abono. 

Las nuevas bolsas: ¿un problema o una solución?

Existen dos posturas acerca de la incorporación de este tipo de bolsas nuevas. Quienes impulsaron este proyecto, establecieron que el objetivo es reducir el abuso de bolsas plásticas y mediante esta reglamentación, apoyar a las empresas y comerciantes para que puedan implementar la normativa. A partir de un estudio científico se estableció que cada ciudadano utiliza 360 bolsas al año, es decir, una bolsa por día. Además, la reutilización de las bolsas es de 1 a 7.

Por otro lado, se mostró que el 96% de las tortugas que llegan a las orillas ingirieron plástico. “Vemos bolsas como si fueran flores en los árboles”, dijo Mariana Robano en el evento impulsado por la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) sobre el Programa de Reconversión Laboral (Progretec), realizado el martes 25 de junio. Junto a Robano, el evento fue presentado por Anabela Aldaz, también especialista en temas de medio ambiente y por Virginia Sarazola, que pertenece al Comité Directivo Progretec.

Sin embargo, González, afirmó que la medida de incluir este tipo de bolsas no es conveniente para una mejora en el medio ambiente. “Estamos contaminando más que antes (con estas nuevas bolsas)” dijo.

González planteó que estas bolsas no se compostan si son arrojadas en cualquier tierra. “Debe ser una planta específica para eso”, dijo. Para el empresario la clave no es modificar el material de las bolsas, sino saber aprovechar las bolsas de nylon. El plástico, en bolsas, botellas y tapitas, puede reutilizarse para generar nuevas bolsas. Las bolsas negras de basura, generalmente se hacen con materiales recuperados. “Se pica el plástico y se vuelve hacer una nueva bolsa”, explicó González. Además, agregó que las bolsas de nylon de mala calidad se pueden reutilizar para hacer caños negros de riego. El papel y el cartón también se pueden aprovechar reutilizándolos.

Robano y Aldaz indicaron en la conferencia de junio que la idea es sustituir las bolsas de nylon para el transporte de mercadería. En el caso de negocios que suelen brindar bolsas pequeñas (como ferreterías y farmacias) éstas podrían ser sustituidas por sobres de papel, indicaron.

González, por su parte sugirió aplicar el modelo de economía circular para disminuir la contaminación, en lugar de la ley de bolsas biodegradables y compostables. El empresario contó que en San Luis, Argentina, hay lugares para que las personas lleven su basura clasificada y se la compran. Entonces, los ciudadanos tienen un incentivo económico para clasificar y las empresas se benefician, utilizando la basura para fabricar bolsas y otras cosas.

El modelo de economía circular que recomendó González también es utilizado en países como España, Irlanda, Noruega y Suecia que importan basura para producir energía. “La basura es un generador de la economía muy importante, sólo que acá se utiliza muy mal”, concluyó González.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...