30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
10 de mayo 2023 - 5:02hs

"Si nos quedamos, no echemos más nafta al fuego"

El pedido lo hizo puertas adentro el senador Raúl Lozano, ante los 16 dirigentes de la Mesa Política de Cabildo Abierto. El borrador de declaración presentado por el líder Guido Manini Ríos iba tomando forma en el segundo piso de la sede en San José y Aquiles Lanza, y Lozano velaba por moderar lo más posible el tono

Más noticias

En caliente, el viernes de mañana, Manini Ríos estuvo dispuesto a romper la alianza durante las horas más difíciles. Hace tan solo unas horas había cortado con el presidente, y el senador Guillermo Domenech insistía en las reuniones en su despacho que el pedido de renuncia a Moreira –por adjudicar sin sorteo una vivienda a una militante– ameritaba el divorcio con la coalición. 

En esas horas de crisis que antecedieron a la conferencia de prensa, Lozano –que asumió la banca como suplente de Moreira– fue de los más firmes en frenar los impulsos, al tiempo que varios diputados advertían la necesidad de consultar a los suyos. El partido terminó abriendo un compás de 48 horas para "pensar con frialdad" y –más allá del tono de la declaración del lunes– terminó primando la cautela. 

Fundador de Cabildo Abierto y compañero de Manini Ríos desde que a los 14 años entraron en el Liceo Militar, Raúl Lozano Bonet es uno de los hombres de la mesa chica del novel partido que en 2019 se sorprendió a sí mismo con 270 mil votos. 

Camilo dos Santos Raúl Lozano, nuevo ministro de Vivienda

De extracción militar desde la cuna, en su carrera fue observador de conflictos internacionales y en los '90 llegó a quedar de rehén de los Jemeres Rojos, nombre con el que se conocía en Camboya a los miembros del Partido Comunista.

"Fui destinado en principio a un lugar entre la selva y los campos de arroz, al que solo se llegaba por helicóptero. Las casas eran solo de madera, caña de bambú y paja (...) Cuando llevábamos un mes y medio en una de las patrullas fuimos emboscados y cuatro personas fuimos secuestradas por el Khmer Rouge (Jemeres Rojos)", contó en entrevista con La Mañana en 2020.

"Estuvimos tres días. El trato fue firme, pero amigable. Tratamos de negociar con ellos continuamente", relató, agradeciendo que "por suerte y gracias a Dios" nadie en Uruguay se enteró, porque caer en sus manos "era como morir". 

El ahora ministro también estuvo como observador de conflictos en Angola y Costa de Marfil. Desde 2001 hasta 2004 fue jefe del Grupo de Artillería N°2 de Flores, donde conoció a un joven Armando Castaingdebat, que desde el mundo de los deportes hacía sus primeras armas en la política, antes de erigirse en 2005 en el intendente blanco del departamento. 

El hoy diputado del Partido Nacional y hombre de confianza del presidente Lacalle Pou fue de los primeros en tocarle la puerta del despacho este martes de tarde, a horas de que Manini Ríos lo confirmara como el sucesor de Irene Moreira para el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (MVOT). 

"Es un perfil muy bueno para los momentos que está viviendo la coalición. Es hora de bajar la pelota, mirar mucho más lejos que fin de año o fin del año que viene", dijo Castaingdebat a El Observador.

"Es un proyecto que dejó de pertenecer a los partidos, que lo eligió la mitad del país. No podemos tirarlo por la borda nosotros por una situación puntual", apuntó el dirigente, colaborador estrecho del secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, –cantado candidato nacionalista para las futuras elecciones– que este martes habló de la necesidad de "trabajar más en el vestuario que en la cancha"

Desde ese piso 4° del Anexo del Palacio Legislativo que en las últimas semanas ha sido una olla a presión –desde el episodio del MVOT hasta las negociaciones por la reforma jubilatoria– también llegaron los saludos de los despachos vecinos, incluidos los diputados blancos Diego Echeverría y Milton Corbo. 

La tarde del martes, previo a aventurarse a Torre Ejecutiva por invitación de Lacalle Pou, fue una sucesión de conversaciones con el líder Guido Manini Ríos y el senador Domenech. "Tiene todas las condiciones para ser un excelente ministro de vivienda, es un hombre ejecutivo, lamento perderlo como compañero de banca", declaró el segundo a El Observador, al tiempo que destacó sus dotes para la negociación política. 

"Que los distintos planes se ejecuten en forma rápida y eficiente", le pidió el presidente en Torre Ejecutiva, según contó el mismo Lozano a la salida. El hasta ahora senador prometió "rever" la normativa en que Moreira dijo ampararse para adjudicar la vivienda, de modo que "no haya terrenos grises". Lozano deseó "que la coalición de gobierno funcione bien y funcione mejor de lo que ha funcionado", y anticipó una "impronta" propia de cara a una cartera que empieza a adentrarse en uno de las ambiciones del gobierno para erradicar asentamientos: el Plan Avanzar. 

Temas:

Cabildo Abierto Raúl Lozano Guido Manini Ríos Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial renuncia Irene Moreira

Seguí leyendo

Te Puede Interesar