Polideportivo > NATACIÓN

Maglione en busca de un tercer mandato

La Federación Internacional de Natación elige presidente y el uruguayo va por un registro inédito

Julio Maglione

Tiempo de lectura: -'

21 de julio de 2017 a las 05:00

Por Luis Eduardo Inzaurralde, invitado a Budapest

La natación uruguaya nunca dio un campeón mundial ni olímpico, tampoco uno panamericano, los que estuvieron más cerca fueron Carlos Scanavino (plata en Indianápolis 1987) y Ana María Norbis (plata en Winnipeg 1967), y a nivel sudamericano ya pasaron 15 años del último oro, de Serrana Fernández en 50 m espalda en Belén 2002. Sin embargo, desde 2009 un uruguayo es presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA), y este sábado en Budapest, irá por su segunda reelección para completar los 12 años como titular del máximo organismo de este deporte, que es el plazo máximo de permanencia que permite el estatuto al presidente.

En medio de ese contexto milagroso, por la realidad de la natación uruguaya y el lugar que ocupa Maglione, dirigente desde hace 40 años, este sábado, en la madrugada de Uruguay, en la mañana de Budapest, la asamblea de FINA, que integran 208 federaciones, elegirá al presidente de la Federación para el período 2017-2021.

Los dos candidatos son Maglione, que va por su tercer mandato y en un registró inédito para un dirigente uruguayo, y el italiano Paolo Barelli, actual secretario general.

Las elecciones se desarrollarán en medio del escándalo que surgió después que el dirigente kuwaití Husain Al Musallam, uno de los vicepresidentes actuales de la FINA fue denunciado por reclamar a un intermediario una comisión del 10% sobre futuros contratos de patrocinio para la organización. Reclamaría, según la grabación que divulgaron el diario británico The Times y la web de la revista alemana Der Spiegel, "comisiones" sobre contratos por un monto total de "US$ 40 millones a US$ 50 millones". La grabación corresponde a una entrevista de Al Musallam con una agente chino especializado en márketing. Denuncian que está involucrado en el FIFAgate.

Como contrapartida y antes de que se conociera esta situación irregular dentro de la organización, la FINA venía trabajando y el sábado se votará el nuevo funcionamiento de la federación que consiste, en sus aspectos neurálgicos, que los balances se aprobarán todos los años en lugar de cada cuatro, y que se creará una comisión que controlará "todas las finanzas todo el tiempo", puntualizaron. Esta comisión estará integrada por tres miembros y no descartan que uno sea uruguayo, explicaron.

¿Cómo se desarrollan las elecciones?

La FINA elige presidente cada cuatro años. Hasta 2009, cuando Maglione le ganó la presidencia al argelino Mustafá Larfaoui, era ilimitado el tiempo para el titular del organismo. Con su llegada, el dirigente uruguayo estableció un máximo de dos períodos, ocho años, y en 2015 en Kazán se modificó el Estatuto y se establecieron 12 años. Durante la asamblea quedó la duda de si los 12 años comenzaban a correr desde ese momento, pero Maglione se encargó de explicar que eran los 12 años desde que asumió en el cargo, porque cuando llegó en 2009 no quería poder indefinido para un presidente.

Por tanto, en caso de ganar nuevamente las elecciones, en 2021 deberá alejarse.

En estas elecciones podrán participar las 208 federaciones, pero estiman asistirán 180.

Será presidente aquel que supere con un voto a su rival. La elección se realizará en sufragio en papel, en un cuarto secreto que se montará especialmente.

La sugerencia de Maglione fue instaurar el voto electrónico, pero el buró, que está integrado por 26 miembros y es el que resuelve todo lo que se hace o deshace en FINA, se opuso.

Uno a uno es llamado el delegado de cada país, por la Federación Uruguaya de Natación estará su presidenta Verónica Stanham, y en dos papeletas debe completar a quién le da el voto o puede votar en blanco.

Cada país tiene dos votos, puede otorgar los dos votos al mismo, uno a cada uno, uno a uno y el otro en blanco o los dos en blanco, y deposita la papeleta en una urna.

La asamblea, que se desarrollará en el Hotel Intercontinental, junto al Danubio y con el puente de las cadenas -que une Pest con Buda- de fondo, comenzará a la hora 9 de Hungría (4 de Uruguay).

La elección del presidente será la última. Antes habrá tres rondas para decidir entre los representantes de Europa y Asia que irán al buró. En Asia hay lucha por un lugar y en Europa por dos, por tanto habrá cuatro rondas o elecciones, explicaron a Referí, tres por el buró y la presidencial.

En el caso de los representantes de América, Oceanía y África fue acordado previamente y no habrá lucha electoral.

El recuento de los votos estará a cargo de cinco miembros que elegirá la asamblea, uno por continente, y habrá un comité de revisión con otros cuatro dirigentes, que controlará el procedimiento de los primeros.

Antes de ingresar a la votación, Maglione presentará el camino recorrido en los cuatro años y posteriormente podrá a consideración memoria y balance, que debe aprobar la asamblea.

El crecimiento de FINA

Maglione se llamó a silencio la semana previa a las elecciones, después que brindó una entrevista a Referí y respondió preguntas en una conferencia de prensa en el Mundial de Budapest. No obstante, durante su exposición el sábado destacará los logros que alcanzó la natación en los últimos cuatro años, bajo su gestión, ya que por primera vez en la historia la natación es el deporte que más medallas otorgará en los Juegos Olímpicos de 2020 y brindará números sobre los récords de audiencia televisiva para sus mundiales solo superado por los JJOO y el fútbol.

También apuntará que FINA gastó US$ 2 millones en la lucha contra el dopaje durante este año y una cifra similar previo a los Juegos Olímpicos de Río 2016. Hubo deportistas que fueron testeados cinco y seis veces en ese período, particularmente los rusos, que habían quedado bajo sospecha. Además, todas las muestras de control de dopaje que se tomaron en durante el Mundial de Kazán en 2015 fueron enviadas y retesteadas nuevamente en el laboratorio de Barcelona.

Para jerarquizar la asamblea de la FINA, llegará el sábado Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, quien ha respaldado a Maglione en su gestión en Odepa y en la natación.

En caso de que sea el italiano el vencedor, tendrá el buró (de 26 miembros) con minoría de sus representantes, ya que dentro de la cúpula que gobierna FINA el apoyo al uruguayo es de 21 contra 5. De acuerdo a los cambios reglamentarios que introdujo Maglione en los últimos ocho años, las decisiones en la federación internacional ya no son resueltas por les presidente sino que está en manos de los 26 representantes de los cinco continentes. El presidente de FINA debe plantear los temas y convencer al buró para conseguir que se aprueben. Cuando Maglione planteó esta modificación explicó que lo hizo para democratizar el funcionamiento del organismo.

Los perfiles de los presidenciables

País de nacimiento: Uruguay
Edad: 81
Fue nadador olímpico, campeón sudamericano, presidente de la Federación Uruguaya de Natación, de la Consanat y desde hace 30 años integra el buró de la Federación Internacional. Es presidente del Comité Olímpico Uruguayo desde 1987. Fue presidente de la Comisión Nacional de Educación Física, Subsecretario del Ministerio de Salud Pública, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, fue presidente de la Organización Deportiva Panamericana y fue miembro del Comité Olímpico Internacional desde 1996. Integra comisiones en el COI y es miembro honorario, tras alcanzar los 80 años de edad.
Es el único presidente de las federaciones internacionales de los deportes más populares que no cobra un salario mensual.
Paolo Barelli
País de nacimiento: Italia
Edad: 64
Fue nadador olímpico, preside la Federación Italiana de Natación desde 2000, es miembro del buró FINA desde 2009 y presidente de la Liga Europea de Natación desde 2013. Actualmente es secretario general de FINA. Fue electo senador en su país en 2001 y 2006.

Del triunfo ante Larfaui a la unanimidad de Barcelona

Como tesorero de FINA desde mediados de la década de 1990, Julio César Maglione impulsó el crecimiento de la federación que le permitió recibir el reconocimiento del COI como uno de los deportes con estatuts A en esa organización y la disciplina que más medallas otorgará en Tokio 2020.

Maglione ganó por primera vez las elecciones el 25 de julio de 2009, en Roma, cuando venció al argelino Mustapha Larfaui, quien presidía FINA desde 1988. Ese día el uruguayo recibió el voto de 168 de las 202 federaciones que participaron en el congreso.

Con su desembarco como presidente, Maglione llevó como secretario general de FINA al italiano Paolo Barelli, quien este sábado será su contrincante en la carrera por la presidencia.

Aquel 2009, el presidente del Comité Olímpico Uruguayo fue elegido en medio de la polémica que vivía la federación por los trajes de baño que podía cubrir todo el cuerpo y que tantos comentarios generó durante 2008 y 2009 porque fueron utilizados como dopaje tecnológico para mejorar marcas. Fue el uruguayo quien negoció en el terreno político, donde tan bien se revuelve, rever la decisión, que se aprobó en la misma asamblea.

Ese día, la designación de Maglione se transformó en un hecho histórico para el deporte uruguayo porque fue el primero y único, hasta el momento, que ocupó un cargo como presidente de una federación internacional y alcanzó el rango de los principales dirigentes deportivos del mundo. En los últimos años amplió su registro hasta llevar a ocho años de mandato. Puede extenderlo ahora a 12.

Cuatro años después, el 26 de julio de 2013 en Barcelona, los delegados de los 174 países presentes en la asamblea levantaron la tarjeta verde (ese día no hubo voto secreto, porque Maglione fue el único candidato) para aprobar por unanimidad y con aplausos su reelección. Hace cuatro años había 204 federaciones afiliadas a FINA.

En la Federación Internacional le reconocen el impulso que le dio a la natación como tesorero con el salto de calidad que dio desde 2003 y en los últimos ocho como presidente.

Los presidentes de FINA

Desde 1908, cuando fue fundada la federación internacional, hubo 17 presidentes. El vigente es Maglione, que lleva ocho años de gestión y es el quinto que más tiempo se mantuvo en el cargo. Es el séptimo presidente de las Américas y el segundo de Sudamérica, el otro fue Mario Luis Negri entre 1952 y 1956.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...