Nacional > contenedores desbordados

Martínez: "La capacidad de consumo de los uruguayos" incidió en aumento de basura

El intendente lamentó que la comuna no pudiera hacer frente a un incremento de residuos superior al esperado

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2017 a las 14:46

El aumento de basura que esperaba la Intendencia de Montevideo para Nochebuena y Navidad era del 30%, pero terminó siendo del 50%, un alza que el intendente de Montevideo Daniel Martínez atribuyó este martes a "la capacidad de consumo de todos los uruguayos que está creciendo en todos los barrios. Nadie puede dudarlo", afirmó.

Pero el intendente también apuntó a Desarrollo Ambiental, el departamento de la IMM que dirige el ingeniero Fernando Puntigliano, que se encarga de la limpieza y recolección de residuos. "No estoy satisfecho, lo he hablado con el área", sentenció Martínez. "Sabíamos que íbamos a tener algún problema, pero no pensamos que fuera tanto", agregó.

La Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom), había advertido el 12 de diciembre sobre este problema. "No hay camiones para cumplir con la necesidad y la responsabilidad total es de la intendencia porque no previó una situación denunciada por los trabajadores", dijo en ese momento Valeria Ripoll, secretaria general del gremio.

La Intendencia respondió días más tarde que desplegaría un "plan de contingencia", que consistiría en la colocación de 400 contenedores extra y un refuerzo de los turnos, entre otras medidas.

Pero no fue suficiente, y fotos de este 25 de diciembre dan testimonio de eso: los contenedores desbordados de basura fueron la regla.

"Hubo algunas situaciones que fueron increíbles. Como por ejemplo la zona de Rivera y bulevar Artigas. Yo estuve ahí mismo el domingo a las tres de la tarde y estaban todos llenos, cuando habían sido limpiados en la madrugada anterior", dijo Martínez. "Obviamente, vamos a tener que poner contenedores de respaldo en esa área", agregó.

Según estimó el presidente de Adeom, Aníbal Varela, la situación crítica continuará hasta la primera semana del año. Pero el problema de base es la falta de personal y de unidades recolectoras, sostuvo en diálogo con El Observador. Aseguró que la comuna necesita al menos "cinco camiones más", y una cantidad de empleados que pueda hacer frente "diversos imprevistos, como licencias por enfermedad u otras razones", que, según consideró, alteran el correcto funcionamiento del sector.

Comentarios