Opinión > EDITORIAL

Montevideo, la codiciada

Tiempo de lectura: -'

28 de enero de 2020 a las 05:00

La elección municipal de mayo en Montevideo promete agitar la vida política del país en los próximos meses.

Tal vez como nunca en las últimas dos décadas ganar la contienda en la capital resulta vital para el futuro político de los partidos y sus candidatos. Hay muchísimas cosas en juego tanto para la coalición multicolor como para el Frente Amplio (FA).

La danza de nombres para resolver la candidatura de la coalición multicolor en Montevideo resulta risueña. Pero parece como la risa del Joker. Una risa en la que no queda claro si está llorando o riendo. O ambas cosas a la misma vez.

Nombres sobran. Sebastián Bauzá, el intachable expresidente de la AUF en tiempos convulsos de la FIFA, no acepta ir en nombre de la coalición. Eso determinó que exploten como en un volcán otros candidatos. El general Guido Manini Ríos puso nombre arriba de la mesa. Y Talvi se ofreció a ir por el Partido Colorado. Ahora la coalición multicolor deberá resolver el intríngulis y ver si puede presentar un candidato único, como quieren varios de sus integrantes.

A dos semanas de la fecha límite para presentar candidatos, para los multicolores la cuestión se encuentra en fojas cero. Se afirma que el presidente electo tiene un as en la manga y el silencio del fundador del Partido de la Gente, Edgardo Novick es sintomático.

Sea cual sea el desenlace del sainete de la elección de los candidatos para competir contra la merecida hegemonía de la izquierda en Montevideo hay una cosa que queda clara. La ausencia absoluta por parte de la oposición de cualquier estrategia seria y planificada para ganar las elecciones en la capital y la nula existencia de algo parecido a un borrador de un programa alternativo a la gestión frenteamplista. Cero.

Siendo Montevideo el departamento más importante, con mayor población y trascendencia política es inconcebible la ausencia de foros o centros de estudios de los partidos para proponer un Montevideo diferente. La política tiene vericuetos que vistos de afuera son incomprensibles. Lo último serio que se hizo al respecto lo intentó el senador Jorge Gandini, que, por falta de apoyos entre los blancos, murió antes de nacer.

Tampoco resulta muy tranquila la interna del Frente Amplio (FA) de cara a la elección municipal del departamento más chico del Uruguay. La disputa por el liderazgo de la poderosa coalición de partidos de izquierda se ubica en el territorio electoral municipal de la capital.

El cetro municipal lo disputan en el FA, por un lado, los independientes de Daniel Martínez con sectores menores, por otro la senadora electa Carolina Cosse respaldada en el aparato de las bases influidas por el Partido Comunista, los ortodoxos socialistas y Casa Grande, y en tercer lugar Alvaro Villar empujado desde la Chacra de Rincón del Cerro por el Movimiento de Participación Popular (MPP).

Así planteada la programación, los montevideanos arriman su silla a la vereda a ver el corso político pasar. Mientras, Montevideo espera que algún día la modernicen y transformen de verdad.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...