Espectáculos y Cultura > MÚSICA URUGUAYA EN CUARENTENA

Músicos, técnicos y productores enfrentan las turbulencias de un país sin espectáculos

Sin espectáculos por varias semanas, los distintos involucrados en la música aguantan sin ingresos y en varios casos, sin respaldo de seguridad social

Tiempo de lectura: -'

20 de marzo de 2020 a las 13:01

Primero vino el shock. La sorpresa de lo repentino, de lo inesperado. Después, con las horas y los días, apareció una certeza: para músicos, técnicos, productores, gestores y demás personas involucradas con la música se terminó el trabajo, a causa de la llegada a Uruguay de la pandemia global de covid-19.

Lo que hay por delante para esta rama de la industria cultural es incertidumbre. Es la palabra que se repite. El golpe de los espectáculos suspendidos ante la aparición del virus se suma a una situación que no se sabe cuándo va a terminar, cuya recuperación será difícil, y que deja a buena parte de los profesionales sin ingresos y en varios casos, sin seguridad social como para aguantar el sacudón.

Por disposición del gobierno, los espectáculos públicos están suspendidos hasta nuevo aviso, con el 12 de abril previsto por las instituciones dependientes del Ministerio de Educación y Cultura como fecha de reapertura tentativa. Si bien los shows suspendidos hasta ahora son los que estaban programados para marzo y abril, no hay perspectivas claras de que va a pasar para entonces, tanto como por si la enfermedad sigue presente, como por si las recomendaciones sanitarias siguen vigentes o incluso por la reacción del público, que puede verse reacio a volver a aglomerarse.

Federico Roquero, uno de los responsables de la productora Achicken, que tiene entre sus espectáculos suspendidos el Montevideo Rock, dice que la situación actual presenta un “panorama complejo”. Mientras debaten con la Intendencia de Montevideo sobre la reprogramación o no de ese festival, la empresa tiene shows marcados. “La mayoría después de Turismo, por lo que en principio no serían cancelados, pero hay que ver qué pasa”, dijo Roquero a El Observador. “La verdad es que socialmente el mercado muerto, y los artistas en el freezer”.

Rolo Borrazás, director y productor del sello de hip hop Pure Class Music, nota también esa sensación de inestabilidad. “Nosotros tenemos varios flancos con todo esto. Por el lado del management de los artistas tuvimos la cancelación del Montevideo Rock, donde iban a tocar Los Buenos Modales, así como varias fechas de Montevideo y el interior de Zeballos, y un calendario de eventos con artistas locales que iban a viajar a Argentina, y visitas del exterior que están previstas para mayo pero no tienen un calendario claro. Vamos día a día, pero se estima que esta situación va a seguir por lo menos hasta mediados de abril”, explicó.

A eso también se suma el viaje de los Modales al festival español Primavera Sound, que por ahora sigue en pie ya que está programado para junio. Pero el efecto dominó hace lo suyo. “Hay una cuestión de logística y de gastos, porque la banda estaba tocando más o menos una vez por mes para juntar planta que iba a complementar lo que financia el proyecto Ibermúsicas, y ahora eso no lo tienen”, dijo Borrazás.

El sello mantiene su trabajo en las áreas de gestión y de producción musical, pero no se puede grabar. También mantiene su calendario de lanzamientos, ya que hay un público en casa, lo que significa mayor demanda de entretenimiento  La estrategia ante la crisis es “achicar y retomar cuando haya un panorama más claro”.

Un baldazo de agua fría

Lógicamente quienes también sufren en gran medida, como tantos trabajadores en tantas otras áreas, son los mismos músicos, que se han quedado sin una de sus principales fuentes de ingresos, los shows en vivo. Y también posibilidades de exposición, eventos importantes en sus carreras y hasta presentaciones en el extranjero.

Antes incluso de que el coronavirus llegara a Uruguay, ya había afectado al músico Nicolás Molina, que en total perdió 15 presentaciones, de las cuales solo dos eran a nivel local. Las otras eran en Argentina, Brasil y Estados Unidos, donde participaría en el festival SXSW, en la ciudad de Austin, Texas. Ese es uno de los eventos más importantes de la música no solo en ese país, sino en todo el mundo, y anunció su suspensión en los primeros días de marzo, cuando todavía parecía un problema ajeno.

El cantautor de la ciudad de Castillos es contundente. “A mí me mató”. Este viernes 20 tenía previsto tocar en Austin con la banda local Tito & Tarántula, una de sus bandas. El sábado 21 una grabación para la radio pública estadounidense, NPR y otra en KEXP, ambas dos radios poderosas como campos de difusión musical en ese país. “Acá en Uruguay iba a tocar en el Teatro de Verano (que es medio que un sueño) en el Festival Cielo Abierto. O sea, me vino en el ‘mejor momento’”de su carrera, consideró.

Otro proyecto emergente que se ve golpeado por las medidas que implicó el virus es la banda montevideana La Mujer Pájaro. Su vocalista y guitarrista, Azael Gómez Sáez, dijo a El Observador que “en lo musical la situación fue un baldazo de agua fría, estábamos muy activos y trabajando mucho. Íbamos a participar del ciclo Autores en vivo de Agadu, habíamos creado Canciones al viento, donde estábamos saliendo a la calle a tocar nuestras canciones en distintos puntos de la ciudad para llevarle nuestra música a gente que no nos conoce, entre varias otras cosas. Ahora estamos planeando otras cosas y tratando que esto no nos bajonee”. Entre lo que tienen programado está una presentación en La Trastienda, prevista para mayo, a la que también le llega la incertidumbre por lo que viene ocurriendo.

Aunque el impacto económico para los integrantes de la banda es dispar, ya que ninguno vive de la música y además, buena parte de lo que recaudan se reinvierte en el proyecto, si tiene un impacto profesional y emocional. “Estamos expectantes de lo que pueda pasar aunque el panorama no es muy alentador. Esto es algo que nos afecta en lo emocional ya que estábamos trabajando muchísimo para hacer que este show fuera especial para todos pero no hay nada que podamos hacer más que esperar”, comentó el músico.

La Mujer Pájaro aguantará esta espera presentando un videoclip la próxima semana, y una nueva canción el 17 de abril. El video iba a ser presentado en vivo, por lo que ante la cancelación, la banda recurrió a una de las alternativas predilectas de los músicos por estos días, los shows en streaming. Eso será el martes 24, a las 21 horas, con otros artistas participando desde sus casas.

Desde Pure Class también están trabajando con la intención de generar contenidos vía streaming de sus artistas, con el objetivo de que luego queden disponibles para consumir on demand. Borrazás explicó que están realizando gestiones con privados para que los apoyen, ya que no buscan que los artistas dependan del pago por las visualizaciones (que además suele ser bajo), ni que los espectadores tengan que pagar por esos contenidos.  “Buscamos así generar ingresos, y darle trabajo por ejemplo a los técnicos de luces y sonido, que es gente que quedó varada, más que matar el aburrimiento de los músicos o las ganas de tocar, queremos generar ganancias para todos”, aseguró.

Frenó la máquina

El planteo de Borrazás es una de las grandes preocupaciones de esta crisis impulsada por el covid-19. “Esto es una de esas cosas que siempre se habla pero hasta ahora nunca había pasado”, dijo Roquero. “Que es, ¿qué pasa si la máquina se frena del todo? Los artistas no tienen ingresos salvo los que cobran algo de Agadu, o los que tienen ahorros. Y también están los técnicos, los stages, los fleteros, y todos los demás. Hay gente que ya está desesperada. Y esto recién empieza”, advirtió el productor.

Para Roquero, esta situación dejó a la vista situaciones que no estaban previstas o que  “estaban mal armadas”, como la situación de buena parte de los trabajadores eventuales vinculados a los espectáculos artísticos, de los que buena parte no tiene seguridad social. Son jornaleros que en su mayoría no tienen unipersonales, sino que cobran a través de cooperativas.

Una de esas cooperativas es Cooparte, que integran músicos,  talleristas, gestores, artistas circenses, actores y técnicos, quienes según el tesorero del grupo, Mario Varela, presentan situaciones disímiles. “De nuestros socios hay un mínimo que están formalizados, por lo que ahora tienen seguro de paro. Pero la mayoría solo se formalizan cuando tienen un trabajo, por lo que están en una situación alarmante. Tienen un régimen similar al de los feriantes, por ejemplo”, contó. Como excepción planteó a quienes integran elencos estables de los gobiernos departamentales o del gobierno nacional, quienes tienen otro tipo de respaldo al ser empleados públicos.

Varela planteó que si bien hay una “paralización que es momentánea, hay que pensar que después de esto la gente va a quedar nerviosa y por un tiempo va a evitar las aglomeraciones, no es que se levantan las medidas y todo vuelve a la normalidad”.

Como medidas paliativas, Varela explicó que se está trabajando también de su parte en la concreción de espectáculos vía streaming, a los que se buscará monetizar, ya sea con apoyo del estado, de privados, o de los espectadores. También hay diálogo con la Dirección Nacional de Cultura y con la Intendencia de Montevideo, para que cuando vuelvan a realizarse espectáculos públicos, se tenga en cuenta a los que perdieron instancias como las ya suspendidas Criollas de la semana de Turismo.

De todas maneras, el panorama no es alentador, y los artistas y productores están expectantes.  “No hay colchón para esta situación”, consideró Roquero. “Estamos muy preocupados. La recuperación va a costar plata y llevar mucho tiempo, hay empresas que no van a sobrevivir y gente que no queda claro que va a hacer. Y tampoco hay perspectivas de demasiada colaboración gubernamental, hasta ahora solo nos contactó alguien del MEC promoviendo un stream. Pienso en colegas productores que tienen además salas propias y las tienen paradas. Aparte, es un problema mundial, no hay nada en el mundo funcionando. Habrá que aguantar, usar reservas y ver que nos perdona el gobierno cuando todo se reactive”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...