Fútbol > MIRÁ EL VIDEO

Nacional llegó de Ecuador y volvió a la burbuja con Oliveros, Mejía y Pablo García

A través de Nacional TV, los tricolores mostraron cómo fue el viaje a Guayaquil, escala previa al partido ante Independiente del Valle en Quito

Tiempo de lectura: -'

26 de noviembre de 2020 a las 17:47

La delegación de Nacional llegó este jueves a primera hora de la mañana de Ecuador, en vuelo chárter, y se encerró en su burbuja, a la que en horas de la tarde de sumaron los futbolistas Agustín Oliveros, Luis Mejía y Pablo García, quienes no habían estado en los últimos partidos de los albos.

Por sus convocatorias a las selecciones de Uruguay y Panamá, Oliveros y Mejía estaban en cuarentena obligatoria.

Ambos futbolistas cumplieron los sietes días de aislamiento y este jueves fueron sometidos a hisopados, por lo que, tras dar negativo, quedaron liberados y se sumaron a la concentración tricolor instalada en el hotel Regency.

La vuelta de Oliveros a la defensa es una buena noticia para el entrenador Jorge Giordano, quien el domingo ante Boston River no podrá contar con Mathías Laborda, debido a que está sancionado, y que tiene en duda a Guzmán Corujo, quien viajó a Quito pero finalmente no jugó.

Pablo García, que luego de sus últimas dos lesiones musculares estaba haciendo un trabajo especial de recuperación bajo las órdenes del preparador físico Esteban Gesto, también se incorporó al plantel al quedar a la orden para volver a jugar.

Por su parte, Gabriel Neves, quien se contagió de covid-19 en la selección uruguaya, sigue en cuarentena y en Nacional esperan que puedan contar con él este viernes si da negativo al hisopado que le realizarán. 

Del avión a la burbuja

El regreso a la actividad internacional para disputar los octavos de final de la Copa Libertadores, con el partido de ida de este miércoles ante Independiente del Valle en Quito que finalizó 0-0, significó para Nacional la vuelta al modo burbuja para implementar los controles sanitarios en medio de la pandemia de coronavirus.

Desde este lunes, cuando viajaron a Ecuador, los tricolores iniciaron una nueva burbuja que podría extenderse hasta el 9 de diciembre o hasta el 23 de ese mes en caso de avanzar en el torneo continental.

Nacional está a la espera de la reprogramación de cuartos de final que debe realizar Conmebol, debido a la postergación de Inter-Boca, este miércoles por la muerte de Diego Maradona.

El lunes el plantel entrenó por la mañana en Los Céspedes y luego, ya aplicando los protocolos, se trasladó al Aeropuerto de Carrasco para volar a Guayaquil. Con tapabocas, los jugadores hicieron el check-in y tomaron el vuelo a la ciudad donde se hizo la escala previa antes de subir a Quito.

Desde Nacional indicaron a Referí que el club mantuvo las disposiciones que se establecieron desde un primer momento por el Ministerio de Salud Pública y la Conmebol y que las medidas no fueron reforzadas luego de los contagios que hubo en la selección uruguaya.

En el brote en el combinado celeste, Neves dio positivo, lo que lo dejó afuera del plantel de Nacional hasta que se recupere, mientras que Agustín Oliveros, que también fue citado, estaba en cuarentena preventiva y este jueves tuvo un último hisopado que dio negativo.

Los tricolores destacaron la aplicación y cumplimiento de su burbuja anterior, con viajes a Buenos Aires y Mérida, Venezuela, en los que solo hubo un contagio, el del brasileño Felipe Gedoz, logrando aislar a su compañero de habitación, Mathías Suárez, quien no se vio afectado por el covid-19. 

Altura y protocolos

Nacional encaró el partido ante Independiente del Valle con los protocolos sanitarios y también con una planificación para contrarrestar los efectos de la altura de Quito en el partido.

Los albos llegaron el lunes a Guayaquil y se dirigieron en ómnibus, con tapabocas y escuchando música, al hotel donde concentraron, al que ingresaron pisando una alfombra desinfectante. Tras pernoctar, el martes por la tarde entrenaron en el estadio de Emelec, en la práctica previa al encuentro. Luego, el plantel cenó y descansó.

Este miércoles la delegación madrugó para desayunar y volar a Quito, donde jugaron a 2.850 metros sobre el nivel del mar, para luego regresar al hotel, cenar y volar por la noche a Montevideo.

Tras llegar al Aeropuerto de Carrasco, la delegación se dirigió al hotel Regency de Jacksonville, donde hizo la primera burbuja, para seguir aislada y preparar los partidos ante Boston River del próximo del domingo. La revancha ante Independiente del Valle el próximo miércoles 2 de diciembre, el clásico del 6 de diciembre, terminando la burbuja el día 9, una semana después del partido ante los ecuatorianos.

De avanzar a cuartos de final de la Libertadores, la burbuja se podría extender ya que los partidos de cuartos están programados entre el 8 y el 11 de diciembre por la ida y luego los encuentros de vuelta serán entre el 15 y el 17. De todas formas, Conmebol debe rever su programación a raíz de la postergación de Inter-Boca.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...