Fútbol > CRISIS EN EL FÚTBOL

Ejecutivo contra la pared: Nacional pidió remoción de cabezas del arbitraje de AUF

El club exigió la renuncia de seis miembros y la AUF no está dispuesta a dar el brazo a torcer, esto pone a la directiva alba entre la espada y la pared; Alonso canceló un viaje a Paraguay, Decurnex viajaba a Lima

Tiempo de lectura: -'

20 de noviembre de 2019 a las 11:08

Molesto por las actuaciones de los árbitros y por las declaraciones del presidente de la gremial de árbitros, Marcelo de León, Nacional dio un golpe este miércoles a las estructuras del fútbol uruguayo, pidió la renuncia de los principales responsables del arbitraje de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), al entender que no se le dieron al club las garantías que habían solicitado antes del clásico, y dejó entre la espada y la pared al ejecutivo que preside Ignacio Alonso.

Así lo manifestó en un comunicado este miércoles por la mañana, en línea con lo que había informado Referí este martes, de que el club albo analizaba pedir cambios inmediatos en el arbitraje.

La nota de los albos, firmada por el presidente José Decurnex y por el secretario general Alejandro Irastorza, señala que por decisión unánime de sus integrantes, la comisión directiva del club, tras haber solicitado al Comité Ejecutivo de la AUF, en la persona de su presidente, Ignacio Alonso, “las garantías para el normal desenlace del Campeonato Uruguayo, entiende que las mismas no fueron dadas”.

Por ese motivo, Nacional pide el cese inmediato del director del Departamento de Arbitraje de la AUF, Darío Ubriaco, y del funcionario de AUF, Marcelo de León, quien es el presidente de la gremial de árbitros, así como los integrantes técnicos de la Comisión de Árbitros.

Esto quiere decir que Nacional quiere fuera de la AUF a Ubriaco, De León y a los cuatro miembros técnicos de la Comisión de Árbitros, Carlos Pastorino, José Villalba, Adrián Sánchez y Roberto Silvera, que fueron nombrado por el ejecutivo en octubre, cuando realizaron una renovación de la estructura arbitral de la Asociación, uno de los pedidos que había hecho el club en abril.

El único miembro que se mantendría en la cúpula del arbitraje del fútbol uruguayo, de acuerdo al pedido de Nacional, es el representante político de la Comisión de Arbitrajes, Sergio Pérez Lauro (Boston River), quien oficia como presidente.

¿Qué sucederá si no atienden el pedido de Nacional?

El comité ejecutivo de la AUF no está dispuesto a cambiar lo que reestructuraron hace un mes y quieren darle tiempo para trabajar a la nueva comisión.

El ejecutivo de Alonso introdujo cambios en la integración del viejo Colegio de Árbitros, que ahora se denomina Comisión de Árbitros, pasó de 60% técnico-40% político a 80%-20%. Hasta octubre la integraban los técnicos Gustavo Maggiolo, Juan Cardellino y Roberto Silvera, y los políticos Daniel Liñares (presidente) y Jorge Vázquez, y desde el mes pasado actúan además de Pérez Lauro (político) los técnicos Pastorino, Villalba, Sánchez y Silvera.

Además, los neutrales avanzaron en las aspiraciones de Nacional de tener VAR para las finales.

Desde el cuerpo de neutrales explicaron a Referí que no están dispuestos a cambiar a los miembros técnicos que están trabajando, porque recién llevan un mes en funciones. Eso se confirmará en las próximas horas, entonces Nacional tendrá que redoblar la apuesta en la pulseada política y se verá obligado a dar el siguiente paso que es remover a Julián Moreno, su representante en el ejecutivo, y retirar la confianza a los dirigentes.

De la misma forma que el ejecutivo está entre la espada y la pared, Nacional también está planteando un juego muy peligroso y recorriendo un terreno fangoso, sin margen para dar un paso atrás. Porque si la AUF no saca a Ubriaco, De León y los cuatro miembros, debe ejecutar el siguiente paso del plan. Si no lo pone en práctica, tendrá que resistir la presión de los hinchas y socios que exigen cambios en la AUF.

Alonso no viajó a Paraguay, ¿Decurnex se va a Perú?

El presidente de la AUF, Alonso, viajaba este miércoles a Asunción para asistir al debut de Uruguay en el Mundial de fútbol playa que se desarrolla en Asunción. Además, tenía reuniones agendadas en Conmebol, incluida una por el VAR, a la que asistirá solo Gastón Tealdi, quien sí viajo a Paraguay. El viernes Alonso seguía viaje a Lima debido a que asistirá a la final de la Copa Libertadores, que se jugará el sábado entre River Plate y Flamengo. 

A raíz de esta crisis que surgió a partir del planteamiento de Nacional, Alonso canceló su viaje a Asunción y se quedó en Montevideo para intentar encontrar una solución.

Por su parte, el presidente de Nacional tenía previsto viajar este miércoles a Lima, por asuntos personales como lo hace habitualmente, y retornaba el fin de semana. Decurnex también viajó el lunes al exterior por asuntos personales y regresó el martes. En caso de que se confirme su viaje que tenía previsto, no estará para el partido del jueves ante Defensor Sporting en el Franzini.

¿Qué sucedió entre el domingo y el martes?

Las relaciones entre Nacional y el arbitraje no venían bien desde el inicio de esta temporada. Antes del clásico del pasado domingo, se produjo el tercer episodio público en el que los albos tuvieron intervención o emitieron opiniones duras sobre el tema.

La primera fue en abril, en ocasión del partido ante Fénix, en el que los albos fueron perjudicados cuando no validaron dos goles lícitos e igualaron 4-4. Esa tarde, Decurnex dijo: “Hemos sido cautos y calmos. Hemos ido al Colegio, nuestros delegados se han juntado, hemos tenido estas charlas, pero llega un momento que aparentemente el hecho de ir amigablemente a conversar no funciona y vamos a tener que tomar otras medidas”. El vicepresidente Alejandro Balbi declaró en la misma línea. El tema derivó al Comité de Ética de la AUF y los dirigentes no fueron sancionados. Paralelamente, la gremial de árbitros decidió parar un fin de semana.

La segunda intervención fue en Conmebol, cuando Balbi, acompañado por Peñarol, pidió el VAR para el fútbol uruguayo y encontró eco en el presidente de la Comisión de Arbitrajes, Wilson Seneme, que se comprometió a brindar apoyo de la tecnología para las finales del torneo.

El tercer caso fue previo al clásico del pasado fin de semana, cuando los tricolores solicitaron una reunión con el Ejecutivo de la AUF y el martes 12 de noviembre el presidente Ignacio Alonso los recibió.

Tras el encuentro, Decurnex brindó el voto de apoyo y total respaldo al titular de la AUF, recordó que este ejecutivo llegó al cargo por el apoyo de Nacional, y pidió "ecuanimidad".

En el clásico del domingo, en un partido que ninguno de los dos equipos supieron ganar porque dieron una pésima demostración de fútbol, hubo un fallo que pudo haber cambiado la historia del partido a favor de Nacional cuando el juez Leodán González no marcó una falta que era penal. El partido terminó 0-0.

Pese a lo incómodo de la situación, sorprendió Decurnex con el tono de sus declaraciones, porque en un momento de bronca fue cauto a la hora de expresarse públicamente. "(Leodán González) Hizo un arbitraje razonable con algunos errores importantes. Fue penal (la falta a Pablo García). También me pareció penal la mano del lateral izquierdo de Peñarol en el área", dijo a Vtv.

Consultado sobre los reclamos que hizo Nacional en torno a los arbitrajes, expresó: "No tengo nada para decir. El tema está agotado. Ustedes van a disfrutar de las polémicas esta noche (por jugadas que se registraron en el clásico). Las garantías para Nacional es específicamente la figura del presidente. Que el campeonato termine en la cancha como debe terminar y la garantía del VAR para las finales. Veremos. Nosotros hicimos lo que teníamos que hacer y evaluaremos al final del campeonato si tenemos que tomar una decisión distinta".

Ante una nueva pregunta sobre el trabajo del juez, dijo: "No hablo más de los árbitros sino sería repetir lo mismo. Tenemos tres finales. Debemos enfocarnos en eso".

Aunque Decurnex dio por cerrado el tema y adelantó que las medidas de fondo las tomarían en enero, en las horas siguientes al partido se registraron dos situaciones que le dieron un giro al tema: las declaraciones de De León, y los reclamos de socios e hinchas que piden cambios en la cúpula del arbitraje, generaron molestias en la interna tricolor.

¿Qué dijo de León? El lunes en Último al Arco, que se emite por Sport 890, consultado sobre si le preocupaba lo ocurrido en el clásico del domingo por el penal que Leodán González no le cobró a Nacional, el presidente de la gremial respondió: "No, no, me ocupa. Nosotros trabajamos, tenemos autocrítica y estamos siempre tratando de mejorar lo más posible con las herramientas que tenemos". 

"Es usual para esta época del campeonato y con los antecedentes que teníamos que se hable tanto del arbitraje. Era obvio que iba a pasar más allá del resultado", expresó De León. 

Si bien el presidente de la gremial de los jueces dijo que no iba a hablar del arbitraje de González ni de la polémica jugada del penal expresó: "Técnicamente es una jugada de VAR, no voy a hablar de la jugada, evidentemente el VAR es una herramienta que ayer hubiera sido útil como en otros partidos que no tienen transmisión en directo. Es para la justicia deportiva y va a ayudar mucho al fútbol uruguayo". 

Cuestionado por decir que la jugada del penal era de VAR, De León dijo: "El tema del VAR es que es una herramienta que el público, los dirigentes y los periodistas no están acostumbrados a convivir con el error del arbitraje, como se convive con el error de las jugadas o con el del nivel de juego. Se habla más del arbitraje que del juego en sí, se magnifica de tal forma que la única herramienta válida aprobada por FIFA es el VAR para el que tenemos el OK del ejecutivo, de las instituciones, y apostamos a tener el OK de todo el fútbol para aplicarlo en el fútbol nacional".

En la interna de Nacional molestaron esas declaraciones. En especial porque dijo que la jugada del penal era para ser revisada en VAR cuando los tricolores entienden que fue un penal que no admite discusión y que debió ser cobrado por lo que observó el árbitro en la cancha. 

Consultado por Referí, De León dijo: "Dije que es una jugada de VAR porque todas las jugadas en el área son para analizar con el VAR, para eso es la herramienta, pero eso no significa que haya dicho que no fue penal la jugada. Eso es otra cosa y yo no dije eso".  

Entonces la reunión de directiva tricolor del martes se transformó en un intercambio de ideas entre quienes querían moderar y quienes procuraban medidas radicales.

Esas medidas radicales las iban a adoptar de todas formas, pero recién en enero, tras la finalización del Uruguayo.

El encuentro de los dirigentes comenzó el martes de tarde, se interrumpió con un cuarto intermedio a la hora 19.30 por la firma de un convenio con la Asociación Española, y volvieron a sesionar en la noche para definir el tema. Este miércoles emitieron el comunicado.

En el seno de la directiva manejaron diferentes opciones y había dos corrientes, sin embargo acordaron que a la hora de votar la decisión final saldría por unanimidad.

Este escenario plantea una situación incómoda para el ejecutivo que encabeza Alonso debido a que tendrá que tomar una decisión. Si no retira a Ubriaco ni da de baja a De León (no lo pueden sacar de un cargo gremial, pero sí lo pueden despedir de los cuadros arbitrales y por tanto deja de ser la cabeza del gremio), Nacional tendrá que dar otro paso y en ese caso será retirar la confianza al ejecutivo. Si eso sucede, el presidente se quedará sin el apoyo de una de las tres fuerzas que lo sostiene y solo avanzaría con el apoyo de Peñarol y de los grupos de interés. Frente a eso quedará debilitado.

La AUF ingresó nuevamente en área de turbulencias y por el momento Peñarol es un mero testigo. Así como en esta década, bajo la presidencia de Juan Pedro Damiani en los aurinegros, los reclamos contra los árbitrajes corrían en sentido contrario, Peñarol se quejaba y le quitaba el respaldo al ejecutivo, y Nacional en silencio simplemente contemplaba las batallas estériles que daba su rival. Así transcurrieron los días durante la gestión de Wilmar Valdez (2014-2018).

¿Qué dice Peñarol?

Fuera del conflicto que se instaló en la AUF entre Nacional y el Ejecutivo, pero sabiendo que es uno de los actores principales en esta crisis, Referí consultó el presidente aurinegro Jorge Barrera para conocer cómo observa la situación. Su respuesta fue: "El presidente de Peñarol solo habla de Peñarol".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...