Polideportivo > HISTORIAS

Naviliat y Miranda, una dupla histórica de pelota vasca uruguaya

Las deportistas, después de siete años sin jugar juntas, entrenaron a distancias y fueron a Lima para defender la plata panamericana 

Tiempo de lectura: -'

17 de agosto de 2019 a las 05:02

Jimena Miranda se recibió el 19 de julio de odontóloga y el 10 de agosto ganó una medalla de plata en los Juegos Panamericanos. Junto a Camila Naviliat compitieron en Lima en pelota vasca, la disciplina que las atrapó en la adolescencia y las cruzó hace 10 años cuando jugaron en el exterior por primera vez. 

A principios de año era impensado este logro. Los caminos de las dos deportistas estaban muy separados. Mientras Miranda terminaba su carrera de odontología en Montevideo, Naviliat encaraba su último año para ser preparadora física en Venado Tuerto, en la provincia argentina de Santa Fe. Pero el entrenador Felipe Castro les propuso volver a jugar juntas, algo que hacía siete años no hacían, y prepararse para la competencia de Lima. 

La preparación para los Juegos Panamericanos no solo implicaba entrenar. También tenían que mirar la agenda para coordinar las prácticas juntas: Naviliat tenía que viajar cada 15 días. 

Naviliat se fue a vivir a Argentina porque allí hay más deportistas de pelota vasca y puede tener más competencia. De hecho, Venado Tuerto tiene dos canchas para entrenar y es la capital nacional de la pelota vasca. 

El vínculo de Naviliat con el deporte fue por casualidad. Ella jugaba al tenis, pero en sexto año de escuela le llegó una invitación para conocer la pelota vasca. Fue al Centro Pelotaris de Mercedes, su ciudad, el día y la hora que le indicaron. El profesor la invitó a seguir practicando y ella siguió… y no paró hasta hoy. 

Un día tuvo que elegir entre el tenis o la pelota: “Cuando iba al tenis la dejaba en el fondo y cuando iba a la paleta no llegaba al frontón. Me dijeron que elija uno de los dos y me quedé con la paleta porque fue la que más me gustó. Me encantó desde que fui”, explicó sobre su decisión. 

Miranda, en tanto, es de Flores y su relación con la pelota vasca viene de familia. Su padre juega y a ella de chica le gustaba ir al Círculo de Pelota Polo Bessonart de su ciudad. Desde chica iba todos los días a la escuela de pelota que había en Trinidad y de a poco se fue metiendo en el deporte. 

Castro había sido claro con Miranda: si entrenaba fuerte podía ir a Lima. Las jugadoras entrenaron lo físico y lo técnico. Tenían que cumplir determinada cantidad de corridas por semanas y hacían partidos contra hombres porque “el nivel de las mujeres no es bueno”, explicó la deportista. 

Naviliat venía desde Argentina a Montevideo o a Flores, de donde es Miranda. El último mes de preparación antes de los Juegos Panamericanos coincidió con el receso de la estudiante de Educación Física, quien se pudo quedar en Uruguay y dedicarse por completo a la preparación.

El retiro y la vuelta

Naviliat, de 24 años, y Miranda, de 25, juegan juntas desde la adolescencia. En 2009 fueron a un Mundial sub 22 en Gualeguay (Argentina) y después de esa experiencia llegaron competencias en Francia, México, Uruguay y España. Pero en 2012 Miranda dejó de jugar y recién volvió a engancharse para los Juegos Panamericanos de Lima. 

A Miranda, según contó, la bajaron de un Mundial y comenzó a estudiar para ser odontóloga. La carga horaria de la facultad sumado a que no le gustaba el ambiente que había en la Federación Uruguaya de Pelota hicieron que se apartara del deporte. 

En 2015 el entrenador, Felipe Castro, le pidió que volviera, pero ella todavía no tenía tiempo para entrenar. En 2019 la iniciativa la tomó Miranda: quería ir a darle una mano, a ayudarlo con las jugadoras que estaban entrenando. Ella no tenía intenciones de competir internacionalmente, pero terminó ganando una medalla en Lima. 

Castro la veía con condiciones para competir y le dijo que podía hacer una buena pareja con Naviliat si entrenaban fuerte. “Yo le pedí que fuera sincero sobre si tenía posibilidades de ir a los Panamericanos y me dijo que sí”, comentó.

Miranda se encontró con un ambiente “mucho mejor” al de aquel 2011 porque se sintió más cómoda. “Cambió la gente que conformaba la Federación Uruguaya de Pelota y los técnicos. Era otro ambiente”, explicó.

La dupla va por el oro

Miranda y Naviliat quieren revancha. A las deportistas les quedó una sensación de amargura luego de la final. Ellas saben que estuvieron cerca de ganar ese partido porque se quedaron con el primer set, pero Argentina lo dio vuelta (15-8, 9-15 y 4-10) y se adueñó del primer lugar del trinquete pelota de goma femenino.

En los Juegos de Guadalajara 2011 las dos pelotaris –como se les dice a las jugadoras de pelota vasca– también ganaron la medalla de plata y en Lima querían ir por más. Recién valoraron lo que consiguieron cuando llegaron a Uruguay y se encontraron con un gran recibimiento. “La gente nos hizo dar cuenta de lo que ganamos”, contó Naviliat. 

El único rival accesible que la dupla tuvo en Lima fue Perú, un equipo nuevo en esta modalidad. Pero el resto de los partidos, ante México, Chile y Argentina, fueron difíciles.

“Argentina es un rival difícil y es el más fuerte en esta modalidad”, dijo Miranda, pero cree que ellas no están tan lejos de ese nivel. “Si seguimos con esta preparación se les puede ganar bien. Ahora en el Mundial tenemos la revancha”.

En los Juegos Panamericanos había una mujer mexicana que se presentó con 51 años. Ambas deportistas la toman como ejemplo para decir que no hay límite para jugar este deporte. Lo que puede cambiar es la fuerza, explicó Miranda, pero basta con cuidarse y tener condiciones para poder seguir jugando. 

Las deportistas tienen tiempo, entonces, para poder conseguir el oro y ese va a ser el objetivo en los próximos Juegos Panamericanos. También le quedan años para poder llegar a una medalla, aunque sea de bronce, en un Mundial. 

Para este año tienen la meta de poder pasar de fase en Francia. Pero en el fondo, parece, Naviliat apunta a más: “No sé si nos conformamos con el cuarto puesto, porque últimamente estamos inconformistas”

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...