Cargando...
Este lunes comienza una nueva cumbre del Mercosur

Nacional > ACUERDOS COMERCIALES

Negociaciones individuales de Uruguay serán centro de críticas en la cumbre del Mercosur

El gobierno de Luis Lacalle Pou defenderá legalidad de negociar solo ante manifestaciones de Argentina, Brasil y Paraguay

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2022 a las 05:04

La cumbre que comenzará este lunes en Montevideo tendrá en su agenda un tema que, formalmente, no forma parte de ninguna grilla. 
Se trata de la tan repetida flexibilización del Mercosur, un asunto que Uruguay viene pidiendo desde hace al menos veinte años, y que divide al bloque, con apoyos puntuales de alguno de los socios, dependiendo de la orientación que tengan sus presidentes.

Este lunes, cuando el canciller Francisco Bustillo vuelva a mencionar que Uruguay salió a negociar de forma individual con China, y que pidió sumarse al Acuerdo Transpacífico porque entiende que el país necesita acceder a más mercados con menos aranceles, se encontrará en una posición de soledad, ya que Brasil, que venía siendo un socio silencioso, cambió de parecer y adhirió a una declaración impulsada por Argentina y Paraguay en la que advierten a Uruguay de posibles sanciones en caso de que continúe avanzando por este camino. 

Esa declaración anticipó que será una “cumbre entretenida”, tal como dijo Luis Lacalle Pou, aunque no tendrá el brillo de otras instancias. Sucede que desde que Brasil está gobernado por Jair Bolsonaro, su presidente no asiste a las reuniones, y la representación recaerá en Hamilton Mourão, el vicepresidente. Serán Alberto Fernández y Mario Abdo Benítez los que digan presente, ya que tampoco vendrá Gabriel Boric, que enviará a un funcionario de segunda línea, y la Presidencia Pro Témpore de Uruguay no tendrá grandes anuncios para realizar.

La adenda ambiental al acuerdo con la Unión Europea recién será presentada en el siguiente semestre, con Argentina al mando y Brasil en manos de Lula Da Silva, que ha prometido un mayor cuidado de la Amazonia y una política más severa para controlar la deforestación de la zona.

Jair Bolsonaro será el único presidente que no vendrá

Así, sin grandes anuncios por hacer, el intercambio entre los presidentes tendrá como punto alto las diferencias por la flexibilización con argumentos que también son conocidos.

El gobierno uruguayo repetirá que puede hacerlo y dará tres razones. Señalará los incumplimientos al Tratado de Asunción y el Protocolo de Ouro Preto, dos de los textos que fijaron el rumbo del Mercosur, y que hablan de que el bloque se transformará en una unión aduanera y un mercado común, algo que no ha ocurrido. 

Además, mencionará que varias veces Argentina y Brasil han acordado bajas arancelarias por fuera del bloque, y por último expresará que la decisión 32 del año 2000 –que establece textualmente que no se puede negociar solo– nunca se incorporó a la normativa común del Mercosur, por lo que Uruguay está habilitado a negociar por fuera.

"Nos asiste el derecho internacional y nos sentimos en todo el derecho de hacerlo. Entendemos, aunque no compartimos el reclamo de los tres países. Hemos sido muy frontales en el mano a mano, en las reuniones del Mercosur, y tenemos una la semana que viene que va a estar entretenida porque vamos a hablar de estos temas", dijo Lacalle Pou la semana pasada.

La reunión de presidentes será el martes

Enfrente, con Argentina y Paraguay llevando la voz cantante, le dirán que las negociaciones individuales van contra el espíritu del bloque y que los textos establecieron obligaciones que los socios deben cumplir

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, señaló que Uruguay tiene "históricamente" la postura de flexibilización, algo que entiende que "desnaturaliza la esencia del Mercosur, que es el mercado común" y por eso su país "nunca puede acompañar".

Aunque se sumó a la declaración, Brasil siempre se había mantenido en silencio, ya que tiene dos posturas en su interna, tal como quedó de manifiesto en este episodio. Luego que los jefes negociadores de los tres países firmaran el comunicado, desde el Ministerio de Economía brasileño aclararon que no habían sido parte y que están de acuerdo con la flexibilización del Mercosur, algo que ha venido expresando el ministro Paulo Guedes pero que choca con las posturas que suele tener Itamaraty, la cancillería norteña, a la que responde Carlos Franca.

El comunicado de los coordinadores nacionales de Argentina, Brasil y Paraguay señala que los tres países “se reservan el derecho de adoptar las eventuales medidas que juzguen necesarias para defender sus intereses en los ámbitos jurídico y comercial”.

Pese a esto, las reglas del Mercosur no prevén sanciones para un país que comience a negociar por fuera. “Hasta que Uruguay no otorgue o reciba preferencias en el marco de una negociación no es posible llevar adelante ningún reclamo”, explicó el director del Instituto de Negocios Internacionales de la Universidad Católica, Ignacio Bartesaghi.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...