Cargando...
Hospital Pereira Rossell

Nacional > Virus respiratorio sincitial

Ola de contagios de VRS "debería aplacarse en una o dos semanas", estimó Galiana del Pereira Rossell

El CTI del Pereira Rossell tiene todas las camas ocupadas; la mayoría son pacientes con ventilación mecánica por estar infectados con el VRS

Tiempo de lectura: -'

01 de septiembre de 2021 a las 17:42

Después de un año atípico y de relativa calma en el Centro Hospitalario Pereira Rossell (CHPR), cuando la circulación de otros virus que no eran el covid-19 se había aplacado, este invierno el virus respiratorio sincitial (VRS) volvió a colmar las salas del CTI pediátrico que tiene 16 camas y que en la tarde de este miércoles no tenía ninguna libre, según contó el director del Hospital Pediátrico, Álvaro Galiana, a El Observador.

La gran mayoría de los niños que están internados en cuidados intensivos y que requieren ventilación mecánica en ese lugar son a raíz de la infección por el virus respiratorio sincitial (VRS) que está atravesando una ola de contagios entre los menores desde mediados de julio. Galiana estimó que la ola de infecciones por VRS debería comenzar a aplacarse "en una o dos semanas", sobre el final del invierno.

Si bien es una enfermedad típica del niño preescolar –menores de dos años–, pueden contagiarse niños más grandes y adultos. La sintomatología es la típica de una gripe y está muy marcada por el resfrío. No suele revestir gravedad en los niños, sí en los bebés lactantes, que en muchos casos requieren de ventilación mecánica para sobrellevar la enfermedad. 

La mayoría evoluciona favorablemente una vez que recibe el cuidado necesario, pero debido al tamaño de los niños generalmente necesitan dos o tres días de ventilación mecánica. Aquellos que excepcionalmente necesiten más días de este tipo de ventilación pueden llegar a generar una lesión en el pulmón que luego deberá tratarse con un neumólogo y es posible que lleve varios meses sanarla totalmente. 

El Ministerio de Salud Pública (MSP) recomendó a las familias que eviten el contacto de niños infectados con lactantes pequeños, ventilar los ambientes, higiene de manos, evitar fumar –o hacerlo afuera de la casa y antes de tener contacto con el niño cepillarse los dientes, lavarse las manos y cambiarse la ropa–, reducir las visitas o reuniones familiares en las que haya bebés menores de un año y evitar las visitas a los sanatorios cuando una madre acaba de dar a luz.

¿Cómo identificarlo en bebés?

Se debe consultar a un médico cuando se nota al bebé fatigado y con dificultad para respirar, alimentarse o dormir, y si aumenta su frecuencia respiratoria. 

Para tratar este cuadro se aplica oxígeno, fisioterapia respiratoria y aspiración de secreciones nasales bajo constante supervisión del médico a cargo. Si evolucionara negativamente, se indican métodos más invasivos, como la transmisión de oxígeno por cánula nasal, oxígenos de alto flujo –que permite no intubarlos, pero pasarles más cantidad de oxígeno– y, por último, la utilización de un respirador artificial. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...