Nacional > CASAVALLE

Otras diez personas imputadas por desalojos en Los Palomares

La fiscal Mónica Ferrero pidió a la Justicia enjuiciarlos por usurpación, y hurto de energía y agua

Tiempo de lectura: -'

29 de agosto de 2018 a las 16:15

La fiscal de Estupefacientes, Mónica Ferrero, solicitará este miércoles la imputación de otras diez personas que desalojaron con armas de sus casas a familias de Los Palomares. También pedirá imputarles los delitos continuados de hurto de energía eléctrica y delitos continuados de hurtos de agua potable en reiteración real. En todos los casos, los usurpadores ocupaban las casas por la fuerza y se colgaban de la luz y del agua.

Este miércoles, un equipo de la Dirección de Información Táctica de la Jefatura de Policía de Montevideo, la Policía Científica y la Guardia Republicana realizaron 14 allanamientos simultáneos en las viviendas de Los Palomares en busca de estas personas que habían sido denunciadas por los usurpar las viviendas.

La investigación realizada por la Fiscalía y el Ministerio del Interior permitió identificar a otras siete personas que fueron condenadas el 16 de agosto. Además, se las obligó a entregar las llaves de la vivienda y abandonar el barrio por seis meses. Ese día, ante la obligación de entregar las llaves de las casas ocupadas, se generaron protestas y quema de cubiertas que motivaron un operativo policial en el barrio. Además, acordaron con la Fiscalía que se presentarán en la seccional correspondiente a su domicilio durante un mes, una vez por semana.

Lea también: Lágrimas en el primer paso del "shock" en Los Palomares de Casavalle

Entre los imputados está Mónica, la mujer señalada por el Ministerio del Interior como la líder de Los Chingas -la banda de narcotraficantes que desalojó a 110 vecinos de Casavalle en 2017.

El Estado protegió a las víctimas y sus familias siendo reubicados en nuevas viviendas  en diferentes lugares de Montevideo  y el interior del país, al tiempo que definió una estrategia de investigación criminal en procura de desmantelar la organización delictiva.

El Ministerio del Interior afirmó que "estas actuaciones representan una etapa más de reinstalación de la cultura de la legalidad en la zona que se ha complementado con apertura de calles, construcción de veredas y espacios públicos, iluminación de los 14 Pasajes de los Palomares, demolición de viviendas en estado crítico, limpieza de basurales endémicos y reinstalación de servicios públicos".  

Las víctimas de las usurpaciones fueron relocalizadas y asignadas al programa de testigos protegidos en otros barrios. Contó que los usurpadores usaban su ropa, se sacaban fotos y las publicaban en sus cuentas de Facebook.


 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...