Cargando...
El ministro Da Silveira en el Parlamento

Nacional > Rendición de Cuentas

Pablo da Silveira dice que tuvo que "ordenar la casa" en el MEC al encontrar deudas impagas y falta de control

Un día antes de asumir fue alertado de que faltaban $ 8 millones de un programa, que siguen sin aparecer

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2021 a las 20:59

El último jueves de febrero de 2020 el designado ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, recibió una llamada de Edith Moraes. La docente venía ejerciendo la titularidad de la cartera ya que la ministra, María Julia Muñoz, estaba fuera del país. "Quiero reunirme contigo ya", fue el mensaje. 

Da Silveira le propuso un encuentro luego que asumiera su cargo, el 1º de marzo. "No, tiene que ser antes", le respondió Moraes. Pactaron entonces un encuentro el viernes 28 de febrero, a la tarde. "Quiero que te enteres esto por mí y no que lo descubras por tu lado" dijo Moraes, y le entregó un expediente. El problema: faltaban $ 8 millones que se no se sabía dónde estaban, y que se sigue sin saber. 

A eso se le sumó una serie de irregularidades de procedimientos y ausencia de controles por parte de los funcionarios que debían administrar el fondo. El asunto está a estudio de Fiscalía. 

El relato lo hizo este martes Da Silveira ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, en la marco de la discusión sobre la Rendición de Cuentas y la ejecución presupuestal de su ministerio en 2020. 

"Si uno tuviera que resumir en pocas palabras las tareas realizadas durante el año, diría que primero consistió en un esfuerzo por poner en orden la casa", señaló el ministro. "Encontramos un conjunto de problemas que iban desde deudas impagas hasta cierta debilidad en los mecanismos de control de gasto". 

Otra situación planteada por el ministerio tiene que ver con el Museo Gurvich, que el Estado compró en febrero de 2019 por US$ 2,8 millones. Un día antes de asumir el actual gobierno vencía una cuota de $ 2,75 millones, que hubo que renegociar. 

También se encontraron con deudas originadas por la participación de Uruguay en la Bienal de Venecia, producto de acciones y otros compromisos que se asumieron sin financiación presupuestal. En el caso no había en juego grandes cifras, pero sí el prestigio internacional del país. 

Se trataba de 13 mil euros que habían quedado sin abonar desde 2018, producto de la actividad del pabellón que Uruguay presentó en esa actividad, autorizada sin disponibilidad presupuestal. 

Otra deuda significativa, por US$ 95 mil, correspondía a un apartamento arrendado por el Sodre. La administración anterior no dio de baja al alquiler e incurrió, según dice ahora el ministerio, en errores judiciales que obligaron a un transacción terminar de saldar el adeudo. 

Da Silveira relató que había deudas con los propios funcionarios que, también, se habían contraído sin disponibilidad presupuestal , y que contaban con el informe negativo de los contadores de la propia cartera. Correspondían a numerosos trabajadores que se desempeñaron en forma especial en el Fin de Semana del Patrimonio y en la Noche de los Museos de 2019. 

El ministerio, según Da Silveira, también procuró identificar acciones de ahorro en gastos considerados excesivos. Por ejemplo en publicidad, que en 2019 llegó a casi $ 7 millones y que el año siguiente las nuevas autoridades redujeron a un 25%. 

Entre las diferentes dependencias del ministerio en donde se vive una situación compleja está la Dirección General de Registros. 

Según su directora, Daniella Pena, en 2015 había allí 500 funcionarios. Hoy son 290, de los que 40 se jubilarán este año. La tercera parte de la plantilla tiene causal jubilatoria. 

La repartición cuenta con 21 sedes, la mayoría de las que no contaba con mantenimiento al iniciarse este gestión. Problemas que, dijo, se fueron transformando en "críticos": En la sede de Canelones se filtraba agua de los techos, destruyendo libros con asientos registrales. 

En la de Rivera se derrumbó la fachada del edificio. En la de Montevideo, ubicada en la Galería del Notariado, había un deuda de $ 28 millones por mantenimiento, cuando el crédito disponible era de apenas $ 1,5 millones. 

 

 

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...