Fútbol Internacional > HISTORIAS DE URUGUAYOS

Paolo Montero: la garra charrúa, la humildad de Zidane y la final que volvió a ver años después

Mientras hace la cuarentena en Italia, el entrenador abordó varios temas y mandó su apoyo a Bergamo, la ciudad que le abrió las puertas de ese país

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2020 a las 14:36

Paolo Montero les explicó a los italianos qué es la “garra charrúa” en una entrevista que dio al canal Sky Sport desde su casa en San Benedetto del Tronto, en la provincia de Ascoli, donde dirige al Sanbenedettese de la Serie C italiana (tercera categoría).

El exjugador que marcó época en Juventus y da sus primeros pasos como entrenador, contó que Uruguay es un país de 3 millones de habitantes en el que a los niños se les enseña inmediatamente que es la “garra charrúa”.

“Nuestros guerreros indígenas eran grandes luchadores y también lo somos todos”, indicó. “Tenemos dos países poderosos como Brasil y Argentina cerca, pero queremos enfrentarlos y ganarle gracias a nuestro espíritu”, dijo el exzaguero, quien manifestó que actualmente en Uruguay queda poco de los Charrúas. “Pero nos gusta la idea de seguir siendo guerreros”, agregó.

Paolo habló de varios temas, entre ellos de la Juve y de sus compañeros con los que compartió equipo en el club de Turín.

Uno de ellos fue el francés Zinedine Zidane, quien considera que "es una de las personas más humildes" que conoce.

"En ese Juventus teníamos a jugadores como (Alessandro) Del Piero y Zidane que nos resolvían los partidos y en Sudamérica nos enseñan a defender al más fuerte”, dijo Montero. “'Zizou' para mí fue uno de los más humildes que conocí y por el Juventus pasaron jugadores fortísimos. Era imposible no quererle a 'Zizou'", señaló sobre su excompañero entre 1996 y 2001.

Sus carreras se separaron cuando Zidane pasó a Real Madrid, pero mantienen el contacto. "Ahora llevo seis meses sin escribirle, porque no quiero fastidiarle", dijo Paolo.

En Juventus, el excapitán de la selección uruguaya conquistó cuatro títulos ligueros, una Copa Intercontinental, una Supercopa UEFA, tres Supercopas italianas y una Copa Intertoto.

Lamentablemente nunca pudo ganar la Liga de Campeones pese a disputar tres finales ante Borussia Dortmund en 1997, Real Madrid en 1998 y Milan en 2003.

"Las finales contra Real Madrid y Borussia Dortmund son las que más duelen. Sobre todo la que fue con Real Madrid. La volví a ver con mis hijos después de muchos años e hicimos un gran partido. Son los grandes disgustos de mi carrera", dijo Paolo, quien admitió que daría "cualquier cosa para volver a ser futbolista" en su época.

En aquella final ante los merengues disputada en Ámsterdam, Juventus perdió 1-0 con un gol del montenegrino Predrag Mijatovic en el que Montero estuvo muy cerca de rechazar la pelota con su cabeza.

Su formación como técnico

Montero es el entrenador de Sanbenedettese en la Serie C de Italia donde intenta ejecutar un fútbol de alta calidad, con técnica y posesión. Antes, dirigió en las inferiores y Primera de Peñarol, donde se inició, y luego en Boca Unidos, Colón y Rosario Central de Argentina.

Paolo destacó que como futbolistas tuvo a prestigios técnicos. "Tuve la suerte de tener a grandes entrenadores en Italia y en Sudamérica. César Menotti (en Peñarol), Marcello Lippi, Cesare Prandelli, Emiliano Mondonico, Fabio Capello, Carlo Ancelotti. Uno les roba un poco a todos, cada uno de ellos ganó trofeos", comentó.

Uno de sus objetivos es volver a la Juve para ser su DT. "Cada exjugador que quiere al Juventus, sueña con entrenarlo. Pero es algo lejano, le gustaría a cualquiera que haya pasado por el Juventus", afirmó.

El exzauero también fue consultado por futbolistas y dijo que el jugador más fuerte que vio fue Diego Maradona y que el más fuerte que tuvo que marcar fue Ronaldo, el Fenómeno.

“En la actualidad me gustaría marcar a Cristiano Ronaldo. Jugar contra los mejores te hace entender en qué mejorar", reconoció. “Sus compañeros de equipo deben tener la humildad y el carácter de vivir a su sombra. En el fútbol hay arquitectos y trabajadores, como fui yo", dijo.

Otro con quien compartió vestuario en Juventus fue el sueco Zlatan Ibrahimovic. "Nunca tuve miedo de él, pero mucho respeto. Era uno de los que apreciaba, porque hablaba poco e hizo mucho", dijo sobre Ibra, a quien consideró un "fuera de clase".

El mensaje a Bérgamo

El uruguayo también tuvo palabras para los habitantes de Bérgamo, la ciudad que lo recibió en su primera experiencia extranjera cuando llegó a Atalanta desde Peñarol en 1992 y que ha sido una de las más castigadas por el coronavirus.

"Siempre llamo a las dos familias que me acogieron como a un hijo”, señaló. “Siempre digo que la gente de Bérgamo es muy trabajadora y que va a salir adelante. La misma alegría que tiene Atalanta se transmitirá a toda la población. Son personas fieles a sus colores”, dijo Paolo, quien concluyó: “Lo que he visto es muy triste”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...