Nacional > Ingreso sin registro

Paraguay pedirá extradición de tres activistas de izquierda radical requeridos por secuestro

Los tres paraguayos, vinculados al extinto partido de izquierda Patria Libre, son acusados de participar en un secuestro de 2001 y se cree que están en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

30 de julio de 2019 a las 22:06

Paraguay pedirá la extradición de tres militantes de izquierda radical en ese país requeridos por un secuestro de 2001 que, según las autoridades paraguayas, están en Uruguay. Fuentes de la cancillería afirmaron a El Observador que Interpol está en alerta por la presencia de estos tres paraguayos, que hasta hace unos meses estaban en Brasil amparados bajo la figura del asilo político. Sin embargo, las autoridades brasileñas no renovaron el refugio y se presume que los tres ciudadanos huyeron hacia Uruguay antes de que las autoridades los apresaran. 

Por este tema el vicecanciller paraguayo, Antonio Rivas Palacios, mantuvo este martes una reunión con el embajador uruguayo en Asunción, Federico Perazza, a quien le manifestó la "preocupación" del gobierno de Mario Abdo sobre la "eventual presencia" de Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, según informó la cancillería de Paraguay en un comunicado. 

El vicecanciller Rivas Palacios alertó a Perazza que, al tratarse de un "delito común", no correspondía que estos tres ciudadanos recibieran el asilo político. En el comunicado, el ministerio paraguayo agregó que "no deben ser susceptibles del reconocimiento de la condición de refugiados" y señaló que hay un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que rechazó el pedido de los tres ciudadanos. 

Arrom, Martí y Colmán son acusados de secuestrar a María Edith Bordón de Debernardi en noviembre de 2001. De Debernardi es la esposa de un reconocido empresario paraguayo de la construcción y estuvo 64 días en cautiverio. Según el portal Última Hora de Paraguay, la mujer fue liberada el 19 de febrero de 2002, luego de que su esposo pagara US$ 1 millón por el rescate. 

La investigación de la policía paraguaya constató que el secuestro fue orquestado por la asociación de izquierda Partido Patria Libre, que años después pasó a ser el grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que se presume sigue una linea ideológica asociada al marxismo. El expresidente paraguayo, Horacio Cartes, creó en 2013 la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) encargada de combatir al EPP, al que se le atribuyen 64 muertes y decenas de secuestros desde hace más de una década. 

En 2002 Arrom, Martí y Colmán viajaron a Brasil, antes de someterse a la Justicia paraguaya. Una vez en territorio brasileño, los tres activistas pidieron contar con el estatus de refugiados políticos y presentaron ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos un reclamo contra el Estado paraguayo por presuntas torturas por parte de las autoridades de ese país. Sin embargo, en junio de este año la corte negó el reclamo y absolvió a Paraguay de toda responsabilidad en las supuestas torturas al considerar que no había pruebas suficientes. 

Con ese fallo, el Comité Nacional de Refugiados (Conare) de Brasil revocó la condición de refugiados políticos a los tres hombres, aunque estos recurrieron unas horas antes de que expirara el plazo de apelación. 

La última palabra quedó entonces a cargo del ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, quien corroboró la decisión del Conare y retiró el refugio político a los tres paraguayos.

De esta forma, Paraguay estaba pendiente de la extradición de los tres hombres, pero mantenía una sospecha de riesgo de fuga que al final se confirmó.

El director de Inteligencia del Ministerio del Interior paraguayo, Carlos Benítez, dijo a Efe que todavía desconocen cuándo se produjo el ingreso de los tres a Uruguay, pero sospechan que se dio a lo largo del mes de julio. "No hubo ningún registro migratorio. No consta en el registro de Brasil ni en el de Uruguay, por lo que creemos que la salida se produjo de manera ilegal", dijo Benítez.

El jerarca explicó que aunque las autoridades brasileñas tenían vigilados a Arrom, Martí y Colmán, su sistema de monitoreo era "de manera aleatoria y no muy rígida", por lo que tuvieron "facilidad para abandonar el territorio" brasileño.

No obstante, el director de Inteligencia aseguró que ya trabajan con sus pares de Uruguay para averiguar el lugar concreto en el que están residiendo, y que, del mismo modo, la Cancillería y la Fiscalía también están "tomando recaudos" para lograr su extradición a Paraguay.

A pesar de que existía una notificación de código rojo de la Interpol sobre los tres hombres, sus datos se encontraban "bloqueados temporalmente", como señaló Benítez, a petición de los tres paraguayos que alegaron violación de sus derechos humanos.

Benítez confirmó que Paraguay ya ha solicitado a la Interpol que vuelva a activar el código rojo y que estos se han comprometido a hacerlo, aunque sin un plazo concreto.

Con información de EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...